Cómo conservar la madera naturalmente

21.5K
Cómo conservar la madera naturalmente
21.5K

La madera es un material de origen vegetal muy útil y versátil que el hombre ha utilizado desde la antigüedad para la construcción. Pero el paso del tiempo, la humedad y la radiación del sol suelen arruinarla o quitarle su brillo natural. Este desgaste natural se ve empeorado en el caso de ventanas o muebles de exterior. 


Los productos que se comercializan como barnices, restauradores o pinturas para su conservación y tratamiento contienen sustancias sintéticas que contaminan el medio ambiente y pueden provocar problemas de salud.

Por eso, puedes optar por alternativas naturales para preparar protectores ecológicos de madera que te permitirán mantenerla en óptimas condiciones cuidando, además, el ambiente y la economía de tu hogar. 

Utiliza vinagre para proteger, restaurar y teñir madera

Por sus propiedades naturales, si aplicas el vinagre directamente sobre la madera podrás obtener un color marrón claro que funcionará, además, como capa protectora. Si quieres utilizarlo para teñir, solo debes colocar en un recipiente vinagre de manzana o blanco junto con lana de acero (estropajo) o unos viejos clavos oxidados. Con el paso del tiempo la preparación irá oscureciéndose hasta alcanzar la tonalidad que estés buscando. 

Aprende también a realizar tu propio restaurador de madera ecológico, usando aceite de oliva y vinagre. 

Usa café como una tintura natural

Por sus pigmentos naturales, el café así como el té, pueden ser útiles para teñir maderas claras. Para esto, prepara café asegurándote de que esté lo más cargado posible y, cuando esté tibio, utiliza un pincel o un paño para aplicarlo sobre la madera. Lograrás un aspecto antiguo y rústico muy particular. 

Usa nueces para lograr un acabado opaco en la madera

La nogalina es un colorante natural que se obtiene de la cáscara de la nuez. Para prepararlo, deja remojando en agua cáscaras de nuez durante algunas semanas y, una vez que el agua tome el color deseado, cuela los sólidos para obtener la tinta. Por otro lado, a altas temperaturas se obtiene un aceite que también se utiliza para fabricar pinturas y algunos tintes. El efecto que se obtiene de su aplicación es un tono nogal. 

Este preparado también puede utilizarse para restaurar muebles. La aplicación es muy sencilla: solo frota cuidadosamente la madera con un pincel o una esponja.

Aceite de linaza como barniz

El aceite de linaza puede usarse para tratar la madera de manera natural, ya que actúa limpiándola de manera sencilla y brindándole nutrición. Tiene propiedades hidrorepelente y brinda un brillo suave a la madera.

Además, por su untuosidad y características específicas, permite corregir visualmente y esconder los rayones que suelen dañar la madera. 

Para aplicarlo, asegúrate de que la superficie esté libre de polvillo. Luego, aplica una buena cantidad de aceite de linaza en un paño y distribúyelo por toda la superficie hasta que haya absorbido todo el producto. Con otro paño seca el excedente y deja secar durante unas horas. Si lo aplicas una vez más lograrás mejores resultados. 

Consejos finales para tener en cuenta al momento de usar un protector de madera natural

Prueba siempre el protector que elijas en algún trozo de la madera y deja secar unos días para asegurarte del resultado final, ya que por los distintos tonos de las maderas obtendrás diferentes efectos. 

Te convendrá repetir estos tratamiento cada ciertos periodos de tiempo según la exposición al clima, el uso frecuente y otros factores que puedan dañar fácilmente la madera. 

Verás que estos preparados además de ser de fácil aplicación permiten lograr similares resultados a los comercializados industrialmente sin dañar como éstos el medio ambiente y tu salud. 

Fuente:
Comentarios