Científicos crean paneles solares baratos y reutilizando plástico

Compartir
Científicos crean paneles solares baratos y reutilizando plástico

A la hora de pensar en energías alternativas, los paneles solares aparecen como uno de sus íconos más conocidos. Sin embargo, entre esa consideración y su aplicación en el hogar, hay un abismo lleno de preguntas, mitos y dificultades.


Una de los mayores argumentos de por qué no virar hacia las energías limpias en el hogar mediante el uso de paneles solares son los altos costos de inversión que éstos requieren. Pero la ciencia tiene una respuesta para todo.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Newcastle (Australia) han creado unos paneles solares flexibles, impresos sobre un film plástico muy delgado.

[Quizás también te interese leer:  Cómo armar paneles solares]


Esta tecnología, que reutiliza PET (tereftalato de polietileno), el material plástico que se usa para fabricar, sobre todo, botellas de refrescos, sería mucho más económica que otras alternativas y utilizaría, además, materiales reciclados, ayudando así a reducir la enorme cantidad de residuos plásticos que generamos.

Tendría un costo, según estiman, de 7,5 dólares por metro cuadrado (muy bajo en relación a, por ejemplo, las tejas solares de Tesla, de alrededor de más de 200 dólares).

Otro de los argumentos que señalan quienes se resisten a los paneles solares es que precisan de una determinada orientación e intensidad del sol, pero éste, al ser flexible, no requiere ser orientado de una forma específica e incluso funciona mejor con baja intensidad solar.

Además, la fabricación de los paneles es muy rápida, se hace mediante impresoras que son capaces de producir cientos de metros en un solo día.

Su flexibilidad, a su vez, las vuelve fáciles de enrollar y desplegarse, por lo cual podrían usarse, según señalan, en zonas de desastre para proveer electricidad rápidamente.

Fuente:
Comentarios