Cómo hacer ghee, una mantequilla sin lactosa

21.4K
Cómo hacer ghee, una mantequilla sin lactosa
21.4K

La mantequilla clarificada o Ghee, muy utilizada en la India, y que puedes aprender cómo hacer en este artículo, se obtiene mediante un proceso de cocción muy lento en el que se eliminan de la mantequilla común el agua, las proteínas, los azúcares y la lactosa, pero se conservan su sabor y textura.


El antiguo sistema de medicinal tradicional india, Ayurveda, considera al Ghee un alimento capaz de proveer juventud y longevidad.

Dentro de sus propiedades, contiene un 27% de aceites monoinsaturados, asociados con la prevención del cáncer y las enfermedades cardíacas. Además, posee antioxidantes naturales, y vitaminas A, D, E y K.


mantequilla clarificada sin lactosa

Esta mantequilla es ideal para quienes tienen intolerancia a la lactosa, además de que permite incorporar grasas buenas para el cuerpo. Su consumo, además, no aumenta el colesterol.

También, ayuda a equilibrar la acidez estomacal y mantener las paredes del estómago reparadas, elimina el exceso de bilis, y ayuda a combatir el estreñimiento. Internamente también se le otorga la propiedad de favorecer la memoria, la fuerza y la percepción.

Además, esta mantequilla tienes otras propiedades como el tratamiento de quemaduras, erupciones, alergias y cicatrices. Incluso tiene la capacidad de conservarse por más tiempo.

Aunque puedes adquirirla, ¡también puedes hacerla tú mismo!

Ingredientes

(Para hacer 500ml)

- 750 gramos de mantequilla (preferiblemente de buena calidad y sin sal)

- Una olla y una cuchara de madera

- Un recipiente de vidrio para conservarla

- Un colador fino

- Un trozo de tela o gasa limpio

Preparación

mantequilla sin lactosa

1. Coloca la mantequilla en la olla a fuego medio. Cuando comience a fundirse, no la tapes, ya que el contenido de agua debe evaporarse. Verás que los sólidos, junto con el agua, comenzarán a flotar formando una capa blanquecina.

2. La mantequilla comenzará a hervir y los sólidos comenzarán a desintegrarse. Se formarán burbujas grandes y transparentes. Reduce el fuego y revuelve de vez en cuando para evitar que se pegue.

mantequilla sin lactosa

3. Verás que se forma una capa espumosa y densa. Baja aun más la temperatura y deja hervir a fuego lento.

4. Apaga el fuego, pero no quites la olla de la hornalla. En la superficie verás una capa de espuma fina, y los sólidos, de color marrón, estarán en el fondo del recipiente.

mantequilla sin lactosa- filtrar

4. Cuando el líquido sea de color ámbar, con un poco de espuma flotando, es el momento de dejar enfriar y filtrar con el colador forrado con tela.

5. ¡Ya está lista tu mantequilla! Guárdala a temperatura ambiente.

mantequilla sin lactosa

Dentro de la alimentación diaria se puede utilizar para acompañar cereales, legumbres, hortalizas y verduras, además de poderse untar como la manteca convencional sobre un pan tostado en el desayuno o merienda.

También puedes crear variaciones de ghee con aceite de coco, mezclándola una vez colado con él en partes iguales y removiéndolo mientras se enfríe para integrar bien. Además, puedes especiarla en el proceso de preparación cuando la mantequilla se haya fundido, añadiendo hierbas y especias.

Fuentes:
Etiquetas: lacteos, mantequilla
Comentarios