Caminando la Transición

109
Caminando la Transición
109

Curso Oficial de Transición en Mendoza, Argentina.

Las iniciativas de transición son una posibilidad para pensar y construir colectivamente un futuro más humano, natural y armónico con nuestros ritmos. Es una respuesta creativa al cambio de paradigma que nos toca afrontar como humanidad, del antropocentrismo al biocentrismo.

Esta nueva forma de ver y percibir nuestro entorno y a nosotros mismos viene envuelto en el patrón de la red, de las conexiones, de lo colectivo.Aquí les contamos las experinecias que tuvimos la posibilidad de vivenciar con la visita de Juan del Río, referente del Movimiento de Transición en España.

Juan Del Río, cofundador de la Red de Transición España y principal formado oficial de transición de habla hispana, llego el 5 de diciembre pasado a Buenos Aires y se presentó en casa con una sonrisa que sería la marca más característica de su paso por la Argentina.Vino cargado con una mochila repleta de conocimiento innovador sobre cómo diseñar un Plan de Descenso Energético en nuestra comunidad y prepararnos para afrontar las consecuencias del Cambio Climático y el Pico del Petróleo con una mirada positiva frente al inevitable decrecimiento.
Su lema: "Si no es divertido, no es sustentable" nos acompañó en cada momento y no paramos de pasárnosla bien mientras aprendíamos sobre metodologías y herramientas para transformar nuestra vida en la ciudad, re-generando el tejido social y re-significando nuestro vínculo con el medio ambiente.Con el entusiasmo que lo distingue, para el 8 de Diciembre ya teníamos preparado un Taller Introductorio a los Movimietos de Transición en el Espacio Ayni de Don Torcuato. Allí conocimos sobre el surgimiento de estas iniciativas que comenzaron para el 2005 en Londres como un experimento socio-ecológico en respuesta a la crisis holística que estamos atravesando (Crisis medio-ambiental, social, económica, epistemológica, institucional, etc). Actualmente existen más de 250 iniciativas de transición en cuadras, barrios, pueblos y ciudades con resultados significativos en los niveles de felicidad de sus habitantes.
Aprendimos que la transición hacia un mundo sustentable debe reflejarse en manifestaciones prácticas, como la implementación de métodos para reducir el uso de energía, el cultivo de alimentos en huertos urbanos, la gestión de los residuos sólidos urbanos, la práctica del compostaje domiciliario y las reuniones de vecinos para construir de forma colectiva nuevas soluciones a los desafíos contemporáneos, son algunos ejemplos.
Otra de las claves es que esta transición exterior, viene acompañada de la Transición Interior, un espacio para reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestras acciones y nuestros valores y animarnos también a re-diseñar nuestra mirada, actualizarla como se actualiza un software de una computadora, trabajar para ampliar nuestra consciencia y sensibilizarnos con el entramado de la vida en el que estamos interpenetrados.
El taller nos regaló muchas dinámicas y experiencias para trabajar en grupo y fortalecer las relaciones humanas. Utilizamos diferentes herramientas para la gestión de proyectos colaborativos, aprendimos ejercicios para fortalecer la escucha empática y compartimos las visiones sobre el futuro próximo, soñando historias que pronto se convertirán en realidad.
Para mediados de Enero nos fuimos a Mendoza, donde nos esperaba un Curso Oficial de dos días organizado por Acuyo Desarrollo Sostenible y Gran Jardín, contando con la participación especial de Cecilia Aguero, facilitadora en Transición a la Resiliencia en Rotterdam.
Fue una experiencia sumamente intensa, con más ingredientes para trabajar en el cuidado de las personas, en la justicia social y en la re-generación de los ecosistemas naturales.
Aprender a ser más resilientes es otro de nuestros desafíos, este concepto es central en el Movimiento de Transición, y corresponde a la capacidad inherente a cualquier sistema vivo de recuperación frente a los choques y adaptación al cambio. La resiliencia es una capacidad que tenemos que recuperar a nivel personal, comunitario y global.
La metodología de facilitación es una de las particularidades de este tipo de cursos, donde se trabaja en tres niveles: Mente, Corazón y Manos. Considero que es por esta razón que la experiencia es tan poderosa. Los conceptos van interiorizándose de una forma muy natural y vívida, desde el juego, la puesta en escena, el intercambio, la reflexión y por sobre todas las cosas lo colectivo. Todos estos ingredientes hacen que la experiencia sea muy llevadera, divertida y que nuestra atención siempre esté despierta para lo Nuevo.

La transición ya está en movimiento, y se va multiplicando de a un corazón por vez, de a una casa por vez de a una cuadra por vez….

Gracias Juan por tu paso por aquí, gracias por dejar tantas semillas fértiles de inspiración!Hasta pronto!

Referencias que te pueden interesar:
http://www.reddetransicion.org/
http://juandelrio.net/
https://www.transitionnetwork.org/ 

Comentarios