Cheesecake helado de menta sin cocción

31.4K
Cheesecake helado de menta sin cocción
31.4K

El cheesecake es un pastel realizado a base de queso crema que puede combinarse con muchos ingredientes diferentes como arándanos y limón, lima, frutos rojos, banana e incluso gelatina. Además, puede utilizar o no cocción, por lo cual es una alternativa fácil y deliciosa para preparar un postre delicioso en poco tiempo.


En esta nota aprenderás la receta de Chelsea´s messy apron para hacer un cheesecake helado de menta, que no utiliza cocción; una opción original para disfrutar de un postre dulce y refrescante.


Ingredientes

Cheesecake helado de menta sin cocción - ingredientes

-1 paquete de galletitas de menta y chocolate (también puedes aprender a preparar bombones de menta cubiertos con chocolate y utilizar ese relleno)

- 230 gramos de queso crema

- 1 lata de leche condensada

- 2 cucharaditas de extracto de menta

- Colorante verde vegetal (solo si lo deseas, aunque puedes hacerlo sin él y será blanco, pero con el mismo sabor)

- 230 gramos de crema batida

Preparación

Cheesecake helado de menta sin cocción - triturar galletitas

1. Lubrica un molde de torta con unas gotas de aceite para que no se pegue la preparación. También puedes utilizar papel manteca.

2. Procesa o licúa las galletitas hasta obtener migas pequeñas humedecidas por su propio relleno.

Cheesecake helado de menta sin cocción - base

3. Coloca las migas en la base del molde para tortas. Debes repartirlas de manera uniforme. Puedes ayudarte presionando hacia abajo con una espátula.

Cheesecake helado de menta sin cocción -relleno

4. Con un batidor de mano, mezcla el queso crema durante 3 ó 4 minutos hasta que quede muy cremoso. Luego, añade la leche condensada y continúa mezclando por 2 ó 3 minutos más.

5. Por otro lado, mezcla el extracto de menta con el colorante vegetal verde hasta lograr la intensidad de la tonalidad que más te guste. Si prefieres no utilizarlo y dejar que el relleno sea blanco, mucho mejor.

6. Incorpora a la preparación anterior de queso la crema batida y la mezcla de colorante con el extracto, integrando bien con una espátula. Procura no excederte con el batido.

Cheesecake helado de menta sin cocción

7. Vuelca con cuidado la preparación sobre la base de galletitas, de manera que quede bien uniforme. Llévalo al congelador durante toda la noche o, al menos, por 8 horas.

Cheesecake helado de menta sin cocción terminado

8. ¡Sírvelo y disfruta!

Nota: también puedes decorarlo con algunas galletas que te hayan sobrado y un poco de crema batida.

Fuentes:
Comentarios