¿Cómo conservar frutas y verduras?

16.5K
¿Cómo conservar frutas y verduras?
16.5K

¿Cómo conservar frutas y verduras?

Muchas veces tiramos comida porque se nos pone mala, pero de una manera organizada y con unos cuantos trucos podemos lograr que nos dure más.

Tu nevera

Asegúrate de que tu nevera esté a la temperatura correcta. Normalmente se recomienda entre 3,5 y 5ºC, para que la comida esté fresca pero no congelada.

Organiza las frutas y verduras

No todas las frutas y verduras se pueden poner juntas. Las manzanas y otras frutas producen gas etileno que hace que las frutas y verduras maduren más rápidamente y se nos pongan malas antes.

Temperaturas

Mira qué frutas y verduras tienen que estar a temperatura ambiente. Solemos dejar la mayoría de frutas y verduras en la nevera, pero el frío puede dañar algunas verduras, como los tomates, la calabaza y las naranjas.

Usa tus propias bolsas

Los papeles con los que te envuelven las frutas en la frutería, las bandejas y las bolsas no son siempre el mejor medio de conservación de las frutas y verduras, es mejor que uses tus propias bolsas perforadas (con un perforador de papel, por ejemplo) y de papel.

Guardar las sobras

Guarda las sobras siempre en recipientes cerrados, que no les dé el aire, porque enseguida se ponen malas..

Frutas-y-verduras

 

¿Cómo conservar las frutas y verduras?

Ajo

Guarda los ajos en un lugar fresco, seco y oscuro con buena ventilación.

Déjalo en la nevera sólo si vas a usarlo en pocas horas y quieres que se pelen bien. Si los ajos están pelados y/o cortados, ponlos en un recipiente cerrado dentro de la nevera.

Alcachofas

Mételas en la nevera, en una bolsa de plástico perforada para mantener la hidratación.

Apio

Mantenlo en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada.

Berenjena

Guárdala en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada. Si ves que las hojas cogen moho, quítalas y lava la berenjena antes de volver a guardarla.

Boniato y batata

Ponlos en un sitio fresco, seco y oscuro con buena ventilación pero no los metas en la nevera.

Bok Choy

Déjalo en la nevera en una bolsa de plástico con agujeros y lávalo antes de usarlo.

Brócoli y brocolini

Guárdalo en la nevera en una bolsa de plástico perforada para que retenga la hidratación.

Calabaza

Si es entera, déjala en un sitio fresco y seco. Si está cortada en rodajas, envuélvela en film transparente y si está cortada en trozos métela en un recipiente cerrado.

Cebolla

Guárdala en un sitio frío, seco y oscuro, con buena ventilación y lejos de las patatas (porque éstas absorberán la hidratación de las cebollas). Si has cortado la cebolla, guárdala en la nevera.

Cebolletas

Guárdalas en la nevera en una bolsa de plástico bien cerrada.

Chirivías

Mantenlas en la nevera, dentro de una bolsa de plástico perforada.

Col, berza, acelgas…

Mételas en la nevera en una bolsa de plástico perforada. Quita las hojas y tallos y las partes que veas amarronadas antes de refrigerarlas.

Coliflor y romanesco

Ambos tienen que estar en la nevera, pero no es necesario que estén dentro de una bolsa.

Colinabo

Mantenlo en la nevera en una bolsa de plástico perforada.

Espárragos

Córtales la parte más dura, mételos de pie en un vaso o recipiente con agua fría y guárdalos en la nevera.

Espinacas

Guárdalas en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada y lejos de las frutas para que no se deterioren.

Guisantes frescos

Ponlos en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada.

Hinojo

El hinojo puede estar en la nevera sin bolsa, pero siempre en frío.

Judías verdes

Guárdalas en una bolsa de plástico perforada dentro de la nevera. Antes de usar, recuerda quitar las hebras de los lados.

Lechuga

Ponla en la nevera dentro de una bolsa de plástico perforada, lejos de las frutas para que no se deteriore.

Nabos

Mantenlos en la nevera en una bolsa de plástico perforada para mantener la hidratación.

Patatas

Déjalas en una malla o sueltas, pero que sea en un lugar fresco, seco y oscuro con buena ventilación lejos de las cebollas y las frutas, pero no las metas en la nevera.

Pepinos

Tienen que estar en la nevera, pero no es necesario que los guardes dentro de una bolsa de plástico.

Pimientos

Guárdalos en un lugar fresco y seco lejos de las frutas para que no maduren demasiado. Si están cortados, guárdalos en la nevera.

