Cientos de niños mexicanos bebieron leche radioactiva sin saberlo

Compartir
Cientos de niños mexicanos bebieron leche radioactiva sin saberlo

La explosión de la planta nuclear en Chernobyl en abril de 1986, creó una  nube radiactiva que se expandió en casi toda Europa, acontecimiento que provocó un incremento significativo de la radiactividad en la atmósfera, contaminando aire, agua y suelo. Eso ya lo sabemos. Pero además, esos contaminantes llegaron a las vacas que producían leche.  ¿Qué tiene que ver con México? Más de lo que parece.


[También te puede interesar:
Los perros de Chernóbil: ¿Qué pasó con ellos y sus descendientes?]


Los elementos radiactivos  ingresaran  en  los  animales  de pastoreo,  provocando  de  ésta  manera la producción  de leche contaminada

En Europa, la contaminación de la vegetación trajo como consecuencia que los elementos radiactivos ingresaran en los animales de pastoreo, provocando de ésta manera la producción de leche contaminada. Esta leche fue descartada para el consumo en Europa, pero contra toda norma de seguridad, fue exportada. En México, esas partidas estuvieron en el mercado durante años.

Las pruebas

Un estudio publicado por la Facultad de Química de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos expresa que en abril de 1987 se realizó un peritaje a uno de los paquetes, encontrándose altas concentraciones de Estroncio y Cesio, emisores de radiaciones beta y cuyas vidas medias son de 28 y 30 años respectivamente, en cantidades diez veces superiores al máximo tolerable por el   organismo humano. No obstante, los funcionarios de Gobierno así como las empresas privadas distribuyeron el   lácteo contaminado, ya que sólo 3,900 de las 40,000 toneladas importadas fueron devueltas.  

México adquirió de la empresa irlandesa Irish Dairy Boar mucho más de 40 mil toneladas de leche contaminada por radioactividad

Consecuencias

¿El resultado? Miles de niños bebieron el lácteo contaminado, con lo que aumentó la incidencia de cáncer infantil en una década. "La incidencia de cáncer infantil aumentó 300 por ciento en la década que va de 1987 a 1997, al grado que se calcula que la afectación anual es de unos 900 niños de los cuales el 30% muere", indican estudios.      

Fuentes:
Etiquetas: contaminación, leche
Comentarios