Beneficios en tu mente y cuerpo de entrenar para un maratón: correr cambiará tu vida

Compartir
Beneficios en tu mente y cuerpo de entrenar para un maratón: correr cambiará tu vida

“Si hay un contrincante al que debes vencer en una carrera de larga distancia, ése no es otro que el tú de ayer”.  


Las palabras del escritor y corredor Haruki Murakami sintetizan en pocas palabras una de las experiencias más importantes a las que se enfrentan los corredores: superarse, vencer a esa sombra del pasado que significan sus tiempos anteriores, vencer al yo de hace días, meses o años que podía correr sin cansarse, o simplemente, para los que comienzan a correr, poder superar una meta diaria.  

Cambiar tus hábitos y comenzar a correr es una de las mejores decisiones de tu vida y es que, a pesar de que hay muchos entrenamientos y tipos de ejercicio que te ayudan a ponerte en forma más rápido, correr también ayuda a cambiar tu mente, no sólo alivia el estrés sino que tu cerebro realmente cambia profundamente. 42 km es una hazaña que parece imposible, pero casi todos pueden hacerlo.

Si comienzas a correr, lo que deberías tener en mente es correr un maratón tarde o temprano y si te comprometes a lograrlo, estos son algunos de los cambios que verás en ti.  

Sentirás mucha más energía

correr

Comenzar a correr podrás parecer una tortura los primeros días, pero al poco tiempo verás que después de correr comenzarás a sentir energía por el resto del día. Tu cuerpo se acostumbra al ejercicio, a metabolizar la comida de distinta manera y a activar tu cuerpo y mente para una carrera más.   

Vivirás de una forma mucho más saludable

comer

Al correr perderás peso tarde o temprano y cuando te des cuenta de lo bien que te sientes, querrás mejorar más y más, por lo que incluso sin darte cuenta estarás buscando las opciones más saludables en el supermercado. De igual manera dejarás de consumir tanta grasa y alcohol que perjudican tu rendimiento.   

Te despertarás temprano

mujer corriendo

Empezarás a sacrificar noches de fiesta los viernes o sábados para darte el lujo de levantarte antes de que salga el sol y vayas a recorrer pistas en tu ciudad o incluso el bosque. Encontrarás que la paz y relajación que sientes al correr en medio de la naturaleza lo vale mucho más que una fiesta ruidosa y repetitiva.  

Tu cerebro cambiará

mujer leyendo

Entrenar para un maratón transforma en grande tu cerebro. Te permite incrementar tu autocontrol, mejorar tus funciones ejecutivas, pensar de forma lateral, y mejorar tu flexibilidad cognitiva. El cerebro incluso puede cambiar su tamaño de acuerdo al tipo de carrera que suelas practicar. .   

Pensarás de forma distinta

feliz

Esos cambios en el cerebro te harán ver las cosas de forma distinta, tu personalidad puede permanecer igual, pero el oxigeno que tu cerebro recibe carrera tras carrera te permite comenzar a ver las cosas de una forma distinta. Se podría decir que hay un antes y un después en tu vida cuando comienzas a tomarte en serio el correr.   

Te concentrarás mucho más

concentrarse

Correr es parecido a meditar. Mientras más corres, más profundizas en tu mente, pensando en cada aspecto de tu vida hasta que llegas a esa zona blanca en la que sólo estás corriendo y no estás pensando.

Dejas que tus piernas se muevan solas y tu mente está presente, pero no hay nada en ella y cuando regresas a la realidad, te das cuenta que correr ayuda incluso a tu espíritu. Tal como lo dijo Murakami: “Y me esforcé en aislarme y en reducir todo lo posible el mundo que percibía en esos momentos".  

Así que comienza a correr, hazlo poco a poco, día a día y ve cómo mejoran tus tiempos y tu ritmo, después nota los cambios en tu cuerpo y salud hasta que descubras que incluso la paz mental que sientes es culpa de prepararte para ese maratón.

Fuentes:
RD
Comentarios