Puerros

Primero limpia la parte blanca, corta y descarta las partes más verdes (las que ya son hojas) antes de meterlos al frigorífico. No es necesario que estén dentro de una bolsa de plástico.

Rabanitos

Ponlos en la nevera en una bolsa de plástico perforado

Remolacha

Mantenlas en la nevera sin los brotes y hojas. No es necesario que las metas en bolsas de plástico.

Repollo y coles de bruselas

Guárdalos en la nevera en una bolsa de plástico perforada.

Rúcula

Mantener en la nevera en una bolsa de plástico perforada, y lejos de las frutas para evitar que se deteriore.

Tomates

Déjalos a temperatura ambiente porque en la nevera se ponen blandos y pierden sabor.

Zanahorias

Quítales la parte de arriba si tienen hojas, porque al guardarlas sueltan demasiado agua y pueden hacer que se pudran antes. Guárdalas en una bolsa de plástico perforada.

Frutas

Aguacates

Si están verdes guárdalos en una bolsa de papel fuera de la nevera. Cuando estén maduros guárdalos en un lugar fresco y seco.

Arándanos

Guárdalos en la nevera dentro de una caja de plástico o bolsa agujereada. También se pueden congelar.

Caquis

Si están maduros guárdalos en la nevera.

Fresas y fresones

Las fresas y fresones frescos se pudren muy rápidamente, así que tendrás que guardarlas en la parte más fría de la nevera cubiertas con film transparente. No las laves hasta que las vayas a comer.

Frutas con hueso: melocotones, ciruelas, nectarinas, albaricoques…

Guárdalos en la nevera, no necesariamentte dentro de una bolsa.

Granadas

Guárdalas en la nevera, no es necesario que estén dentro de una bolsa.

Higos

Mantenlos en la nevera, no necesariamente dentro de una bolsa.

Kiwis

Ponlos en la nevera lejos de otras frutas. No es necesario que estén embolsados.

Limones y limas

Guardar en lugar fresco y seco, llejos de otras frutas para que no absorban los olores. Lávalos antes de usarlos.

Mangos

Mete los mangos en la nevera, no es necesario que estén dentro de una bolsa.

Manzanas

Guárdalas en la nevera lejos de las verduras, porque las manzanas producen etileno, que hace que las verduras maduren demasiado y se pongan malas antes.

Naranjas, mandarinas y uvas

Déjalas en un lugar fresco y seco. Si las has cortado guárdalas en la nevera.

Melones

Deja los melones fuera de la nevera, en un lugar fresco y seco y lejos de otras frutas. Si lo has cortado guárdalo en la nevera con film transparente en contacto con la fruta para evitar que se reseque.

Peras

Guarda las peras enteras en la nevera, no es necesario que estén dentro de una bolsa.

Plátanos

Déjalos fuera de la nevera a temperatura ambiente y sin meter en bolsas.

Dentro de la nevera se ponen marrones antes.

Ruibarbo

Guárdalo en una bolsa de plástico perforado dentro de la nevera.

Uvas

Mantenlas frefrigeradas dentro de una bolsa de plástico perforada y no las laves hasta que las vayas a comer.

Otros

Especias

Quita la cuerda o goma que las una, lávalas, corta y descarta las partes inferiores y mete las especias en agua. Puedes cubrirlas con una bolsa de plástico y dejarlas en la nevera.

Champiñones y setas

Guárdalos con cuidado en una bolsa de papel en la nevera.

Nueces

Déjalas en un lugar fresco y seco, en una malla o caja. No las metas en la nevera porque allí el ambiente es demasiado húmedo. Si están peladas puedes congelarlas.

¿Y para congelar los alimentos?

El congelador es una parte del frigorífico muy eficiente si tenemos en cuenta que podemos guardar muchas cosas para consumir mucho tiempo después. Por ejemplo añadir fresas a tus postres y desayunos en cualquier época del año, guardar sobras o preparar comida que te durará tiempo (como croquetas, seitán, empanadillas, rollitos, etc).

 

Afrutas-y-verduras-6spectos básicos sobre la congelación

- La congelación puede mantener la calidad, pero no mejorarla, así que congela siempre alimentos de calidad.

- Para evitar que el aire entre en contacto con la comida, o que se escape la hidratación abre y cierra rápidamente el congelador. Decide antes lo que vas a sacar, porque hay alimentos que pueden secarse o tu congelador formar escarcha.

- Congela los alimentos lo antes que puedas porque así minimizarás el tamaño de los cristales de hielo que se formarán, y así la comida tendrá menos daños.

- Las comidas preparadas tienen que estar poco hechas cuando las vayas a congelar si tras descongelarlas hay que cocinarlas. De esta forma cuando las calientes estarán como recién hechas.

