Canelones fáciles de berenjena con relleno caprese, ¡sin harinas!

Compartir
Canelones fáciles de berenjena con relleno caprese, ¡sin harinas!

Las pastas rellenas son la comida favorita de muchas personas. Dan mucha saciedad y admiten una combinación interesante de sabores, por eso a la mayoría les encantan. Pero eso significa, por lo general, un plato alto en calorías y, además, no apto para celíacos.


Una forma creativa de obtener una comida similar a los canelones, pero que a la vez sea liviana y sin harinas, ¡es reemplazar la masa con láminas de berenjena!

Estos canelones de berenjena sin harina con relleno caprese son deliciosos, y además, puedes reemplazar el relleno por otro que te guste y hacer diferentes versiones.

canelones de berenjena

Ingredientes

canelones de berenjena - ingredientes

(Para dos personas)

  • 1 berenjena
  • 150 a 200 gr de queso parmesano en hebras
  • 3 ó 4 tomates grandes
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva, pimienta y sal
  • Una cucharada de albahaca seca triturada, o un puñado de albahaca fresca picada
  • Salsa a elección (opcional)

Preparación

1. Limpia bien la berenjena, quítale los extremos y córtala en láminas de 1 centímetro de espesor.

2. Cubre las láminas con una capa fina de sal gruesa y déjalas reposando media hora. Luego enjuágalas. Así se les quitará el sabor ácido que podrían tener.

3. Calienta aceite de oliva en una sartén y sella las láminas de los dos lados. Resérvalas. Pon el horno a precalentar a 180 ºC. 

canelones de berenjena - cortar en láminas

4. Prepara el relleno. Pica la cebolla y el ajo, y saltealos con un poco de aceite de oliva hasta que la cebolla esté transparente. Condimenta, agrega la albahaca y, a último momento, los tomates cortados en cubos. Calienta un poco, sin que los tomates se lleguen a calentar. En un bol, mezcla este salteado bien caliente con el queso en hebras, para que se derrita un poco.

5. Arma rollitos de berenjena con el relleno. Ubícalos en una fuente para horno con la abertura por debajo y uno al lado del otro, para que no se desarmen. Espolvorea un poco de queso en hebras para que se gratine.

5. Lleva al horno durante unos 20 minutos. Quizás tarde menos, pero asegúrate de que la berenjena no esté cruda, porque este vegetal mal cocido no es saludable.

6. ¡Listo! Puedes comerlos acompañados de salsa de tomate, o sin nada. ¡Que los disfrutes!

Fuentes:
Comentarios