Cómo aplicar el Reglamento Europeo 1169/2011 sobre Información Alimentaria

Compartir
Cómo aplicar el Reglamento Europeo 1169/2011 sobre Información Alimentaria

www.fichatec.com" alt="" />

El Reglamento Europeo sobre la Información Alimentaria 1169/2011 es de obligado cumplimiento desde hace algunos años para todas las industrias que realicen alguna actividad relacionada directamente con los productos alimentarios.   Desde 2014 debe informarse a los consumidores en todo momento de cuáles son los alérgenos que puede contener el producto que está a punto de comprar así como, en la medida de lo posible y de forma resumida, cuál es la historia de ese producto, su trazabilidad. De esta forma, debe señalarse, entre otras cosas, de dónde viene, cómo ha sido tratado, si ha sido variado o mezclado y cómo se ha distribuido.  

Para el cumplimiento de este Reglamento, como ya hemos comentado, de obligatoria aplicación, han surgido algunas herramientas como www.fichatec.com que pretenden revolucionar este mundo ayudando a las empresas a tener sus fichas de alérgenos y trazabilidad ordenadas y analizadas. Con ella se pueden actualizar, mejorar y cambiar las fichas, compartirlas con los clientes, analizarlas en busca de errores y facilita el acceso a la información en caso de que ocurriese algún problema.

Sectores obligados al cumplimiento del Reglamento Europeo 1169/2011

En las jornadas europeas donde se llegó al acuerdo para aplicar el Reglamento como una ley a la que se debían adscribir varios sectores relacionados con la producción, fabricación y distribución de alimentos se destacaron tres grupos que, sin duda, serían los más importantes.  

 ●     Por una parte, los fabricantes de productos alimentarios. Desde los productores de materias primas hasta los propios fabricantes del producto, así como también los fabricantes de alimentos envasados. Un grupo de vital importancia ya que son los mejores conocedores de los productos que, finalmente, los consumidores nos llevamos a casa. Además, este grupo es muy relevante debido a que, a menudo, es el proveedor de los dos grupos siguientes. Este sector debe cumplir con la totalidad del Reglamento estipulado por la Unión Europea.  

 ●     Por otra parte, los comercios que venden productos sin envasar, como pueden ser pescaderías, carnicerías, fruterías y, en general, supermercados y grandes superficies. Todos aquellos que entren en contacto con productos frescos que no traen un envasado de fábrica, también están obligados a cumplir este reglamento.  

 ●     Por último, el sector de la hostelería. Este sector es el encargado de vender directamente el producto al consumidor final, con el agravante de que la hostelería funciona tanto en hoteles, como en restaurantes, como también en hospitales o comedores de escuelas infantiles. Este sector, concretamente, tendrá que cumplir la parte que viene destacada en el artículo 44 del Reglamento Europeo. En cuanto a la información que deben recoger estos alimentos en su envasado o etiquetado, puede ir desde la propia denominación del alimento, hasta su cantidad, fecha de caducidad y lote, condiciones de conservación y uso, la información nutricional obligatoria, la lista de ingredientes con sus porcentajes y su peso neto, entre otras cuestiones.

Comentarios