- Mete a congelar sólo la cantidad de comida que se congelará en unas 24 horas (normalmente de 900 a 1350 gramos).

- Si se puede cortar en porciones, congélalo ya cortado, así no tendrás que descongelar la pieza entera cuando quieras coger sólo un trozo.

- Etiqueta la comida para que sepas cuándo la congelaste.

 

¿Cómo congelar verduras?

La mayoría de las verduras se congelan bastante bien y aguantan varios

meses. Siempre que sea posible congela las más jóvenes y tiernas.

Preparación:

1. Lava las verduras para quitar toda la suciedad

2. Pélalas y límpialas de hojas, tallos y raíces

3. Córtalas en trozos

Blanquear

Algunas verduras contienen enzimas que les hacen perder el color y sabor cuando se congelan. Blanquear las verduras es ponerlas unos segundos en agua hirviendo, y así evitas que actúen esas enzimas.

Para blanquear verduras pon una cacerola con agua hirviendo al lado de un bol de agua helada. Con una espumadera pon unas pocas verduras en el agua hirviendo unos minutos, y después pásalas al agua helada (para que dejen de hacerse). Sécalas y apártalas, y sigue el mismo proceso con el resto.

Los tiempos pueden variar, así que aquí tienes los tiempos de blanqueado que recomiendo para las verduras más comunes:

Espárragos: Lávalos y agrúpalos por tamaños. Corta los tallos duros. Blanquéalos 2-3 minutos.

Judías verdes: Lávalas, corta las puntas, córtalas en trozos si quieres y blanquéalas 2-3 minutos.

Remolacha: La remolacha es mejor cocerla 30 minutos antes de congelarla. Eso sí, congélala cortada en rodajas o en cubos.

Broccoli: Lávalo, quita las hojas, córtalo en trozos y blanquéalo 3 minutos.

Coles de Bruselas: Lávalas, quita las hojas de fuera y blanquéalas de 4 a 5 minutos.

Champiñones y setas: Quita los pies y la tierra, lávalos bien, sécalos con papel de cocina y no es necesario que los blanquees para congelarlos.

Repollo: Lávalo, quita las hojas exteriores, y si la picas o cortas sólo necesita 1 minuto. Las hojas enteras necesitan 3-4 minutos.

Zanahorias: Lávalas, pélalas y corta los extremos. Córtalas como quieras y blanquéalas 2 minutos (si son muy grandes, 5 minutos).

Coliflor: Quita las hojas, divídela en ramilletes y blanquéala 6 minutos con 1 cucharadita de vinagre en el agua.

Mazorca de maíz: Retira todas las hojas e impurezas y blanquéalas 8 minutos. Mete cada una en film transparente o una bolsa de congelación.

Berenjena: lávala, pélala y córtala en rodajas o lonchas gruesas. Blanquéala 4 minutos con 1 cucharada de ácido cítrico o zumo de limón.

Especias: Lávalas, quita las hojas feas y no es necesario blanquearlas excepto la albahaca, que necesita 1 minuto. Congela las especias en una bandeja o en papel de horno.

Una vez tengas todas las verduras blanqueadas y frías, mételas en recipientes de plástico (tupperware) o bolsas de congelación.

Escribe con un rotulador indeleble la fecha en que las congelas. Te duran en el congelador de 3 a 6 meses.

¿Y cómo cocino después  con verduras congeladas?

Pues como con las frescas. No hace falta que las descongeles antes de añadirlas a tus comidas, pero algunas serán más fáciles de manejar si las descongelas primero, como las hojas de col o las espinacas.

Para hervir verduras coongeladas usa 1/2 taza de agua por cada 2 de verduras. También puedes hacerlas al horno, al microondas o al vapor.

¿Cómo congelar frutas?

Dependiendo de la fruta se trata de una forma o de otra, pero debes tener en cuenta siempre que:

- Las moras, fresas y frambuesas hay que congelarlas recién compradas, pero las manzanas, melocotones y ciruelas tendrán que esperar unos días.

- Las frutas pequeñas (como las cerezas) se pueden congelar en bandejas para usarlas después en ensaladas, bebidas y aliños.

- La mayoría de las frutas aguantan congeladas de 8 a 12 meses. Los cítricos y los zumos sólo de 4 a 6 meses.

 

 

¿Qué cosas no se deben congelar?

- Veganesa (mayonesa sin huevo): no congela bien y se suele cortar, quedándose todo el líquido separado.

- Puddings, natillas y cremas: no se congelan nada bien, es mejor que las prepares cuando las vayas a comer.

 

Fuente> http://www.creativegan.net/

Comentarios