Ciudad del Cabo se salvó de ser la primera ciudad en quedarse sin agua

Compartir
Ciudad del Cabo se salvó de ser la primera ciudad en quedarse sin agua

Ciudad del Cabo es la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica y durante el último año sufrió la mayor sequía de su historia. Es por eso que ha estado cerca de llegar al "día cero", es decir, de ser la primera ciudad en quedarse sin agua para sus habitantes.


Hoy la buena noticia es que, tras una intensa campaña de concientización, sus habitantes se han salvado, al menos por este año, de la sequía total.  Pero lo que ahora podemos preguntarnos es: ¿por qué es necesario llegar a estos extremos para que los ciudadanos del mundo tomemos las medidas necesarias para derrochar la menor cantidad de agua posible?

[También te puede interesar: Ciudad del Cabo es la primera ciudad en quedarse sin agua: ¿Cómo ocurrió?]  


Ciudad del Cabo es la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica y durante el último año sufrió la mayor sequía de su historia

Tras la larga sequía, finalmente las lluvias llegaron a Ciudad del Cabo. A finales de abril de este año, lluvias azotaron este territorio por más de 24 horas, causando inundaciones en varias zonas, sin embargo, no se reportaron emergencias ni desalojos, por el contrario, tanto autoridades como ciudadanos se alegraron. El Día Cero fue pospuesto.

¿Cómo se llegó al estado de emergencia?

La sequía en la provincia de Cabo Occidental de Sudáfrica comenzó en 2015 y resultó en una grave escasez de agua en la región, afectando principalmente a Ciudad del Cabo.

Con los niveles de las represas críticamente bajos, la ciudad anunció planes para el "Día Cero", lo que podría convertir a Ciudad del Cabo en la primera ciudad en quedarse totalmente sin agua.

A través de medidas de ahorro de agua en marzo de 2018 la ciudad había reducido su consumo diario de agua en más de la mitad a alrededor de 500 millones de litros por día, lo que resultó en el pronóstico inicial del Día Cero en abril de 2018 fuera aplazado hasta 2019.

La situación, sin embargo, sigue siendo grave, especialmente si la racha de inviernos secos continúa.  

Aspectos positivos

Esta crisis del agua ha incrementado la investigación y la inversión en sistemas alternativos de agua, lo que en última instancia puede ayudar a evitar que otras ciudades caigan en el mismo grado de escasez de agua. Se prevé que a medida que el cambio climático continúe y la población crezca y se traslade a las áreas urbanas, otras ciudades también enfrentarán una grave sequía y deberán evaluar métodos alternativos para obtener agua.

Soluciones

Ciudad del Cabo está actualmente trabajando en la construcción de cuatro nuevas plantas de desalinización, así como en la construcción de nuevos pozos de agua y un reciclador de efluentes.

En enero de 2018, estos proyectos estaban a la mitad de su finalización. Además, la ciudad ha estado trabajando en educar al público sobre la reducción del consumo de agua. Esto ha llevado a un exitoso descenso en el consumo de agua en un 50% desde 2015 hasta principios de 2018.

Además, Ciudad del Cabo está trabajando en la producción de productos que tengan en cuenta la disponibilidad de agua de la región.  

¡Bravo por Ciudad del Cabo!

Fuentes:
Comentarios