Cómo hacer una bolsa caliente para el frío y los dolores musculares

38.5K
Cómo hacer una bolsa caliente para el frío y los dolores musculares
38.5K

La bolsa de agua caliente es un elemento tradicionalmente muy utilizado, tanto para aliviar el frío en invierno de una forma sencilla, como para tratar dolores de cintura, espalda y musculares en general.


Sin embargo, muchas veces un método tan sencillo puede olvidarse. Para calefaccionarnos utilizamos estufas que gastan electricidad o gas; y, del mismo modo, para tratar los dolores, solemos recurrir a medicamentos. En estos casos, es bueno tener las bolsas de agua caliente en cuenta.

Pero también, si no tienes una justo cuando la necesitas, o si van a usarla los niños, puedes hacer, en pocos minutos y con materiales que tienes en tu casa, tu propia bolsa de arroz, que podrás utilizar de la misma manera.

Bolsa caliente

Materiales

Bolsa caliente - materiales

  • Un calcetín
  • Arroz
  • Una bandita elástica
  • Aceite esencial de lavanda u otro (opcional)

Procedimiento

Bolsa caliente-diy

Armar la bolsa de arroz es muy sencillo. Solo tienes que llenar con arroz el calcetín (puedes ayudarte con un embudo o incluso con un tubo de papel higiénico para que entre fácilmente) y coser el otro extremo; o más simple aun: puedes atarlo con una bandita elástica bien apretada.

Si quieres, puedes antes mezclar el arroz con dos gotas de aceite esencial de lavanda u otro aceite relajante que te guste, para disfrutar de los beneficios de la aromaterapia.

¿Cómo utilizarla?

Bolsa caliente

1. Calienta tu bolsa. Algunas personas lo hacen en el microondas, pero si no tienes o no te gusta utilizarlo, puedes colocarla en la secadora o en una olla a baño maría (en una olla seca que esté encima de otro recipiente con agua caliente).

2. Para calentar la cama simplemente coloca la bolsa entre las sábanas.

3. Si quieres aliviar dolores musculares, aplica la almohadilla caliente sobre la zona afectada. Puedes hacer una almohadilla más larga para colocar alrededor de tu cuello reciclando unos calcetines largos, o hacer bolsitas pequeñas para aplicar fácilmente en otras partes del cuerpo. 

Fuentes:
Comentarios