Aunque no lo creas la sangre menstrual tiene al menos cuatro usos

Compartir
Aunque no lo creas la sangre menstrual tiene al menos cuatro usos

   Al nombrar "menstruación", "regla" o "periodo" solemos pensar que se relaciona con algo asqueroso, poco práctico y fastidioso, sin embargo nos toca aprender a lidiar con esa situación durante toda nuestra vida adulta, sólo unos cuantos añitos ¿verdad? Pues, después de tantos siglos de sobrellevar los dolores, las nauseas, el sangrado y los camios de humor bruscos ya no hay más remedio que aceptarlo como parte de nuestra naturaleza.

     ¡Pero cambia esa cara de resignación! somos mil veces más afortunadas que nuestros camaradas del género opuesto. Nosotras, a diferencia de ellos, tenemos la facultad de primero, ser un canal de vida cada ciclo, purificar nuestro cuerpo mensualmente y además exacerbar nuestra belleza cada 25, 28 o 30 días, gracias a las hormonas que hacen su trabajo mucho mejor que los estilistas y cirujanos plásticos.
     Ahora bien, después de que te has dado cuenta de que no es tan malo tener el periodo tengo 4 razones más por las que deberíamos sentirnos felices de ser mujeres que menstrúan.
     Uso #1
Mascarilla facial:
Puedes escoger una mascarilla de tu preferencia, la que mejor le preste a tu cutis. Esta la vas a mezclar con el agua (sangre diluida) de la menstruación que recolectes de tus toallas o de tu copa menstrual. Deberás aplicarla en la noche y retirarla en la mañana. Tiene excelentes resultados con el tratamiento del acné y las manchas en el rostro.
     Uso #2
Brillo y volumen para el cabello:
  
Con el agua fría que recolectes de las toallas en remojo (también sirve la sangre de la copita diluida en agua), después de lavar el cabello, utiliza esta agua menstrual. Se deberá frotar el cuero cabelludo con un suave masaje usando la yema de los dedos y se deja actuar durante 5 minutos. Después se enjuaga bien, con agua fría.
     Uso #3
Abono para las plantas:
Para ello disuelve en medio litro de agua la sangre de tu copa menstrual (llenada hasta la mitad). Si tu copa está a rebosar, disuélvela en un litro de agua. Con ello conseguimos revivir hasta las plantas más moribundas (vemos que el tabú menstrual sobre marchitar las plantas no se cumple en absoluto). Además de esto, le estamos dando información a nuestras plantas (comestibles) de lo que necesita nuestro cuerpo, con lo que los tomates de esa tomatera abonada con tu sangre aportan los nutrientes que tú necesitas. No son nutrientes estándar, son totalmente personalizados.
    Uso #4
Pintura de acuarela:
Si eres artista o aficionada a la pintura puedes utilizar tu sangre menstrual como pigmento natural. Según el tono que desees la diluyen con mayor o menor cantidad de agua. Así podrás mostrar las obras de arte que literalmente han nacido de ti.

Comentarios