Así es Socotra, la isla de las especies perdidas

Compartir
Así es Socotra, la isla de las especies perdidas

Existen lugares extraños en el mundo que nos harán creer que estamos en otro planeta: desiertos de sal, cañones que parecen más de Marte que de la Tierra. Pero de todos ellos, seguramente la isla de Socotra es sin duda el más extraño de todos, siempre rodeado de leyendas e historias mágicas.


Se trata de una isla de apenas 132 km de longitud y 50 km de anchura que se encuentra en el océano Índico y ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad. ¿Qué tiene de peculiar? Que por haber estado mucho tiempo aislada, se han desarrollado en ella especies muy peculiares que no pueden encontrarse en ningún otro lugar.

Todo en esta isla es único, empezando por el idioma (el socotrí) que hablan sus aproximadamente 40 mil habitantes. Sin embargo, lo que sin duda llama más la atención es su inusual flora y su fauna.

[También puede interesarte: 10 lugares que parecen salidos de otro planeta pero están en la Tierra]


El "árbol sangre de dragón" es la más famosa de las plantas de la isla, por su extraña forma y su savia de color rojo.

 La isla de Socotra cuenta con 700 especies de flora únicas en el mundo y otras tantas de fauna salvaje que la hacen el lugar más anómalo de todo el mundo. Algunos la llaman “La Galápagos del Índico”, ya que al igual las islas Galápagos del Pacífico, Socotra se ha mantenido aislada del resto del mundo por mucho tiempo y esto ha llevado al desarrollo de formas de vida únicas.

¿Dónde queda Socotra?

Socotra se encuentra a unos 350 km al sureste de Yemen, país al que pertenece, y está frente a frente con las costas del Cuerno de África, el lugar donde se cree que se originó la especie humana. Se trata sin duda de un lugar singular e increíble que debe ser protegido.

Entre las especies más extrañas que existen allí, se encuentran  “el árbol de sangre de dragón” (Dracaena cinnabari), que tiene savia roja como la sangre y cuya forma recuerda a un paraguas, o el “árbol pepino” (Dendrosicyos socotrana), que puebla los acantilados y colinas.

[Podría interesarte: Esta isla japonesa tiene un oscuro pasado y está relacionado con los conejos]

Por si fuera poco, las playas son cristalinas, la temperatura del agua ronda los 25 grados y la arena es blanca. Por desgracia, no todo es perfecto en este pequeño Edén del océano Índico.

Las playas son paradisíacas, cristalinas y con una temperatura muy agradable.

Los cerca de 40 mil habitantes subsisten principalmente de la pesca, la agricultura y la ganadería. Sin embargo, la presencia de las cabras, una especie introducida a la isla por su valor comercial, representa un riesgo para la vegetación ya que les permiten pastar libremente por todo el territorio. Además, el cambio climático también se asoma como una posible amenaza para el equilibrio.

[Artículo relacionado: Esta es la isla más peligrosa del mundo en la que poner el pie podría significar la muerte]

Las cabras introducidas artificialmente representan un reto para la vegetación.

Por último, la presencia de turistas se ha intensificado desde 1999, cuando se inauguró un aeropuerto que incrementó el flujo de personas hacia la isla. Los lugareños han tratado durante siglos de vivir en equilibrio con el ambiente de la isla, y muchos temen que estos factores externos podrían debilitar el orden establecido.

[Podría interesarte: Los científicos por fin han resuelto el misterio de la Isla de Pascua]

Los "árboles pepino" también caracterizan a la isla de Socotra.
Los habitantes viven de la pesca, la agricultura y la ganadería.
La fauna de la isla es rica y variada.

A pesar de las amenazas, la isla de Socotra sigue siendo un sitio de ensueño. El problema, claro, es que eso la vuelve muy atractiva para los turistas, que no siempre son todo lo respetuosos que deberían. Solo el tiempo dirá si los programas de ecoturismo y la tradición de los lugareños podrán aguantar el desafío y resistir, como siempre lo han hecho.

Fuente:
Etiquetas: isla socotra
Comentarios