Como hacer un techo vivo en 15 pasos

Compartir
Como hacer un techo vivo en 15 pasos

Techo vivo: Cubriendo techo con segundo geotextil y tierra negra

Qué es un techo verde? Cuáles son las etapas de construcción? Aquí explicamos nuestra experiencia personal paso a paso.


Esta es nuestra experiencia en la auto-construcción del techo vivo de EcoCasa Suyana. Nos dimos cuenta de que, si bien se ven muchos techos verdes en la zona, y existe un código de edificación que toma en cuenta las fachadas verdes, en Argentina aún no esta estandarizada la construcción de las mismas. Por lo cual tuvimos que investigar mucho, en bibliografía, en el terreno con vecinos que tienen techos verdes, y buscamos consejos de profesionales como nuestro arquitecto y vendedores de materiales de techos verdes.

Las decisiones que tomamos fueron para nuestro caso particular, y les puede servir de inspiración, pero cada caso es distinto.

La construcción de un techo verde es variable y depende de ciertos parámetros como:
- La inclinación del techo: fuerte pendiente o baja pendiente?
- La forma y superficie del techo: un agua, dos aguas, circular...?
- La orientación: pleno sol (orientación norte en el hemisferio Sur, y viceversa), media sombra?
- Clima local: hay heladas, fuertes vientos?

El techo de EcoCasa Suyana es relativamente fácil en este aspecto:
- Pendiente moderada (8%)
- Techo a un agua de 120 m2
- Orientación pleno norte (mucho sol!)
- Clima templado continental: lluvias en primavera y verano, veranos cálidos, inviernos secos y pocas heladas (pero quien sabe lo que nos espera con el cambio climático!)

Etapas constructivas

1. Planificación
2. Acopio de materiales
3. Hacer desagües en techo. En nuestro caso perforamos el machimbre con una mecha copa de 52 mm. Le pusimos una conexión de tanque de agua, y un atrapa hojas (si se consiguen coladeras de azotea, mejor).
4. Organizar fecha en función de disponibilidad de amigos u obreros, y del clima
5. Asegurar que el techo no tiene clavos sobresaliendo ni irregularidades en la superficie de apoyo
6. Protección de la membrana. Cubrir techo de una primera capa de geotextil o plástico polietileno de 200 micrones
7. Membrana impermeable. Cubrir techo de geomembrana de 500 micrones. Asegurar solapes, especialmente el de la parte superior del techo. En caso de fuerte viento posar materiales pesados pero no punzantes como cubiertas o maderas para que no se vuele el plástico.
8. Geotextil resistente al paso de raíces. Cubrir el techo de geotexil de 150 g/m2. En caso de fuerte viento cubrir una primera parte, ponerle peso y luego la otra. Asegurar un solape de unos 20-30 cm. Habrá que perforar este geotextil para pasarlo por el desagüe.
9. Canales de drenaje. Hacer un borde de piedras para asegurar drenaje, y que las raíces no puedan pasar debajo de la membrana por los bordes del techo. Esta etapa es muy importante y tiene que tener unos 30 cm de ancho (G. Minke). Nosotros usamos granza, y le dimos la altura de la totalidad de los materiales en el techo, entre 10 a 15 cm. Al posicionar la granza, hay que vigilar que proteja bien los alrededores de las bocas de agua, ya que cuando el techo este cargado y reciba agua va a hacer presión sobre los desagües.
10. Capa drenante. Existen diferentes maneras de hacer la capa drenante: ya sea con una capa especial de plástico drenante tipo huevera, o con materiales ligeros naturales tipo arcilla expandida. Nosotros lo hicimos con los materiales que se conseguían en la zona: arena y vermiculita, y trajimos piedra pómez para darle volumen y alivianar la mezcla. Lo importante es tener un material inerte, ligero, no punzante, que permita que el agua circule y no se hagan charcos en la parte de la tierra. Cubrimos en orden con: arena, piedra pómez y vermiculita.
11. Segunda protección anti-raices. El proveedor de la geomembrana nos aconsejó ésta segunda capa. La vimos en el libro de Minke, pero ningún vecino la tiene. Decidimos hacerla, para retener más la tierra que va por encima, y garantizar una protección extra ANTIRAICES. Esta capa también tiene que tener un solape (nosotros lo hicimos de 10-20 cm, siendo ya la segunda capa). Habrá que perforar este geotextil para pasar por el desagüe.
12. Sustrato. Cubrir de tierra negra, que permite el desarrollo controlado de las raices y su anclaje, y almacena agua. Este sustrato puede ser empobrecido para evitar el crecimiento descontrolado de la vegetación. Esto se logra mezclando la tierra con perlita, arcilla expandida, arena de río o arena volcánica. En nuestro caso por temas de tiempo solo subimos tierra negra que compramos en camión. La idea es lograr una capa de unos 10 cm.
13. Siembra. Tirar semillas al voleo. Es recomendable que la vegetación sea la existente en el lugar, o que al menos esté adaptada a los regímenes ambientales locales. Cubrir con una capa de tierra para que no se vuelen las semillas o se las coman los pajaritos. La capa de sustrato tiene que tener aproximadamente 10 a 15 cm en total.
14. Completar si es necesario el borde con más granza.
15. Regar, o en nuestro caso dejarle el trabajo a las lluvias de primavera!


Consejos

- Dejar siempre más geomembrana en la parte trasera porque se va "cayendo" y trasladando hacia el frente con el peso.
- Asegurar bordes de geomembrana con grampas, cortar excedente y luego ponerle ganchos a medida, dependiendo del tipo de cenefa.
- Intentar hacer la instalación un día sin viento!
-Empezar y terminar lo antes posible. Nosotros lo hicimos en 3 días. Hacer un techo vivo supone muchos desafíos, técnicos y logísticos.
-Resolver los detalles de los bordes. Uno se concentra en la receta que usará para las capas del techo, pero lo relevante que son los bordes y los encuentros a veces queda relegado.

Bibliografia

Placitelli, Carlos; Techos Verdes en el cono Sur
Minke, Gernot; Techos verdes, Editorial Fin de Siglo, Montevideo 2004
Catalogo de plantas para techos verdes; INTA

Fuente: www.ecosuyana.com  y https://ecosuyana.com/2016/11/18/techo-vivo/

Colocando Geomembrana de 500 micrones
Comentarios