Como lavar pañales de tela. Breve compilado de TODO lo que sé al respecto.

744
Como lavar pañales de tela. Breve compilado de TODO lo que sé al respecto.
744

lavado 100% efectivo en lavarropas con un impacto ambiental mínimo

Ahhhh, el lavado de pañales de tela, pasión de multitudes. Si no me creen lean hasta el final. Sí chicas. Todas lo sabemos. La duda #1 de clientes, curiosos bien intencionados y maleantes desprestigiadores de los pañales ecológicos es EL LAVADO. ¿Por qué pasa esto? Por dos motivos principales:


a) Por la memoria colectiva encriptada en el ADN humano. En este grupo suelen ubicarse los curiosos y los maleantes. Porque con la sola mención de la contraseña "pañales de tela" se activa un registro masivo de horror y esclavitud de mujeres y mujeres lavando y lavando pañales de tela. Pero tranquilos, respiren hooondo, de nuevo, una respiración máaaas... le vamos quitando intensidad a la escena... vemos todo en tonos de grises, suaves... se disuelve, se disuelve.... Ya está, ya está... Esa historia es parte del pasado. Los pañales de tela modernos hechos responsablemente son MUY FÁCILES de lavar. Tal vez no esté de más decir que los pañales GoGreen están hechos responsablemente, que nuestra prioridad es la seguridad del bebé y que somos LA marca argentina que se destaca por el 100% de aptitud para uso sanitario de sus insumos.

b) Por la peculiar exigencia multifunción femenina
. En este grupo entramos las mujeres que estamos reinscribiendo el ADN creando nuevas experiencias de conciencia y que ya entendemos que lavar los pañales de tela modernos hechos con insumos adecuados es realmente muy fácil. El tema es cómo lavarlos, con qué, cuánto, cuándo, dónde y toda otra pregunta de modo y lugar que se les pueda ocurrir. (incluyendo cómo secarlos, con qué y a qué temperatura y por cuanto tiempo). ¿Dónde está el dilema? En que queremos cubrir una amplia variedad de objetivos en un solo y simple acto: el lavado. Son por supuesto, nuestros objetivos sumamente válidos pero a veces pareciera ser que son irreconciliables entre sí: - que el lavado sea seguro para el bebé. Prioridad total. - que el lavado no arruine los pañales. - que el jabón limpie bien y sea ecológico. - que el lavado y secado sea rápido. ¿No sería hermoso ver todos esos objetivos cumplidos juntos? Bueno, me gustaría ayudar con esta nota a que nos acerquemos a este límpido y luminoso paraíso del lavado de los pañales de tela, al menos un poco. Entiendo que puede haber diferencias en el nivel de importancia de nuestras prioridades dependiendo de nuestros valores y no tengo la varita mágica pero sí tengo más de 4 años de investigación en el tema y tengo en mi haber muchas horas respondiendo consultas de madres acerca del lavado de pañales ecológicos. Puedo sintetizar mi experiencia en la siguiente frase: "Dime con qué están hechos tus pañales y te diré cómo lavarlos... o darlos de baja".

Para que el lavado sea seguro para el bebé y no arruine las telas al mismo tiempo no solo necesitamos saber qué jabón usar y en qué cantidad. Necesitamos saber sobre todo con qué insumos están hechos nuestros pañales
(lo ideal es que sean aptos para uso sanitario como es el caso de GoGreen).

¿Cómo saber qué telas son aptas? Ayuda bastante saber qué telas no lo son. Y la principal de ellas, en exceso valorada es el algodón. El algodón es bacteriano, es decir, que favorece el desarrollo de cultivos de bacterias en sus fibras. Aunque no tan conocidas ni famosas, existen telas muchísimo más seguras para el uso en pañales, como es el caso del bambú que es antibacteriano y otras telas técnicas, por ejemplo, nuevos textiles con microcápsulas de plata que inhiben el desarrollo de bacterias. Veamos los insumos habituales de los pañales de tela más en detalle.

