Brownies de chocolate con remolacha, ¡sin azúcar ni harina!

Compartir
Brownies de chocolate con remolacha, ¡sin azúcar ni harina!

Cuando buscas preparar algo delicioso pero a la vez saludable y nutritivo, tienes que conocer algunos trucos. Por ejemplo, reemplazar ingredientes por otros que jamás creíste que darían el mismo resultado.


Utilizar vegetales en preparaciones dulces para aportar humedad y consistencia es una alternativa que puede dar geniales resultados. El pastel de zanahoria o torta de zanahorias es un ejemplo: queda esponjoso, suave y húmedo, sin utilizar harina, aceite ni huevos. El sabor de la zanahoria es bastante dulce, así que resulta perfecto en la pastelería, aunque no sea su uso más frecuente.

Aquí tenemos otra receta de lo más original: brownies de chocolate ¡con remolacha! Quienes los han probado, aseguran que nunca antes habían probado unos brownies tan perfectos y cremosos.


brownies de remolacha y chocolate

Ingredientes

remolachas

  • 180 gr de remolacha asada y cortada en cubos (aproximadamente 2 remolachas de tamaño pequeño)
  • 3 cucharadas soperas de leche o leche de coco
  • 100 gr de mantequilla derretida
  • 4 huevos
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas soperas colmadas (o ½ taza) de cacao en polvo
  • 4 cucharadas soperas colmadas (o ½ taza) de harina de coco
  • ¼ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de cremor tártaro (según la calidad del cacao puede no ser necesario)
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • Una pizca de sal
  • Un puñado de nueces (opcional)

Procedimiento

pasos de brownies de remolacha y chocolate

1. Precalienta el horno a 180 grados.

2. Coloca en la procesadora la remolacha, la leche de coco, la mantequilla, los huevos, el plátano y el extracto de vainilla. Tritura hasta obtener una mezcla lisa y homogénea. Si no tienes procesador de alimentos, puedes convertir en puré las remolachas y el plátano y mezclar durante bastantes minutos toda la preparación.

3. Combina el resto de los ingredientes en un recipiente separado, y luego únelo a la mezcla.

4. Vierte la masa en un molde enmantecado de 23 x 15 cm o similar y hornea durante 50 minutos más o menos, hasta que se despegue de los bordes.

5. ¡Listo! Puedes presentarlo con fresas, cubierto de coco rallado, o con una bocha de helado de vainilla. 

¡Que lo disfrutes!

Fuentes:
Comentarios