Cómo hacer crecer uñas fuertes y sanas

305.5K
Cómo hacer crecer uñas fuertes y sanas
305.5K

Para tener uñas fuertes y resistentes, es importante llevar adelante una rutina que ayude a tu cuerpo a que esto suceda. Un buen comienzo puede ser por una dieta rica en calcio y proteínas. Aparte, puedes ayudar a tus uñas aplicando cremas hidratantes y nutritivas por la noche. Otro buen consejo es protegerlas cuando hagas tareas manuales, pues el maltrato hacia tus manos causa astillamientos y quiebres del esmalte natural de nuestras uñas.


Cuando notes imperfecciones o debilitamiento, lo mejor que puedes hacer es limar las uñas suavemente y aplicar una capa protectora de esmalte con complementos que las fortalezcan. Además, puedes contribuir al sano crecimiento de tus uñas con los siguientes trucos y consejos:

Ajo

Uno de los ingredientes naturales más conocidos para ayudar a que las uñas crezcan es el ajo y hay muchas maneras de aplicarlo. Una de las más sencillas consiste en machacar uno o dos ajos y a continuación, colocar la pasta sobre las uñas durante 10 minutos. Repite, si es posible, todos los días. Esta es una excelente mezcla para la prevención de bacterias, para mejorar la circulación y para hacer crecer las uñas de forma natural.

Si mezclas ajo con limón podrás mejorar este remedio casero para hacer crecer las uñas. Machaca un diente de ajo grande y ponlo a hervir en media taza de agua. Cuando el líquido haya hervido, quita el recipiente del fuego y espera a que enfríe para añadir una cucharadita de jugo de limón. Mezcla todo y viértelo en un envase de esmalte para uñas vacío. Aplica esta mezcla cada noche antes de irte a dormir y comprueba si tus uñas crecen con rapidez.

Cola de caballo

La cola de caballo es una planta medicinal que puede ser usada para tratamientos estéticos, incluidos los que sirven para hacer crecer las uñas naturalmente. Para esto, prepara una infusión de esta hierba y déjala enfriar. A continuación, sumerge tus uñas en este líquido por 15 minutos. Puedes repetir este procedimiento en varias ocasiones y a través de la semana si deseas obtener resultados rápidos.

Leche

Un buen consejo para que tus uñas crezcan sanas naturalmente, es remojarlas en la siguiente mezcla: media taza de leche mezclada con el jugo de un limón. Durante 15 minutos sumerge tus manos o pies, y repite por lo menos tres veces por semana. Poco a poco, tus uñas se irán fortaleciendo y crecerán más rápido y fuertes.

Esmalte fortalecido

Añade un ajo machacado al esmalte o brillo de uñas. Este remedio casero se obtiene dejando macerar el ajo durante una semana dentro del producto. La idea es aplicar la mezcla cada día sobre las uñas. Tiene un fuerte olor y por eso tal vez prefieras evitarlo, ¡eso sí! si sueles morderte las uñas, es un buen truco para recordarte no hacerlo.

Aceite

También puedes probar con sumergir tus uñas en aceite de oliva durante diez minutos. Al mismo aceite puedes agregarle jugo de limón y aplicarlo sobre tus uñas y deja que actúen por veinte minutos antes de enjuagarlas.

Ten en cuenta que es clave proteger tus manos cuando realices tareas, ya sea en contacto con productos de limpieza o manipulando elementos pesados o toscos. Tómate el tiempo para mimarte y cada tanto hazte una manicura para mejorar el aspecto de tus manos y cuidar tus uñas.

Mantener las uñas secas es una de las cosas esenciales a tomar en cuenta para tener las uñas más fuertes y evitar que se debiliten en exceso.
Si tus uñas están en constante contacto con el agua, líquidos y productos químicos, es probable que su crecimiento se vea dificultado, ya que en estas condiciones la estructura se quiebra más fácilmente.

Tener las manos secas es un buen primer paso para lograr mejorar el aspecto de las mismas. Para esto, puedes usar guantes de goma al limpiar y, tras terminar las tareas que impliquen contacto con el agua, puedes secarte bien las manos y aplicar crema hidratante.

Si notas que tu pelo se cae, que tus dientes se amarillean fácilmente o que tus uñas se quiebran con demasiada frecuencia entonces tal vez estés sufriendo una deficiencia de calcio.  Conoce las fuentes vegetales de calcio o consulta a un médico, ya que puede tratarse de una cuestión de salud más importante.

Fuentes:
Comentarios