Científicos advierten que enfriar artificialmente el planeta podría ser tan riesgoso como el calentamiento mismo

Compartir
Científicos advierten que enfriar artificialmente el planeta podría ser tan riesgoso como el calentamiento mismo

En la búsqueda de frenar el calentamiento global, se han desarrollado grandes avances tecnológicos a gran escala, sin embargo, no todos son positivos, algunos podrían empeorar la situación. 


[También te puede interesar: Las ambiciosas metas de Buenos Aires para revertir el cambio climático]  

Un estudio publicado esta semana en Nature por investigadores de University of Exete índice que la geoingeniería solar podría no ser tan positiva para el ambiente.


Anomalías de profundidad óptica de aerosol en las simulaciones de geoingeniería solar.

Contexto

La geoingeniería solar se refiere a una variedad de métodos propuestos para contrarrestar el calentamiento global mediante la reducción artificial de la luz solar en la superficie de la Tierra.

La propuesta de geoingeniería solar más conocida es la inyección de aerosol estratosférico (SAI), que tiene impactos análogos a los de las erupciones volcánicas.

Las observaciones posteriores a las principales erupciones volcánicas indican que las mejoras de los aerosoles confinadas a un solo hemisferio modulan efectivamente la actividad del ciclón tropical (TC) del Atlántico norte en los años siguientes.  

El estudio


Los investigadores identifican los efectos de escenarios globales y de un solo hemisferio en la actividad de TC del Atlántico Norte utilizando el modelo de circulación general HadGEM2-ES y varios métodos de identificación de TC.

Muestran que un resultado robusto de todos los métodos es que la SAI aplicada al hemisferio sur mejoraría la frecuencia TC en relación con una aplicación SAI global, y viceversa para la SAI en el hemisferio norte.

Anomalías climáticas en las simulaciones hemisféricas de geoingeniería solar.

Los problemas 

El estudio indica que la inyección de aerosol en la estratosfera después de una erupción volcánica puede conducir a distribuciones espaciales y temporales radicalmente diferentes dependiendo de la altitud y la latitud de la inyección. Esto significa que alteraría la actividad volcánica del planeta, algo que puede ser muy peligroso.

[También puedes leer: El plan de la NASA para salvarnos a todos de un Supervolcán]

Sugieren que la inyección de aerosoles en la atmósfera de zonas del hemisferio norte puede reducir la actividad ciclónica tropical, responsable de fenómenos meteorológicos recientes como el huracán Katrina.

Además, advierten, aumentaría la probabilidad de que la franja del Sahel, situada entre el desierto del Sahara y la sabana sudanesa, sufra sequías.

Los resultados vuelven a enfatizar las preocupaciones con respecto a la geoingeniería regional y deberían motivar a los legisladores a regular los despliegues de geoingeniería unilaterales a gran escala.

Fuente:
Comentarios