Atrapasueños de Gualeguaychú.

0
Compartir
Atrapasueños de Gualeguaychú.

Atrapasueños tejidos con hilados naturales, bastidores en liana de bosque.

Todo comienza en la naturaleza,visitando el bosque Entrerriano....


Remando río arriba el Gualeguaychú, llegando al arroyo Gualeyán, la flora de los bosques se hace evidente en su hermosura, los sarandices que se recuestan sobre el agua, generan un encantamiento invitando a observar los claros donde poder desembarcar, muchos de estos claros son abiertos por animales al tomar agua y otros generados por la misma naturaleza.

Luego del desembarque y asegurar el kayak, comienza la búsqueda de enredaderas, al principio parecen ser invisibles, dada la complejidad de ramas y demás que cada árbol tiene dentro del bosque.

Una vez visualizada la especie, basta con recorrer visualmente para determinar que tan alta y enredada esta, además de ver cuál es el tramo recto más cercano a las raíces.

Acercarse con cautela a la base del árbol y mediante herramientas cortar la enredadera, luego sujetando comenzar a alejarse del árbol huésped, cuidando no perturbar demasiado, dado que podría haber avispas y nidos de pájaros e incluso "gatas negras" que podrían caernos encima.

Aislada la enredadera, esta puede llegar a medir unos 10 a 12 metros en su parte aprovechable, es llevada al campamento base para ser desojada.

Determinando la zona de donde es cosechada, puede ser muy vieja y quebradiza, donde lo que necesitamos es que aun esté verde para poder modelarlas para su transporte.

La educación de los maestros, la araña.

Cierta vez visitando el arroyo Veneratto, cerca de aquí también, estando de campamento decido salir a buscar leña para el fuego, al pasar por un corredor entre dos arboles de espinillos noto chocar con un filamento, me alejo y era la tela de una araña.

Sorprendentemente el tamaño de la araña era muy pequeño y en comparación a la colosal obra de tender una red de árbol a árbol con anclaje en el suelo me llamó la atención, por lo que esperé a la noche para verla cazar, y así fue, la gigantesca red se tendía abarcando todo el paso entre los arboles.

Al día siguiente, al amanecer fui a verla y la red estaba destruida y ya no estaba la araña, pero a la misma hora al caer la tarde la araña nuevamente comenzaba a tejer su obra maestra.

Así fue como reflexionando con el tipo de encordado que quería desarrollar llegué a la conclusión que hacerlo con hilos acerados y brillantes solo alejaba de la idea fundamental, -la naturalidad de la creacion y destrucción-, los atrapasueños no fueron creados para perdurar en el tiempo como pieza de adorno o arte, sino mas bien que tengan su período de existencia natural, la educación del bastidor en cuanto las exigencias del tensado de la red, las lluvias y el viento, todo modela, prolonga y finaliza.

Galeria de Trabajos:

https://www.facebook.com/Gualeyan/


Atrapasueños Artesanales, diseños unicos
Etiquetas: mandalas
Comentarios