Cómo hacer chocolate casero...que no se derrite fuera del refri

Compartir
Cómo hacer chocolate casero...que no se derrite fuera del refri

Chocolate casero versión "trufa"

Una de las cosas más desafiantes de volverse autosustentable como ciudadano, es desarrollar los propios productos básicos, pero haciéndolo bien. La mayoría de las recetas que encontramos en Internet son inaplicables (porque los ingredientes son difíciles de encontrar, o porque no tenemos el tiempo suficiente para llevarlas a cabo, o porque se requiere un equipamiento del que no disponemos) o bien lisa y llanamente son incorrectas.

Intenté, en base a las recetas que encontraba en Internet, realizar mi propio chocolate...pero el problema siempre era el mismo: lo sacabas del refrigerador, y se derretía en segundos. Fue así que decidí que encontraría mi propia receta.

Después de mucha experimentación y fracasos, publico mi receta de trufas de chocolate (es decir, chocolate casero, pero cuya textura queda como de trufas). Aún me falta llegar al "chocolate" como el que se compra, pero esto ya es lo mismo que las trufas que compramos en chocolaterías artesanales.

Ésta receta no se encuentra en Internet fácilmente, asique la publico aquí, para chocolate amargo pero con leche (es decir, tiene sabor a chocolate amargo pero lleva un poquito de leche para no agregar tanta azúcar y aún así bajar el amargor).

Como lo que más utilicé para crear mi receta fue la intuición y la experiencia en cuanto a artes culinarias se refiere, escribí aquí la receta lo más precisa posible, pero sugiero usar el criterio personal, así como tuve que hacerlo yo.

AQUÍ ESTÁ:

Utensilios: olla grande, olla pequeña, cuchara de madera, espátula de metal, espátula de silicona, cuchillo, moldes (opcional).

Ingredientes: Partes iguales de cacao, azúcar glass (o mascabado procesado en la licuadora, que es el que yo usé), manteca de cacao. Un chorrito a ojo de agua, un chorrito de leche.

Preparación:

1. Poner una olla con agua común a hervir. Arriba, poner otra ollita más pequeña, para hacer baño maría. Una vez que hierva el agua, bajar la temperatura a mínimo. EL ASUNTO DE LA TEMPERATURA ES IMPORTANTÍSIMO: la preparación del chocolate NO DEBE HERVIR.

2. Rallar la manteca de cacao, ponerla en la olla a derretir a baño maría. Por otro lado, preparar el cacao mezclado con el azúcar.

3. Agregar el cacao y el azúcar lentamente, ir mezclando CON CUCHARA DE MADERA. Si vemos que la mezcla se está calentando demasiado, la sacamos del fuego y seguimos mezclando....y luego volvemos al fuego. Vamos integrando la mezcla, seguimos cocinándola hasta obtener una preparación homogénea. Aún cocinando y revolviendo, agregar un chorrito de leche, mezclar, integrar. Agregar un chorrito de agua, mezclar, integrar. El azúcar debe disolverse completamente. El sabor debe ser dulce, porque si aún es amargo o muy fuerte significa que aún el cacao y el azúcar no se han integrado. Seguir cocinando hasta llegar a punto cinta, almíbar espeso.

4.. Seguir cocinando...toma unos 10/15 min como mínimo.

5. Sacar el chocolate del baño maría, enfriarlo a temperatura ambiente. Este proceso es EXTREMADAMENTE IMPORTANTE (templar el chocolate). Una vez que esté a unos 20 o 30 grados, empezamos a trabajarlo sobre la mesa limpia, con espátula y cuchillo de metal; lo extendemos, lo volvemos a poner junto; lo vamos trabajando para enfriarlo y que se vaya endureciendo. Eventualmente, se irá endureciendo lo suficiente como para poder ser tomado con las manos. En esta etapa, le daremos forma. Podemos estirarlo sobre la mesa, cortarlo e ir tomando partes para hacer bolitas (para las trufas), o darle la forma que queramos.

6. Envasar (en bolsitas, celofán o papel encerado) y refrigerar. Aunque se los saque del refrigerador, mantendrán su forma.

PROVECHO!


Comentarios