Como ahorrar en tinta para la impresora

238
Como ahorrar en tinta para la impresora
238

Como ahorrar en tinta para la impresora

Consejos y métodos de recuperar y reciclar los cartuchos de impresión de las impresoras Inkjet o de chorro de tinta, como rellenarlos y recargarlos para seguir usándolos en varias ocasiones y alargar su vida útil.

Trucos, recomendaciones y soluciones para los conflictos de los cartuchos que no imprimen de forma adecuada.

Las impresoras que parecen baratas, lo son porque las empresas fabricantes obtienen los auténticos beneficios de la venta de los cartuchos de tinta cuyos precios son en comparación muy caros.

No todos los usuarios tenemos la posibilidad de sustituir los cartuchos o tóner de las impresoras Inkjet, también conocidas como de inyección de tinta o de chorro de tinta, por otros nuevos cada vez que se les termine la minúscula cantidad de tinta que traen, es posible rellenarlos para seguir usándolos varias veces hasta el final de su vida útil.

La situación provocada por la estrategia comercial es tal que algunos usuarios siguen comprando impresoras. La consecuencia es que el entorno recibe el impacto de millones de impresoras y cartuchos de tinta —básicamente petróleo— repletos de elementos contaminantes, desde los plásticos a los metales pesados empleados en los chips y componentes electrónicos.

Tipos de impresoras

Existen tres generaciones de impresoras comúnmente utilizadas, este artículo solo se refiere a los cartuchos que utilizan las impresoras conocidas como Inkjet o de chorro de tinta. Aquí tienes la lista con las características de cada una:

Impresoras matriciales

Son las pioneras, bastante económicas pero lentas, ruidosas, muy poca resolución y solo admiten la impresión en blanco y negro.

Impresoras Inkjet o de chorro de tinta

Son las de uso más generalizado por la relación existente entre su precio y utilidad, permiten imprimir en colores y ofrecen una adecuada resolución y calidad, funcionan debido a la expulsión de gotas de tinta por medio de inyectores que impactan en el papel y forman los puntos necesarios para la creación de gráficos y texto.

Impresoras láser

Son las más sofisticadas, rápidas y que más calidad brindan en la impresión, también las más caras, inaccesibles a la gran mayoría. Usan cartuchos llamados tóner que contienen tinta sólida en un polvo muy fino, que pasa un rodillo previamente magnetizado y a una temperatura alta por encima del papel, por la acción del calor se funde e impregna.

 

Existe la posibilidad de cambiarlos por cartuchos "genéricos" o "reciclados", que suponen un ahorro –sobre todo los reciclados– más o menos grande en función de la marca y el modelo. Algunos fabricantes y firmas especializadas ofrecen un servicio de reciclaje de los toner de tinta de las impresoras y fotocopiadoras de gama más alta. Cada toner reciclado representa un ahorro de 25 litros de petróleo.

Para éste, la primera alternativa es dirigirse con sus cartuchos agotados a un lugar donde los cambien por otros rellenados, es decir, reutilizables. El ahorro es aproximadamente del 50%. El problema es que no existen recambios para todos los

modelos.

 

Hacerse con un kit de recarga, que consta de jeringuilla, guantes e instrucciones. Luego sólo hace falta adquirir las botellas de tinta. Ésta es la solución más ecológica y permite ahorrar hasta un 90%. El único inconveniente es que hace falta aprender la técnica. Los cartuchos se pueden recargar unas cinco veces.

¿Cómo rellenar o recargar los cartuchos?

-El primer requisito es tener la tinta que habitualmente se encuentra en el comercio, fabricada por empresas ajenas a la marca de tu cartucho.

-Tener varias jeringas, una para cada color, comúnmente usadas para inyecciones.

Por su estructura y modo de funcionamiento se pueden dividir los cartuchos en dos grupos:

1- Los cartuchos, no importa su tamaño, en los que la tinta se almacena embebida en la esponja que se encuentra dentro de los receptáculos o compartimientos del cartucho.

cartuchos-orificios-tinta

Para rellenarlos solo es necesario retirar la pegatina de la parte superior, identificar los agujeros que corresponden a los compartimientos donde se almacena cada color (no coinciden su orden con los colores que aparecen en dicha pegatina) e inyectar la tinta en cada uno usando una jeringa.

Los modelos pequeños requieren al finalizar que se les extraiga un poco de tinta por la parte inferior, para de esa manera asegurar su fluidez a la boquilla, es lo que se conoce como: "sacarles el aire".

Para eso puede usarse un extractor que incluyen algunos packs de relleno.

Nunca debe soplarse aire por los agujeros superiores.

cartucho-15-recargar

2- Los cartuchos negros de los modelos HP15, HP45 y otros en los que la tinta se almacena en forma líquida, son los de funcionamiento más eficiente y los más duraderos.

Se pueden recargar de dos formas:

• Utilizando un aditamento incluido en los packs de relleno, en el que se introduce el cartucho y se le inyecta la tinta a presión a través de la misma boquilla, tiene la desventaja que casi siempre se derrama tinta y nunca se logra rellenar el cartucho a toda su capacidad.