1. Las telas absorbentes El algodón (incluye telas planas, toallas y franelas). Todos amamos el algodón, pero en pañales tiene dos importantes desventajas: la primera es que por la condición de su hilado aloja en su trama trazas microscópicas de las sustancias con los que entra en contacto, incluyendo la materia fecal. Y es sumamente difícil removerlas y la experiencia cotidiana nos lo demuestra por la dificultad que implica remover las manchas de este tipo de telas. Pero incluso pueden quedar trazas que no son visibles a simple vista. La prenda parece limpia y sin embargo puede no estarlo. Por eso en el caso del algodón es necesario "tratar" de algún modo la tela durante o luego del lavado para que sea segura. Si usás pañales de marcas que usan algodón o hiciste vos misma con remeras tus insertos o pañales de algodón y tienen olor, o dan olor intenso en cuanto el bebé los moja, es posible que debas limpiarlos a fondo. El algodón NO es un textil apto para uso sanitario y puede causar problemas en la piel o infecciones urinarias si no está limpio. La segunda desventaja del algodón son los pesticidas que se usan para cultivarlo. El 25% de los insecticidas y el 10% de los pesticidas DEL MUNDO se destinan a cultivo de algodón. Asegurate que tu algodón sea orgánico si querés evitar este problema. Hoy en día, que una prenda sea de algodón, no es garantía de que sea "natural". Que tu algodón sea orgánico certificado sí lo es.

La microfibra (incluye telas planas y toallas)
. Es una tela sintética hipoalergénica. En toallas es sumamente absorbente y se suele usar para hacer insertos o paños en forma segura. Por su gran capacidad de absorción puede llegar a guardar trazas de jabón así que te recomiendo que los laves con muy poco jabón y le des un excelente enjuague. Se arruina su absorción si se la lava con jabones grasos que impermeabilizan sus fibras absorbentes (jabón blanco, pan de jabón, jabón "azul" en pan, jabón de coco, suavizantes) y se desgastan las telas con el uso de cloro. No se daña si se lo lava con bicarbonato de sodio en cantidades moderadas, por lo cual los jabones en polvo que lo incluyen son seguros para esta tela (como el de Amway). Estas telas tienden a tomar olor si no se enjuagan bien y tienen la gran ventaja de tener un rápido secado comparado con otros textiles. Se puede secar al sol directo, se puede centrifugar en kohinoor y secar en lava secadora a 65°.

El bambú (inlcuye telas planas y toallas). El bambú es usado para la industria textil desde hace relativamente poco tiempo pero está volviéndose rápidamente un predilecto por sus cualidades antibacterianas e hipoalergénicas. No solamente no aloja trazas de sustancias que puedan entrar en descomposición y generar cultivos de bacterias sino que inhibe su desarrollo. También es un gran hipoalergénico. Por eso es usado en camisetas, ropa interior y de uso sanitario como es el caso de los pañales. En toallas de buen gramaje el bambú es hasta un 80% más absorbente que el algodón y su textura sedosa se mantiene suave pese al lavado intensivo. A diferencia del algodón, el bambú es una fibra natural que se hace a partir de la pulpa de la planta y no por hilado directo. Esta característica hace que reaccione de manera muy diferente ante ciertas sustancias y por lo tanto, debemos ser cuidadosas para no arruinarlo. NO se puede lavar con bicarbonato de sodio ni con jabones que lo contengan (como el de Amway) ya que literalmente lo desintegra. Es apto para uso sanitario y para su lavado es suficiente usar solo un 1/3 del jabón que usaríamos con el algodón quedando perfectamente limpio. No se debe usar el cloro, bicarbonato de sodio, el jabón blanco o de base grasa (incluyendo jabón de coco, etc), el suavizante. Al ser tan absorbente se recomienda lavar en lavarropas con cantidad mínima de jabón no graso y centrifugarlo para acelerar su secado. Se puede secar al sol directo, se puede centrifugar hasta 1000RPM y secar en lava secadora hasta 45°.

Otras telas
: existe más variedad de telas como el cáñamo, pero son muy difíciles de conseguir y tienen por tanto muy poca difusión y uso en nuestro país. EVITAR en todas las telas absorbentes el contacto directo con cremas de base oleosa como el hipoglós. Se puede usar oleo calcareo sin problema cuidando de evitar el abundante contacto directo con las telas absorbentes. Si tus paños no absoben como antes metelos en un balde con agua y removela hasta que no salgan globitos de aire (son chicos y cristalinos). Estrujá los paños con las manos aun sin sacarlas del agua. Si suben burbujas más resistentes y opacas a la superficie quiere decir que están obstruidos por falta de enjuague completo. El jabón es biodegradable y si no lo removés se descompondrá en tu pañal... ¡¡nadie quiere eso!! La mejor manera de evitar este problema desde el principio es no usar jabón blanco y no usar demasiado jabón en general.

