Cataratas del Iguazú: consejos para disfrutar una de las 7 maravillas del mundo

Compartir
Cataratas del Iguazú: consejos para disfrutar una de las 7 maravillas del mundo

Nota por Agostina Herrera


¿Alguna vez pensaste en conocer Las Cataratas del Iguazú? Si eres de los que aún no, ¡deberías hacerlo! ¡Realmente vale la pena!

Se trata de una falla ecológica que logró formar una inmensidad inigualable y vibrante para quien la visita. No es casualidad que haya sido nombrada una de las 7 maravillas del mundo. Parece que la tierra hubiese sido separada por una fuerza superior para crear un espectáculo natural sin desperdicio. 

Las Cataratas del Iguazú están situadas en el Parque Nacional Iguazú y son el atractivo más visitado en la provincia de Misiones, Argentina. El río que las forma nace en el estado de Paraná, en Brasil, y después de recorrer unos 1200 km por una meseta, llega a un punto donde se forma una grieta en la llanura. Así, ofrece 275 saltos, estando en un 80% en territorio argentino.

Nancy, la guía del Parque Nacional, comentaba cuando las visité: “Brasil tiene el estadio, pero Argentina el espectáculo”. Sin embargo, las cataratas van retrocediendo paulatinamente a lo largo de los años; se especula que en millones de años estarán totalmente en territorio brasileño.

Un entorno diverso

Foto: Dan Herrera Brígido

"Iguazú" es una terminología guaraní que significa “Aguas Grandes”, ya que éstas unen a tres países: Argentina, Paraguay y Brasil.

Para visitar los diferentes saltos hay que recorrer senderos verdes atravesados por un clima subtropical y una gran diversidad de flora y fauna. Así se constituye la pequeña selva de Misiones, Argentina. Para ser más precisos, la región cuenta con 450 especies de aves, 80 especies de mamíferos, gran variedad de insectos y dentro de la fauna fluvial podemos encontrar yacarés, tortugas, garzas y peces. 

Es común toparse con los famosos coatíes en el camino, que circulan como reyes de Iguazú. Sin embargo, aquellos mamíferos omnívoros salen a buscar la comida de los turistas que los han malacostumbrado con comida chatarra a lo largo de los años, ocasionando consecuencias en su metabolismo y daños de salud como: diabetes, celiaquía, colesterol alto, sarna, entre otros.

Afortunadamente los guías y guardaparques del Parque Nacional Iguazú están informando al respecto a los visitantes y toman precauciones para no dañar el ecosistema natural de la región.  Además, tanto los coatíes como los monos que habitan en la zona, no están domesticados, por lo que se recomienda no molestarlos y ser cautos al acercarse para no ocasionar accidentes.

Aunque el mate es el protagonista de aquellas tierras, la cultura misionera es diversa, ya que combina costumbres argentinas, con tintes de inmigrantes radicados por trabajo, sumándole hábitos paraguayos, brasileños y propios de la comunidad originaria guaraní que ofrecen variedades de artesanías y alimentos autóctonos. Es curioso, pero habitual, escuchar ofertas de alfajor y helado de yerba mate.

Disfruta del maravilloso parque

Coatíe. Foto: Dan Herrera Brígido

El acceso al Parque lo podemos realizar en bus o auto. Una vez que ingresamos nos subiremos al bonito “Tren de la selva” que nos acercará a los diferentes paseos para poder ver y tomar fotografías de las Cataratas desde diferentes ángulos: Garganta del diablo, Superior e Inferior.

El recorrido por las pasarelas es muy seguro y accesible, incluso están habilitadas para silla de ruedas, para pasear y sorprendernos de los increíbles paisajes que la naturaleza nos ofrece.  

Parque Das Aves. Foto: Dan Herrera Brígido

¿Qué más puedes hacer en Cataratas del Iguazú?

  • Si eres aventurero, la “Gran aventura acuática” te encantará. Se trata de un paseo en gomón donde el objetivo del capitán es que los pasajeros terminen completamente empapados. Una excursión para liberar toda la adrenalina navegando en las grandes aguas y sus cascadas.
  • Si eres de los que les gusta el senderismo puedes sumarle un trayecto de una hora en medio de la selva por el Sendero Macuco.
  • Puedes hacer la excursión en el Parque das Aves, un centro de recuperación y conservación de aves rescatadas por contrabando. Una visita esencial para quien se cruza del lado brasileño a Foz do Iguaçu. Podrás tener contacto directos con miles de aves de vivos colores y diversos plumajes, de 143 especies diferentes.
  • Si eres de los más curiosos, ten a mano una cámara de fotos o el móvil porque descubrirás centenares de coloridos pájaros, mariposas, flores de diversas formas y tamaños, lagartos e insectos.
  • ¿Y por qué no también detenerte a contemplar el vibrante sonido de las cascadas que se mezclan con el canto de las aves y el viento?

Las pasarelas entre las cascadas de Iguazú. Foto: Agostina Herrera

Si quieres disfrutar de esta joyita de nuestra tierra, los meses recomendados son entre Abril y Noviembre, ya que el clima de verano no es aconsejable.  ¡Y no olvides llevar ropa cómoda y repelente!

Comentarios