Así se vive el duelo cuando terminas una relación

Compartir
Así se vive el duelo cuando terminas una relación

El duelo es algo inevitable de la vida cuando tenemos un vínculo con alguien. Desde pequeños sufrimos el duelo, pero siempre de distinta forma e intensidad. Las cosas se complican con la edad y mientras al principio hay algunas que incluso llaman berrinches, se trata de procesos de duelo. Las cosas que perdemos, ya sean materiales, sentimentales y hasta espirituales tienen un proceso que debemos cumplir para seguir adelante.  


[Lee también:  Según los psicólogos, estas son las frases que indican que ya no te aman]

Este ciclo nació para ayudar a la gente que perdió a un ser querido, pero su eficacia es tal que de la tanatología pasó a muchas otras ramas de la psicología y ha ayudado a muchos a superar esa ruptura amorosa que a veces parece imposible de dejar atrás. Lo bueno del ciclo de duelo es que te hace explorar todas tus emociones y eres tú quien acepta las cosas sin necesidad de que te digan qué hacer.  


Negación

duelo negación

La ruptura no parece real. Tal vez han pasado por lo mismo tantas veces que parece un trámite más. Crees que el tiempo arreglará las cosas, que es un enojo y nada más. Tienen planes a futuro, una boda, un viaje o algo más, y tienes esperanza de que por ésas y otras razones, la ruptura no será definitiva.

[Lee también:  Consejos de Sri Prem Baba para tener el valor de ser quienes somos]

Enojo

duelo enojo

Te das cuenta que no te habías enojado porque suponías que regresarían, pero la situación se ve cada vez más difícil y la ira se apodera de ti. Las llamadas, los mensajes, los reclamos por todos lados (de tu parte y de la de tu ex) y esa guerra tóxica que es mejor dejar atrás rápido antes de que se lastimen aún más.  

El enojo es natural, puedes sentirlo, pero también es bueno mantener una parte de tu cerebro trabajando de manera racional, comprender de dónde viene y cuál es el propósito de lo que piensas y dices. A veces incluso bajo la ira más grande es mejor permanecer en silencio.  

Negociación

duelo negociación

Aquí muchas personas rompen el ciclo y regresan a los viejos hábitos. Negociar un cambio, ya sea de actitud o valores solo representa un vicio en la relación. Tal vez hay momentos difíciles que las parejas enfrentan, pero después de muchas veces de hacer las mismas promesas, la etapa de negociación es algo repetitivo que no te deja continuar tu vida.   

Depresión

duelo depresión

La razón por la que la gente no termina el ciclo es que no quiere llegar al momento en que la depresión invade cuerpo y mente. Ese sentimiento de que el futuro que pensabas no se materializará, que debes comenzar por tu cuenta de nuevo, que no importa qué hagas, no puedes superar a quien pensabas que era el amor de tu vida.

La depresión no es fácil, a veces puede durar incluso meses, pero recuerda que el tiempo es la mejor medicina (algunos creen que la única) y que eventualmente los días volverán a correr de manera normal y no todas las canciones te recordarán algo que no será.   

Aceptación

duelo aceptación

El final, el paso adelante. La aceptación de que se terminó es un momento agridulce, pero sin duda te transforma completamente y te ayuda a ver el futuro con nuevos ojos. No solo aprendes a aceptar lo que viene, sino que dejas de ver el pasado con tristeza o nostalgia. Aquí esperas que la persona que se fue encuentre su propia felicidad, que siga su camino así como tú lo harás.    

Fuentes:
Comentarios