Cómo consumir la cúrcuma para prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas

Compartir
Cómo consumir la cúrcuma para prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas

La cúrcuma se utiliza como especia hace cientos de años. Es de color amarillo intenso o anaranjado, y tiene un sabor muy particular.


Pero lo más importante de la cúrcuma no son sus cualidades como condimento, sino sus propiedades medicinales.

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, beneficios para el para el hígado y anticancerígenas. También eleva las defensas,  previene las enfermedades del corazón y ayuda a desintoxicar los pulmones de los fumadores.

Sin embargo, aunque muchas personas han oído hablar de todos esos beneficios, puede ser confuso averiguar cuánta cúrcuma y cómo se debe consumir para disfrutar de sus efectos. 

Condimentar con ella algún plato delicioso un par de veces a la semana es un hábito muy saludable, pero no es suficiente para prevenir enfermedades graves ni para revertir una inflamación interna gracias a los efectos de esta raíz. Para aprovecharla al máximo, hay que consumirla todos los días, y teniendo en cuenta algunas recomendaciones.


cúrcuma

Cómo consumir la cúrcuma de forma medicinal

prevenir enfermedades con  curcuma

Para tomar la cúrcuma de forma medicinal, se recomienda consumirla tres veces al día. Si se utiliza la cúrcuma en polvo, se recomiendan 400 a 600 mg. 

La forma más sencilla de incorporarla es o bien preparando un té, que también puede hacerse con la raíz (en ese caso, se recomienda consumir entre 1,5 y 3 gramos de raíz al día), o bien agregando una cucharadita de cúrcuma en polvo en las sopas, salsas, o preparando una limonada de cúrcuma

Consumirla tres veces al día de esa manera ya tendrá un efecto que puede ser notorio, y cumplirá una función preventiva. Pero si se quieren aprovechar sus propiedades realmente al máximo, y tomarse como tratamiento, por ejemplo, para revertir un proceso inflamatorio, hay que hacer aun unos ajustes más.

Tratamiento con cúrcuma en ayunas

Cúrcuma

Esta manera de consumir la cúrcuma lleva algo más de esfuerzo, se necesita dedicar un tiempo cada mañana al tratamiento y para eso hay que tener paciencia; pero será la forma más efectiva.

La cúrcuma se tomará también tres veces al día; una en ayunas; otra, en el almuerzo; y la última, en la cena. Pero la del desayuno tendrá algunas particularidades:

  1. Al despertar, toma un vaso de agua tibia con limón.
  2. A los 5 minutos, mastica algunos frutos secos, como almendras o nueces. Esto activa el estómago para que cuando la cúrcuma llegue a él, se encuentre trabajando y la procese mejor.
  3. 5 minutos más tarde, toma simultáneamente una cucharadita de un elemento graso (puede ser aceite de ajonjolí, coco, mantequilla clarificada, aceite de oliva), una cucharadita de cúrcuma, y un té de hierbas caliente, para que el calor en el estómago ayude a la absorción.
  4. 10 minutos más tarde, desayuna normalmente.
  5. En el almuerzo y en la cena, toma otra cucharadita, mezclada con una sopa o con alguno de los alimentos. Si no se puede mezclar, consúmela con un elemento graso en la mitad de la comida, cuando el estómago esté activo.
Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Etiquetas: cúrcuma
Comentarios