Coco y la sanación con los ancestros

Compartir
Coco y la sanación con los ancestros

sanación con ancestros: Es una mirada al pasado, una liberación del presente y un camino nuevo al futuro.

La semana pasada tuve la oportunidad de ver la película  Coco de Disney Pixar. Una hermosa historia basada en la celebración de Día de Muertos en México. Personalmente, es un día que me encanta, no sólo por como lo he vivido mientras he estado allí, sino por la cosmovisión que de la muerte se tiene. Tradiciones familiares, ofrendas a los que se fueron, un reconocimiento a los que vinieron antes,  un viaje al mundo de lo "no visible", con sus secretos, sabores, sin sabores y recuerdos. Sin duda, una experiencia que merece la pena vivir!


 Pero a lo que voy,

Mientras veía la película, lloré recordando parte de mi propio caminar por aquellas tierras y una vez más conecté con mi trabajo de sanación con ancestros y la similitud que hay con las Constelaciones Familiares. Así como en la película (que si no la has visto, te recomiendo hacerlo), el trabajo con los ancestros es único para cada persona y los mensajes que ellos traen son únicos a cada alma, a cada vivencia.

En Coco, vemos el viaje de Miguel, un niño que desea ser músico, en una familia donde está prohibido. Su tatarabuelo, cobra un papel fundamental en la historia, por lo que lo que representó la música su vida y en la familia, convirtiéndolo un excluido del que nadie hablaba,  y del que no existía la foto en la ofrenda. Algo que dentro de la cultura mexicana tiene un sentido muy importante.  Así, por dos generaciones, se obedecieron y asumieron las reglas “acuerdos familiares invisibles” que escondían la necesidad de algo que quiere salir a la luz, en este caso la Música.

En el trabajo de sanación con ancestros, muchos de los conflictos que se reflejan en el sistema familiar se construyen a través de los secretos, de esas figuras excluidas, de los silencios, las muertes, lo que se “esconde debajo del tapete” pero  que tarde o temprano alguien repite en el sistema para darle sentido, memoria y lugar.

En  la película, Miguel quiere ser músico, sin saber muy bien de dónde viene ese don, ese instinto. Como el tatarabuelo y tendrá que luchar para defender su sueño, pero a la vez se ve en la disyuntiva de respetar las tradiciones familiares que prohíben   la música a toda costa. Para ello, tiene que ir al mundo de los muertos, y obtener la bendición de sus antepasados.

Y aunque la historia de la película, para muchos suene a eso, a historia; la  realidad es que en el trabajo de sanación con ancestros la liberación emocional y el equilibrio se logra cuando esta bendición ancestral aparece, cuando se reconoce a los miembros, cuando se mira a los que vinieron antes, cuando se aceptan los orígenes.

Debemos recordar que todas las familias establecen acuerdos, algunos consientes y otros inconscientes. Hay acuerdos de todo tipo:   la forma  en que se decide hacer frente a las situaciones, asumir la vida, la muerte, las migraciones, los miedos, las enfermedades, la fertilidad, la infertilidad, el cuidado excesivo de los hijos, el alcoholismo, las enfermedades transgeneracionales,  los enojos que no se explican, la carencia,  las heridas más profundas de abandono, rechazo o exigencia, entre otras. etc. Acuerdos que muchas veces simplemente se siguen porque es lo que se ha hecho toda la vida.

El trabajo de sanación con ancestros toca la esencia, esa que mueve a todo aquel que le mira, permitiendo una comprensión de la situación, una liberación de lo que se carga innecesariamente o por amor. Y desde allí, se toma fuerza para avanzar y  construir lo que cada uno decide.
 
Es una mirada al pasado, una liberación del presente y un camino nuevo al futuro.

Por ello, en el trabajo de sanación con ancestros, es clave retomar la historia, saber de dónde venimos para finalmente poder liberar el alma, reconciliar y soltar aquello que ya no nos pertenece.  Esto no es algo que hagamos solos en casa, pues al estar inmersos en la dinámica, nos mantenemos de algún modo “obnubilados” aceptando y viviendo desde un lugar que muchas veces resulta incómodo. Para sumergirse en este trabajo, lo mejor es hacerlo acompañado por un   Terapeuta / psicólogo que guíe ese viaje interno, te ayude a colocar y dar sentido para afrontar tu historia, favoreciéndote la comprensión del rompecabezas que está en desorden y del que muchas veces no se tiene todas las piezas; una mirada desde afuera que te permita reconstruirlo y llevarte a sanar con una mirada amorosa lo que hubo y que te trajo hasta aquí.

Quizá es el momento de que tú seas “Coco” y hagas tu propio viaje de sanación, poder trabajar y solucionar lo que aún está pendiente en tu historia familiar y personal para poder ser aquello que realmente deseas ser.

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar la sanación con tus ancestros, no dudes en ponerte en contacto.

Gracias por leerme y compartir.

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook

Una mirada amorosa a sanar tu historia personal y familiar.
Comentarios