• El otro método es el más eficiente, es necesario retirarle al cartucho una pequeña bola de acero de su parte inferior que funciona como un sello, está rodeada por un aislamiento de silicona que se puede desechar, posteriormente inyectarle el máximo de tinta que admitan (se les puede introducir hasta 40 CC o más). Finalmente insertarles a presión la bola que se retiró previamente.

Estos cartuchos pueden durar varios meses o hasta años, usándolos y recargándolos regularmente.

Consejos y trucos para recargar los cartuchos de impresión

Recargar y rellenar los cartuchos con tinta puede ser extremadamente sencillo después que lo hagamos la primera vez, pero es necesario seguir algunas recomendaciones para no fallar:

1-Identificar los orificios que corresponden a los receptáculos de cada color, NUNCA guiarse por los colores de la pegatina en la parte superior.

En los cartuchos negros asegurarse de los orificios adecuados, ya que estos poseen orificios que conducen a compartimientos vacíos.

2-No esperar que se acabe por completo la tinta antes de recargar los cartuchos, hacerlo regularmente solo con la cantidad de tinta adecuada.

3-Inyectar a los cartuchos tricolor chicos solo 2 CC de tinta de cada color en el compartimiento que le corresponde, de introducirle más cantidad puede ocasionar que se mezclen en el interior los colores, esto es lo que se conoce como un cartucho contaminado.

1 CC o centímetro cubico de tinta es un mililitro, todas las jeringas poseen divisiones para marcarlos.

Los cartuchos de color grandes admiten hasta 6 CC de cada color.

A los cartuchos negros del tamaño chico se les puede inyectar hasta 4 CC

Cuando en un cartucho se contamina la tinta, es necesario extraerla, ya sea manualmente con el extractor de aire suministrado en algunos packs de relleno o imprimiendo hojas con bastante color.

4- Usar la tinta como viene en el envase original, NUNCA diluirla con agua, el agua es un oxidante que corroe las boquillas, además nunca se mezcla completamente con la tinta aunque lo parezca.

5-Usar jeringas o jeringuillas diferentes para cada color, al terminar de usarlas no lavarlas en agua, guardarlas en ese mismo estado para el próximo uso.

6-No usar para limpiar los cabezales de los cartuchos nada que pueda dejar hebras o pelusas, tampoco nada que pueda arañar las boquillas, es posible usar para eso papel higiénico.

7-En la impresión a color de imágenes o fotografía, generalmente el que más se consume es el amarillo, seguido por el rojo, por lo que siempre al recargar, balancea la cantidad de cada color con esa proporción.

8- Si en alguna ocasión no tienes tinta de color negro, puedes sustituirla provisionalmente mezclando en idéntica proporción tinta de los tres colores.

La tinta convencional utiliza disolventes obtenidos del petróleo y emite una cantidad considerable de tóxicos compuestos orgánicos volátiles (COV). Es por tanto una preocupación más para la persona comprometida con el entorno y la salud.

Durante la crisis de los precios del petróleo en la década de 1970, los diarios de Estados Unidos financiaron la investigación en el desarrollo de una tinta basada en una materia prima vegetal.

Ajuste de la impresión

Además de rellenar los cartuchos es importante gastar poca tinta al imprimir. Las impresoras suelen venir con un programa de control que permite seleccionar la calidad de impresión. Las opciones "rápida", "económica" o "borrador" suelen ofrecer una calidad suficiente para la mayoría de necesidades. En cuanto a las impresiones de calidad, no hace falta aplicar una resolución superior a 360 puntos por pulgada (ppp), ya que sólo serán más lentas y consumirán más tinta, pero no brindarán mejores resultados.

Conflictos en el relleno de los cartuchos

1- No fluye la tinta de un color.

Sucede por la obstrucción de tinta en una boquilla, la única forma de solucionarlo es extrayendo tinta a presión por la parte inferior hasta que se solucione, en ocasiones ayuda exponer un rato el cartucho al calor del sol.

2- La contaminación.

Como se explicó anteriormente es la mezcla de colores por exceso en el relleno, si es debido a la confusión accidental de los orificios, es necesario extraer toda la tinta del cartucho lentamente. NUNCA introducirle agua al cartucho para "lavarlo".

3- La impresora no reconoce el cartucho.

Sencillamente puede ser debido a suciedad en los contactos, límpialos cuidadosamente con algo que no libere fibras.

Asegúrate que no tenga humedad el cartucho o la impresora, sucede cuando se encuentra cerca de una pared o de un ambiente húmedo, en ese caso solo sácalos un rato donde les dé el sol.

Como recuperar cartuchos aparentemente inservibles

En ocasiones se pueden recuperar perfectamente cartuchos en los que no fluye algún color, aun utilizando el extractor de aire, para eso es posible utilizar un método alternativo.

Sumerge el extremo inferior del cartucho donde se encuentra la boquilla en un recipiente al fuego con agua caliente que no llegue a la temperatura de ebullición, o sea que no esté hirviendo. La temperatura debe estar en los 70 - 80 grados Celsius, mantenlo solo unos dos minutos en esa posición (sin introducirlo completamente en el agua).

Fuente:

http://www.elcorreodelsol.com/

http://norfipc.com/

 

 

 

Comentarios