Cómo hacer germinar las semillas 3 veces más rápido

33.0K
Cómo hacer germinar las semillas 3 veces más rápido
33.0K

Hacer germinar una semilla es uno de los procesos más sencillos, pero a la vez más asombrosos que vuelven a ponernos frente a una las maravillas más pequeñas de la naturaleza: el nacimiento de una nueva planta.


Si quieres hacer tú mismo el proceso y comenzar a germinar tus semillas puedes aprender aquí el método de pre-germinación que es muy fácil y rápido. Además, te permitirá reducir el tiempo de germinado en un 70% y obtener hasta el doble de éxito, ya que podrás plantar solamente las semillas que se encuentren sanas y hayan germinado.

También puedes conocer otros métodos, los beneficios de consumir germinados, y las plantas que podrás cosechar fácilmente


Cómo hacer germinar las semillas 3 veces más rápido

Ésta es una actividad tan sencilla que puedes hacerla junto a niños para que ellos también disfruten y aprendan de cuidar y ver crecer a sus pequeñas plantas.

Para hacerlo solo necesitarás un recipiente plástico o de vidrio con tapa, un trozo de papel de cocina, agua y tus semillas.

Ten en cuenta que las semillas que germinan más rápido son las de la familia de la col (brócoli, coliflor, lechuga). Por el contrario, los más lentos son la berenjena, el apio o el hinojo, por ejemplo. El tomate, la remolacha, la acelga, la calabaza o las cebollas tardarán alrededor de tres días.

¿Cómo realizar este método?

Cómo hacer germinar las semillas 3 veces más rápido - papel

1. Coloca el papel absorbente sobre la parte inferior del recipiente y añade un poco de agua para humedecerlo por completo. Procura no excederte.

2. Añade las semillas sobre el papel y cierra el recipiente. Si quieres puedes rotular la tapa si es que tienes varias semillas diferentes germinando en recipientes distintos.

¡Y listo! Observa cómo las semillas comienzan a germinar. ¡Algunas pueden germinar en solo un día!

Cómo hacer germinar las semillas 3 veces más rápido

Una vez que veas que las raíces comienzan a nacer, quítalas con cuidado del papel, ya que si se vuelven muy largas será difícil desprenderlas. Luego plántalas en macetas (que luego puedas transplantar a tierra), colócalas en un sitio que reciba buena luz del sol, riégalas suavemente, y espera hasta ver las pequeñas hojas crecer.

¡Disfruta del nacimiento de una nueva vida!

Fuentes:
Etiquetas: germinar, semillas
Comentarios