Aprende un poco más sobre el consumo responsable

Compartir
Aprende un poco más sobre el consumo responsable

embargosalobestia.com" alt="" />

El consumo responsable es un concepto que se viene trabajando en muchos ámbitos desde hace ya algunos años. Mediante este concepto, muchas asociaciones han visto una vía de trabajo en la que se debe luchar por los derechos del medioambiente relacionándolos siempre con la necesidad de consumo que tienen los seres humanos.   Lo que se defiende a través del consumo responsable es que, tanto las grandes corporativas, como las medianas empresas, como los usuarios finales mantengan un consumo que sea responsable, que sean conscientes de los recursos que puede dar el planeta y, hasta que punto se pueden utilizar o explotar.  A raíz del ya instaurado consumismo los seres humanos comenzamos a consumir muchísimos más productos de los necesarios y, sobre todo, de los que el planeta puede producir de forma natural.   Muchas empresas, como embargosalobestia.com han comenzado ya su andadura por el consumo responsable, dotando a sus clientes de los productos que necesitan, pero sin olvidar las limitaciones que tiene la naturaleza para dotarnos de materias primas.

LOS PILARES BÁSICOS DEL CONSUMO RESPONSABLE

El consumo responsable radica su utilidad en cuatro puntos esenciales, que también ayudarán a los usuarios a saber cómo deben comprar.  

1.     El impacto en el medioambiente:
cada producto que compramos en el supermercado tiene un impacto en el medio ambiente que desconocemos: desde su producción como materia prima, hasta su fabricación y su transporte. Incluso el consumo y la gestión de los residuos ha de tenerse en cuenta.  

2.     El papel fundamental de la ecología:
actualmente existen muchísimos estilos de vida relacionados con el consumismo, que producen una huella negativa sobre el medio ambiente. El consumo responsable lucha por su visibilización y concienciación.  

3.     Realizar una “lista blanca”:
conocer qué empresas o productos son de consumo responsable es imprescindible para meterse en este mundo, de ahí la necesidad de crear esa lista blanca.  

4.     La calidad de los productos:
además hay que asegurarse de que los productos que compramos son de calidad, tanto para nosotros como para el medioambiente.

LOS TIPOS DE CONSUMO

El consumo responsable, además de tener su base en los cuatro pilares que antes mencionamos, también cuenta con tres vertientes que ayudan a entender mejor cuáles son los puntos más importantes a tener en cuenta cuando se quiere empezar a tener un consumo responsable.

Consumo ecológico

Relacionado directamente con los productos orgánicos, ecológicos que provienen de la agricultura tradicional o la artesanía. También entran aquí dentro las cuestiones de reciclaje, los segundos usos y la reducción de nuestro consumo y, por tanto, de los residuos que se generan.

Consumo solidario

En este sentido se valoran las condiciones de trabajo de quien elabora los productos y la retribución que percibe por ellos. Es decir, básicamente, el comercio justo.

Consumo ético

El consumo ético sería la valoración de opciones de justas de consumo y de valores solidarios, es decir, el hecho de no basar nuestro consumo simplemente en la necesidades que queremos cubrir.

Comentarios