Casas Prefabricadas Ecológicas Vs. Casas Tradicionales

Compartir
Casas Prefabricadas Ecológicas Vs. Casas Tradicionales

http://prefabricadas10.com/" alt="" />

A día de hoy plantearse la posibilidad de convertir una construcción prefabricada en tu casa habitual es mucho más frecuente de lo que cabría pensar. Los motivos no pueden ser más obvios, pues muchos son ya quienes conocen los múltiples beneficios de adquirir una casa prefabricada.


Una de las principales es que, dado que este tipo de inmuebles no puede levantarse en el centro de una ciudad, pues su implantación requieren unas parcelas que al menos tengan 200 o 300 metros cuadrados, habitar uno de estos hogares supone poder escoger una ubicación privilegiada lejos del mundanal ruido y, por tanto, del estrés que aflora en la vida diaria de la mayoría de nosotros.

¿Por qué vivir en una casa prefabricada?

Vivir en una moderna casa prefabricada poco tiene que ver con los inconvenientes que pudiera achacárseles antaño. Al contrario, hacerte hoy en día con una de estas viviendas puede repercutir muy positivamente tanto en tu salud y, por ende, en tu calidad de vida, como en tu bolsillo.

Si te estás cuestionando las razones que nos llevan a afirmarlo, podemos resumirlo así:

• Son casas confortables y funcionales. Porque una vivienda no solo ha de ser bella, sino también estar dotada de todas las comodidades que te permitan sacarle el máximo partido. Consigue un espacio singular que esté en sintonía con todo aquello que siempre deseaste que tuviera el que habría de convertirse en tu hogar o, en todo caso, en tu segunda residencia.

• Puedes personalizarlas al detalle. Que se construyan a partir de secciones estandarizadas nada tiene que ver con el hecho de que sean casas construidas en serie.

Dependiendo de tu presupuesto, podrás elegir entre una de las viviendas que aparecen en los catálogos de las grandes firmas o una casa que te diseñen de forma exclusiva. Tanto en uno como en otro caso, podrás optar a que te la personalicen cuanto quieras, si bien como es lógico, cuanto más te alejes de lo que te oferten, más se encarecerá el precio final de tu casa.

• Que sean sostenibles juega a su favor. Si hay un concepto que tienes la posibilidad de plasmar en una casa de esta índole, es la arquitectura bioclimática. Haz que tu vivienda tienda a la ecoeficiencia y que apenas requiera energía. Para ello, asegúrate de que te la construyen con materiales avanzados a nivel tecnológico y que sean ecológicos y reciclables. Si es de madera, la empresa que ejecute sus obras ha de contar con Certificación de Sostenibilidad, es decir, que cuando talen un árbol, planten otro.

• Logran el mejor aislamiento térmico y acústico. Te va a resultar crucial que la casa de tus sueños te libre de los rigores de las temperaturas extremas y de los molestos ruidos que procedan del exterior. Complementarlas con puertas, ventanas y todo tipo de cerramientos de calidad te facilitará mucho la labor.

• Son más seguras que las casas tradicionales y están sujetas a garantía. Teniendo en cuenta que estas casas están sometidas a criterios de sismorresistencia, son capaces de superar catástrofes naturales sin apenas sufrir daños. Y es que, determinados materiales como la madera y el acero, son especialmente proclives a la absorción de ondas y energía, de manera que permanezcan prácticamente indemnes a terremotos y fuertes vendavales y borrascas.

Por si esto fuera poco, los operarios que trabajan en la construcción prefabricada suelen estar más exhaustivamente supervisados y sometidos a una normativa más rigurosa que los operan en la construcción convencional.

Líderes en precio y rapidez

A las ventajas que estamos indicando, es necesario sumarles la de su excelente relación calidad-precio y la impresionante rapidez de sus entregas.

Respecto al precio, hemos de decir que en igualdad de condiciones una casa prefabricada resulta, como norma general, un 30% más barata que una tradicional. Ahora bien, para evitar desagradables sorpresas es importante que tomes conciencia de que al precio base que te indiquen, deberás sumarle los añadidos.

Es muy frecuente que los proveedores lancen ofertas al mercado de atractivos modelos, respecto de los cuales te den un precio que suele comprender los costes básicos, es decir, los indispensables para que la construcción pueda salir adelante.

Pues bien, de ser así, a dichos costes habrás de sumarles los correspondientes a superficies y acabados, proyecto arquitectónico y mobiliario de cocina y baños, por ejemplo. Pese a todo, no temas porque una vez sumados, siguen siendo unas casas con las que de media ahorrarás el mencionado 30% del coste que desembolsarías en otro tipo de construcción.

En cuanto a la rapidez en la entrega, baste con decir que podrás estar entrenando tu nueva vivienda, llave en mano, a los 3 meses de encargada su construcción.

Por todo ello, es lógico concluir que las casas prefabricadas se están convirtiendo en los últimos años en una opción muy apreciada por los españoles habida cuenta de que, además, con ellas puedes sortear con habilidad la volatilidad que caracteriza al precio del resto de viviendas del mercado inmobiliario.


Etiquetas: casas prefabricadas
Comentarios