Chuck Norris sobrevivió a dos infartos en una hora. ¿Qué hacer si alguien está sufriendo un ataque cardíaco?

Compartir
Chuck Norris sobrevivió a dos infartos en una hora. ¿Qué hacer si alguien está sufriendo un ataque cardíaco?

En un hotel de Nevada, luego de un viaje en auto que duró 9 horas, el legendario Chuck Norris sufrió el primer infarto en la ducha. Al notar que había caído al suelo, sus familiares reconocieron los síntomas de un infarto y rápidamente llamaron una ambulancia.


Aunque lograron llevarlo hasta el hospital, luego de reanimarlo, el actor sufrió otro infarto, del que también lo reanimaron. Luego del segundo ataque, fue transportado por helicóptero a una instalación más grande localizada en Reno. Aunque eventualmente se recuperó, su familia se encontraba impactada por lo repentinos y rápidos que fueron los ataques.

En menos de una hora, Norris tuvo que ser reanimado dos veces, y trasladado a dos instalaciones diferentes. Es prueba de su fortaleza y condición física, aún a los 77 años, que solo unos días después de sufrir dos infartos en 47 minutos fuera dado de alta y se fue a casa.

Pero no todos somos Chuck Norris, así que:

¿Cómo reaccionar si alguien está teniendo un infarto para salvarlo?


En casos como este, lo más importante es mantener la calma y estar atentos a los síntomas. En los adultos pueden incluir: dolor torácico (sobre todo en el centro del pecho), mareos, náuseas, sudor frío, entumecimiento, dolor u hormigueo en el brazo, dificultad para respirar y debilidad o fatiga. Es importante saber que las mujeres, adultos mayores y diabéticos, pueden sufrir síntomas más sutiles o inusuales (como las náuseas).

  • Si sospechas que alguien está sufriendo un ataque cardíaco, lo primero que debe hacer es mantener la calma. 
  • Luego, asegúrate de que la persona esté cómoda y afloje cualquier prenda ajustada. 
  • Si sufre de una condición cardíaca y tiene su medicamento a mano, ayúdele a tomarla. 
  • Llama de inmediato a emergencias.

Antes del infarto: 

Todos deberíamos aprender a dar RCP (resucitación cardiopulmonar). No después de que alguien lo necesite, sino ahora. Porque no sabemos cuándo podemos ser la única esperanza para salvar la vida de una persona. 

Y recuerda, como no todos somos Chuck Norris, así que toma todas las precauciones para que tu vida y la de los que quieres esté a salvo.

Etiquetas: famosos
Comentarios