2. Las telas impermeables. Se usan para la parte del cobertor o del pañal propiamente dicho. El PUL. A nivel mundial la tela preferida es el PUL. Su nombre es la sigla para "laminado poliuretánico" en inglés. En realidad no es una tela, sino un tratamiento que se le puede hacer a diversos textiles. Se trata de una membrana con micorporos que se impregna en la tela dándole respirabilidad y barrera de líquidos al mismo tiempo ya que intercambia moléculas de aire (más pequeñas) pero frena las de agua (más grandes). Hay muchos textiles que tienen este tratamiento pero en pañales el más conocido es el jersey de seda y se lo llama simplemente PUL aunque otras telas también tengan el mismo tratamiento y sean incluso más resistentes al uso intensivo (como el MicroPul que elegimos en GoGreen para los cober BIO). Se lava perfectamente bien en forma muy simple ya que es completamente impermeable y no toma manchas. El PUL puede delaminarse ante ciertas sustancias y temperaturas. Debe evitarse para su lavado el cloro, el vinagre, el sol directo, el centrifugado a más de 1000RPM, el secado en lava/secadora a más de 45°. Hay estudios que muestran que las aguas duras y su posible combinación con químicos (como el cloro) o metales pesados en el agua pueden desgastarlo más rápidamente. Existen muchas calidades de PUL que dependen de la calidad del laminado. Nosotros usamos PUL importado de USA con certificados de vida útil y de limpieza ambiental.

Todas las otras telas impermeables que se usan para hacer pañales
. Sea blackout (si chicas, blackout), tela cristal de forrar manteles (si chicas, lo que leen), bondeados impermeables o lo que se les ocurra, sepan que si no tienen membrana respirable NO SON TELAS aptas para uso sanitario en pañales por más que sean fabricadas por marcas. Es MUY importante que la piel del bebé respire para evitar que levante temperatura y se propaguen caldos de cultivo, especialmente en las nenas y los bebés con tendencia a dermatitis. Además, estas telas no están hechas para lavado intensivo y suelen tener una corta vida útil por el uso tan intenso que demanda un pañal. 3. Las telas siempre-seco. Existen muchas opciones de telas siempre seco. Se trata básicamente de una tela que permite que los líquidos pasen pero evita el "rebote" procurando mantener la colita del bebé seca. Esto se logra con una lámina sintética interna que repele la humedad y no la deja volver a mojar la otra cara de la tela. Por eso se suele usar como la primera capa, para que vaya en contacto con la piel del bebé. En el caso del sistema de bolsillo es la capa interna del cobertor. En el caso de GoGreen, es la capa superior de los paños absorbentes. Muchos usan un micropolar que es apto para uso sanitario pero a mi modo de ver no está bueno para un clima cálido como lo es la mayor parte de nuestro país. Dependiendo de la calidad, además de caluroso puede llegar a ser alergénico en pieles delicadas. Otras telas siempre seco, como la nuestra, son más delgadas y frescas y son hipoalergénicas- Respecto al lavado, se deben seguir las instrucciones de los absorbentes si está en los paños y las de los pañales o cobertores si es de sistema de bolsillo. Después de todo lo dicho, podemos sintetizar que usando pañales GoGreen el lavado es super simple, fácil y efectivo.

Por último, 3 tips que te van a pinchar la burbuja pero son super útiles.

1. Usar demasiado jabón impide dejar la ropa limpia
. El lavarropas está diseñado para golpetear las prendas contra los laterales del tambor y poder así limpiar a fondo la ropa. Si pones demasiado jabón no solo arruinás las telas sino que la espuma amortigua los golpes e impide que el lavado sea más efectivo. Me lo contó mi ingeniero industrial amigo. Y le creo.
2. Separando el oxígeno de la espuma.
La espuma de jabón no limpia tanto como creemos, aunque es muy bonita. Si tu jabón hace demasiada espuma usá menos cantidad o cambiá de marca. Suelen agregarse espumantes innecesarios a los limpiadores con fines netamente de sugestión. No te dejes engañar. ¿Ya probaste lavar con una tapita de shampú orgánico de caléndula de Weleda en el lavarropas? Nosotros sí, y nos funciona.
3. La ecobola es un placebo, pero ¡igual funciona!
Diversas asociaciones de defensa al consumidor testearon la ecobola y nos pincharon el globo: no es verdad que limpia más que un lavado solo con agua. Pero lo interesante fue que descubrieron que la diferencia de resultados entre el lavado con la ecobola y el de jabón es mínima. ¡Super! Quizás puedas sacarte por completo el tema del jabón de la cabeza y lavar solo con agua... como lo hizo nuestro linaje ancestral de mujeres. Pero esta vez, por más que el diario diga que se lavan a mano, nosotras tenemos el lavarropas y ni locas usamos jabón blanco ;)

Lic. Fernanda María Raiti

GoGreen. La evolución del Pañal
www.gogreentelas.com.ar

GoGreen secándose a la media sombra en el parque Nacional Lanin. ¡¡Nuestros clientes los usan incluso cuando van de camping!!
Etiquetas: bebe, ecologia, madre
Comentarios