Aprender a hacer compras conscientes

2.0K
Aprender a hacer compras conscientes
2.0K

Aprender a hacer compras conscientes

Compras conscientes

A la hora de hacer las compras muchas veces dudamos: ¿cuánto tiempo aguantará en la heladera? ¿Se puede congelar? ¿Qué propiedades nutricionales tiene esta verdura o aquella fruta? ¿Cuál será la mejor manera de cocinarla?

La alimentación es un proceso complejo que comienza con la elección correcta de los distintos elementos. Para tener una buena idea de cómo hacer una buena compra hay que prestar atención a varios factores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Inicialmente tenemos que considerar las condiciones de higiene del lugar donde compramos: la limpieza del espacio y de los vendedores (es importante observar el uso de guantes, redes para el cabello, manos limpias). Lo siguiente sería elegir los productos más frescos. Algunos consejos a tener en cuenta:

Pescados

No deben emitir un olor fuerte, los ojos y las escamas deben tener brillo y no deben estar expuestos al sol ni a luz fuerte.

Huevos

Es difícil determinar en el momento su frescura. Lo mejor es, al llegar a la casa, sumergirlos en agua. Si se quedan en el fondo, son frescos; si flotan, no.

Frutas y verduras

Siempre es preferible elegir las frutas y verduras de estación. Con las frutas, generalmente mientras más blandas estén, más madurez, por tanto, menor vida útil. Otros factores a tener en cuenta son el brillo y el color; mientras más intenso, mayor frescura y calidad. Es importante también usar el olfato: los productos de calidad tienen un aroma fresco y atractivo.

Panes

Una de las cosas más fundamentales es medir el grado de crocantez; es decir, apretarlo un poco para ver si cruje. Mientras más crujiente, mayor calidad. En el caso de los panes lactales, chequear la fecha de elaboración y vencimiento.

 

frutasAl llegar a casa, lo primero es poner en óptimas condiciones higiénicas los alimentos. Esto significa que después del supermercado es necesario dedicar unos minutos a lavar los alimentos frescos que se hayan comprado (frutas, verduras y huevos específicamente). Lo siguiente es poner cada alimento donde corresponde:

Los productos perecederos –aquellos que tienen una duración estimada de 2 a 30 días, como carnes, lácteos, huevos, frutas y verduras- van a la heladera. Algunas hortalizas y frutas se conservan mejor fuera del frío y en un lugar oscuro a temperatura ambiente, como las batatas, papas, bananas, cebollas y tomates.

El aceite debe guardarse en un espacio oscuro y fresco, ya que de otra manera se contamina de los olores del ambiente y se pudre con mayor rapidez.

Los panes se pueden guardar afuera de la heladera si la idea es consumirlos dentro de los 2 días de su compra aproximadamente; de otra manera, hay que ponerlos en el freezer y descongelarlos en el horno a una temperatura de 70° cuando quieran consumirlos.

Por último, siempre tener en cuenta que las comidas realizadas con productos frescos tienen que consumirse en un plazo bien breve; de otra manera las bacterias comenzarán a aparecer.

 

Comentarios