Cómo hacer para que lo que digan los demás sobre tu cuerpo no te importe

Compartir
Cómo hacer para que lo que digan los demás sobre tu cuerpo no te importe

Cada uno de nosotros es único, especial y perfecto tal como es. Pero a veces, puede ser difícil verlo. Sobre todo con la presión que hay sobre el aspecto físico, especialmente en el caso de las mujeres. Las publicidades, el mercado, e incluso las redes sociales puede hacernos caer en comparaciones que afecten nuestra autoestima. "¿Por qué no soy así?" "¿Qué es lo que tengo que hacer para lucir como las modelos famosas?"


[Lee también:  Cómo callar al fin tu vocecita interna negativa y pensar en positivo]

Pensamientos como ésos pueden ser muy malos porque pueden frustrarnos, llenarnos de pensamientos negativos hacia nosotros o incluso impulsarnos a hacer cosas que dañen nuestra salud en la desesperación de "vernos bien". Por eso, lo primero que debes entender es que todo ideal de belleza es eso: un ideal. Y que muchas de las cosas que ves, no son tan "perfectas" como parecen. Es mejor que antes de querer ser o parecer otro, comiences por pensar en ti, cuidarte, amarte y aceptarte. Solo así te sentirás y verás con mucho más brillo. 

[Lee también: 5 formas de aumentar la confianza en ti mismo]

Mira aquí algunos consejos para empezar a hacer que lo que opinen los demás no te afecte. 


1. Sé realista: no creas todo lo que ves

Hoy hay muchas cosas que pueden distorsionar la imagen que tienes de lo que te rodea. Filtros, edición de imágenes, y retratos súper planeados que parecen totalmente espontáneos. Comienza por hacer caer el ideal que tienes. Nadie es perfecto. Y la perfección, como tal, tampoco existe. Solo hay personas más o menos felices consigo mismas, y eso no es algo que puedas ver en una fotografía. Mejor concéntrate en lo que te hace bien. Ésa será la mejor manera de no perder el rumbo y ser auténtico contigo. 

2. Acéptate por entero 

Las personas que se aceptan a sí mismas irradian seguridad hacia afuera. A veces, la mejor estrategia para verse bien es sentirse feliz hacia dentro. La imagen externa es solo un reflejo. Somos un todo, y verte como en las fotografías que idealizas, no hará que te sientas más pleno. Eso es un trabajo interno y va por otro camino. No dejes que te confundan. 

[Lee también: 4 problemas de autoestima que pueden estar afectándote más de lo que crees]

3. Haz lo que te gusta 

A veces mirar mucho a los demás puede ser una forma de dejar de pensar en ti. Es más fácil compararse y lamentarse que asumir las riendas de nuestra propia vida. Por eso, si ves que hay algo que no funciona bien y te sientes inconforme, pregúntate qué puedes hacer para estar mejor. Quizás pueda ser hacer algo que te guste, o resolver un tema profundo que esté molestándote. Y eso, seguramente se refleje hacia afuera en tu propia visión de ti. Vuelve para dentro, conéctate y verás cómo mejora. 

4. Cuídate

Aceptarse no quiere decir "dejarse estar". Cuidarse siempre es una manera de amarse a sí mismo. Eso quiere decir encontrar un punto medio: ni exagerar ni privarse. Eso puede aplicarse a todo: deporte, comida, relaciones, etc, etc. La clave está en el equilibrio. 

[Lee también:  4 consejos para materializar lo que deseas]

5. Evita los comentarios negativos hacia ti mismo

Lo que constantemente te digas internamente es muy posible que termines creyéndotelo. Y todo lo que tú te creas también se lo creerán los demás. Usa ese poder a tu favor y comienza a cambiar esas creencias. Prueba hablarte de manera positiva, no seas tan crítico contigo. Y verás cómo tu seguridad irá poco a poco creciendo y abriéndose paso.

6. Revisa las relaciones tóxicas

Si estás rodeándote de amigos o situaciones que constantemente hablan de su imagen corporal en un sentido negativo, están pendientes de eso, e incluso te critican, revisa si esto realmente te hace bien. Quienes te rodean pueden nutrirte o bien hacerte daño sin querer. Puede que si estás en una situación como ésa sea mejor que cambies de ambiente. Un entorno con otros intereses puede ayudarte a desviar la atención hacia algo que te haga bien.

[Lee también:  6 cosas que aprendí al salir de una relación tóxica]

7. Entiende que lo que digan los demás es solo su opinión

Las personas pueden decir muchas cosas; incluso sin pensar. Pero eso no debe importarte. Lo que tiene validez es tu propia opinión de ti mismo. Ése debe ser tu "escudo protector" ante comentarios negativos o tóxicos que no apunten a construir.

8. Reconoce y haz foco en lo positivo

Tu cuerpo es un tesoro. Gracias a él puedes hacer muchas cosas a las que normalmente no les prestas atención. Valora sus funciones más allá de un criterio estético. Aprende a valorar lo más simple.

Fuentes:
Etiquetas: autoestima, cuerpo
Comentarios