Cómo cambiar el aspecto de tu hogar sin gastar mucho dinero

Compartir
Cómo cambiar el aspecto de tu hogar sin gastar mucho dinero

Fuente: www.gibeller.es/familia/cocinas/" alt="" />

En ocasiones, la vida –y el cuerpo- nos pide un cambio. Tal vez haya habido una variante personal que nos hace que queramos verlo todo de manera diferente o, simplemente, que esos muebles que ahora decoran nuestra casa ya no nos gustan, estamos aburridos, y necesitamos que todo empiece a ser diferente. Es importante sentirnos bien en el hogar, ya que es el refugio donde empezamos a respirar después de un largo día de labores que nos mantienen en tanta actividad. El problema surge cuando pensamos que, para reformar nuestra casa y verla como nosotros queremos, tenemos que mirar si el presupuesto llega para hacer realidad esos planes. El dinero es importante, sí, pero no más que las ganas, predisposición y una alta dosis de imaginación. Si tienes eso, sigue leyendo, porque vas a poder darle un cambio a tu hogar sin tener que pensar en nada más.


 Nueva decoración

Abre los armarios de tu casa, destapa las cajas, observa bien qué tienes a tu alrededor… ¿Ya? Todo eso que no pensabas utilizar ya, que probablemente iba a acabar dentro del contenedor de la basura, puede tener una nueva vida si empleas la imaginación y las manualidades. Hay ideas como revestir las paredes con láminas de cartón forradas con esa tela que no ibas a usar, en diferentes tamaños, para crear módulos. También, con cajas de madera de la fruta, pintándolas, puedes crear desde sistemas de almacenaje, hasta muebles al superponerlas. ¿Se te había ocurrido? Pero hay más. Si esa vieja escalera ya no la usas para nada, píntala, colócala en la zona de tu casa que más te guste, unas baldas más de madera y… una estantería original. Y para amueblar la cocina, los palets de madera con tu toque creativo, puede servir para colocar copas y colocar platos.

 Darle vida a la que ya tenemos

Si tus actuales muebles te aburren o ya no están acorde con tu personalidad, no hace falta que compres nuevos, puedes acudir a ellos con herramientas como el lijado, la pintura o forrándolos. Existen adhesivos que también pueden darle un toque único y original a los que ya tienes, además algunos que simulan texturas que te harán tener la sensación de ver nuevos con diferentes materiales. Solo es cuestión de echarle mucha imaginación y no limitarte a la falta de presupuesto. La colocación de ellos también puede ser esencial. Quizá nunca te habías planteado cómo quedarían los espacios de tu hogar con esos muebles que ya tienes, pero en diferentes zonas. ¿Y si tu mesa principal ahora la colocas en la cocina? ¿Quién dijo que en la cocina no puede haber un sillón? Sé atrevido, tú marcas las reglas y solo tú determinas qué es lo que quieres hacer para sentirte mucho mejor y más cómodo. Ahora es el momento de ponerte en marcha… ¡a por todas!

Comentarios