Cómo hace una Reserva del Amazonas Peruano para cuidar nuestros tesoros

Compartir
Cómo hace una Reserva del Amazonas Peruano para cuidar nuestros tesoros

Nota por Agostina Herrera 


Entre arroyos y cascadas, y rodeado de atractivos paisajes con una amplia vegetación donde conviven diferentes especies de animales exóticos, se encuentra la Reserva Ecológica Chontachaka, que trabaja hace más de 10 años por recuperar y conservar los suelos amazónicos, una de las regiones más biodiversas del mundo.  

Está situada al sureste de Perú, en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera del Manú, donde se han registrado centenares de especies de mamíferos y miles de aves; y donde se ha marcado el récord mundial de diversidad de especies de anfibios y reptiles.

Sin embargo, los suelos amazónicos fueron fuertemente dañados a lo largo de los años y todo el ecosistema está sufriendo grandes impactos a causa del calentamiento global. Además, según una investigación del “Tyndall Center for Climate Change”, Perú es considerado el tercer país más vulnerable al cambio climático.

Mona Paula, fue rescatada y ahora es la integrante más reconocida de la Reserva. Foto: Agustín Carri

Chontachaka fue creada en 2006 con la convicción de que las propuestas de vida sustentable no deben ser vistas de una manera utópica, sino como soluciones realistas con la capacidad de implementarse a tiempo. Así, trabajadores y voluntarios de la Reserva actúan con la seguridad de que la conexión con nuestro entorno es el norte de una nueva relación hombre-naturaleza.

Magdalena Ruiz es la fundadora de la REC. Una mujer soñadora y de espíritu emprendedor que llegó a las tierras lejanas del Amazonas, donde vio nacer a sus hijos, con el propósito de lograr una restauración ecológica integral del predio privado de Palmaceda, al sureste de Perú. Junto a profesionales, implementaron un proyecto para lograr la recuperación de los bosques amazónicos, mediante la reintroducción de especies vegetales diversas de valor ecológico, ornamental, medicinal y/o económico.  

Actualmente la Reserva, cuenta con 190 hectáreas de bosques amazónicos, donde se ha replantado más de 6000 especies de árboles nativos a lo largo de una década. Aún así, es esencial contar con más manos para llevar a cabo el proyecto y expandir las zonas de acción. Por eso, comenzaron una Campaña Crowdfunding bajo el lema #SupportChontachaka para poder juntar recursos que permitan continuar con esta iniciativa y replicarlo en zonas contiguas.

Por otro lado, a través del establecimiento de un área de conservación, también se logrará ampliar las zonas-refugio para especies animales y vegetales amenazadas en los bosques contiguos al predio. 

Foto: Agustín Carri

La REC está formada por profesionales, colaboradores y voluntarios. Cuenta con el apoyo de estudiantes de biología de la Universidad de San Antonio Abad de Cusco. Asimismo, centenares de voluntarios de todo el mundo se suman durante todo el año a los esfuerzos de la organización por la recuperación de los equilibrios ecológicos de la Amazonia.  

¡Tú también puedes sumarte para ayudar a nuestra tierra! Con cada colaboración se aporta a la regeneración ecológica de los suelos amazónicos de Perú.  Además, hay recompensas para quienes se sumen y diferentes opciones para colaborar.

¡Ayudando al ambiente, nos estamos ayudando entre nosotros y a las futuras generaciones!

Don Mario, trabajador de la reserva. Foto: Agustín Carri.

Conocé más sobre Chontachaka y cómo podés unirte a la campaña aquí: http://bit.ly/2v3jmZH 

No te pierdas el video:


Más info: reservaecochontaka@gmail.com

Fuentes:
Comentarios