Cómo hacer un domo con sacos de tierra

94.7K
Cómo hacer un domo con sacos de tierra
94.7K

El domo es un elemento arquitectónico que se utiliza para cubrir un espacio mediante arcos ubicados en torno a un punto central de simetría.


En esta oportunidad, aprenderás a construir un domo tú mismo utilizando sacos de tierra y grava. Originalmente, este método fue muy utilizado por los militares para construir refugios en batalla o bien para controlar las inundaciones en los acampes. Pero también puede utilizarse para construir viviendas de manera natural y ecológica.  

Las paredes creadas de esta forma tienen la ventaja de ser capaces de resistir duras condiciones meteorológicas como terremotos o ciclones.

El material principal de este método de construcción sustentable son las bolsas de polietileno rellenas de tierra y grava. Estas bolsas permiten drenar fácilmente la humedad, son económicas y permiten construir de manera relativamente rápida y fácil, sin utilizar cemento, estructuras ni equipos costosos. Tampoco precisarás de muchas herramientas ni materiales, de manera que podrás hacerlo aunque no seas un experto en carpintería.

¡Anímate a construir tu propio domo y utilízalo como despensa, refugio o vivienda ecológica!

Procedimiento general

- En primer lugar, debes armar las bolsas, que serán el material base que utilizarás en toda tu construcción. Para esto, toma los sacos vacíos de polietileno y rellena los correspondientes a las primeras dos filas con grava para evitar que absorba la humedad. Luego, cose los extremos para cerrarlos.

- Una vez que los tengas listos, limpia y nivela el terreno. Luego, realiza una zanja del tamaño que tendrá tu domo. El suelo debe estar ligeramente húmedo para poder trabajar con facilidad. 

- Coloca las bolsas directamente en la zanja en forma circular, empalmando un saco sobre otro. Entre una fila y otra, une los sacos entre sí con alambre de púa. 

- Después de las dos primeras filas de bolsas, añade tierra alrededor de los lados y presiona para asegurarlas.

- Mide el radio de cada fila de bolsas para mantener un círculo exacto. Asegúrate de que cada bolsa se encuentra a la misma distancia del punto central. Golpea la parte inferior de cada bolsa con una tabla hasta que se alinee con el centro de la cúpula.

- Luego de la segunda fila, rellena las bolsas con tierra, ya que has superado el nivel en que la humedad del suelo puede generar problemas en la construcción.

- Repite este proceso de  puesta y apisonamiento de bolsas en toda la cúpula.

Este ejemplo está terminado con un techo verde que cubre vegetalmente el domo. Puedes aprender los 6 pasos para hacer un techo verde y hacer de tu refugio un lugar mágico. 

¿Te animas a hacerlo? Elíge este método y opta por un modo de construcción económica y, especialmente, eco-amigable. 

Fuentes:
Comentarios