Anais Peña, como ser buen padre y no morir en el intento

154
Anais Peña, como ser buen padre y no morir en el intento
154

El ser padres resulta una bendición para muchos, pero trae una serie de situaciones que te pueden volver loco

Crianza en la era de las mentes digitalizadas y cambio climático incesante 


Hoy por hoy la crianza de los niños es una tarea cada vez más complicada, la salud es afectada por todos los contaminantes regados por el hombre en la naturaleza niños y adultos hacemos frente a una nueva era y una sociedad naciente con nuevos estímulos pero también con nuevas demandas, la velocidad de las rutinas y las nuevas tecnologías, el uso continuo de tecnología digital, redes social y métodos diferentes de comunicación han dejado de lado y han puesto obsoletos nuestros antiguos métodos de crianza , como resultado cada día más son los niños que son diagnosticados con todo tipo de trastornos de adaptación a la escuela e incluso a la sociedad, es por eso que el equipo de redactores de Anais Peña realiza este interesante artículo.

Esto es una realidad que viene conmocionando los campos de estudio de la piscología y por supuesto a los padres que cada día más acuden en busca de ayuda para tratar de “amoldar” las conductas de los niños a las exigencias de las escuelas que funcionan sobre los sistemas antiguos de educación formulados sobre estilos de aprendizaje que hoy por hoy no se encuentran vigentes. Así mismo en lo que se refiere a la crianza y la conducta de los pequeños en el hogar, nos enfrentamos a una problemática similar, las bases de la crianza que utilizamos suelen estar directamente relacionadas con las que nuestros padres utilizaron en la nuestra, y el resultado es que los efectos de esos métodos no tienen ni tendrán los mismos resultados
Todo esto nos coloca sobre una situación que suele desembocar en angustias que por lo común solo empeora la situación en las que se encuentra la familia con niños en la actualidad.

El aprendizaje de las mentes digitalizadas

Para hacer más sencilla de entender esta perspectiva se hace necesario entender cómo se da el aprendizaje en los niños actuales, en el pasado el pequeño era un objeto pasivo al que se debían introducir contenidos programáticos que eran previamente determinados por una serie de objetivos (tareas a lograr) que eran determinados por los adultos , la idea de una sala con mesas y sillas donde los pequeños permanecíamos sentados y donde un maestro hablaba y escribía sus conocimientos se veía bastante efectivo a la hora de realizar este proceso. Y la gran mayoría de los niños se adaptaba a ello con relativa facilidad el conocimiento entraba por una sola vía y la interacción era limitada (nuestro entorno era así; Tv, teléfono fijo etc.).

Las mentes digitales desde su nacimiento han estado expuestas a otro tipo de aprendizaje la mayoría de los objetos con los que crecen los niños son interactivos y en movimiento, Tablets, computadoras, y otros reciben y envían información desde y hacia los pequeños, el niño pregunta y es respondido y según su respuesta el resultado variará; el aprendizaje se construye en interacción con el niño y no con un pequeño pasivo como en el pasado.

Si entendemos el concepto de interacción entenderemos que el pequeño estará buscando de manera constante una respuesta en el otro quien le enseña, expresando con todas sus capacidades, mentales, lingüísticas y físicas sus deseos para explorar las respuestas e ir modificando los patrones que tiene preconcebidos de las cosas, esta imagen por más que aún lo sigamos intentando no es compatible con un niño callado y sentado, el producto es un niño alerta, inquieto y explorador. Quien actuará en función de sus propias necesidades de aprendizaje y no aceptará información si esta no está explorada a cabalidad, y en oportunidades de cientos de formas distintas.

Por otro lado y no menos importante está también la velocidad con la que los niños hoy en día reciben la información, para poner un sencillo ejemplo, si Ud. tiene una duda con un email, que demora fracciones de segundo en llegar puede resolverlas, antes esto no era así, Ud. debía esperar días e incluso semanas para solventar sus dudas a través de una carta, hoy en día se tiene acceso a canales de información que trasladan la misma casi en el segundo en la que se acontece por lo que los volúmenes de datos a manejar son mayores, y de cambios muy rápido, la adaptación nos sugiere que estas nuevas mentes tienen una capacidad mayor de almacenar en un corto tiempo pero que por ello no son capaces de mantenerse en una sola por periodos largos de tiempo, lo que se le ha llamado déficit de atención.

Así mismo como el niño es un protagonista participante es posible que dadas sus propias necesidades elija retirar atención de un aprendizaje por ejemplo la lectura y colocarla en otra área, quizás matemáticas en donde yacen sus verdaderos intereses, por lo que la edad en la que el niño alcance uno u otro conocimiento u habilidad sobre una tareas, Gatear, hablar, caminar, leer o escribir , está variando y varia de niño a niño sin necesidad que esto implique que el niño esta sufriendo un trastorno que requiere intervención para corregirla.

¿Qué podemos hacer como padres?

Sin duda en una gran polémica nos encontramos los padres de niños provenientes de esta era digital, pues estamos en una época de transición en donde obligatoriamente grandes instituciones como la educación se verán en la obligación de hacer cambios radicales para adaptarse a estas nuevas formas de aprendiza pero eso solo el tiempo y la experiencia deberá marcar las pautas; la idea no es sonar desesperanzador y ningún cambio es malo aunque nos toque llevar las consecuencias de estos primeros años; van aquí algunos consejos si estas pasado por esto actualmente.

1,-Considera el niño como un sujeto de la educación y no como un objeto, en casa planifica actividades en donde él tenga la oportunidad de interactuar con el aprendizaje, no exijas periodos largos de pasividad, él no tiene tiempo ni interés de permanecer sentado.

2. Estimula sus habilidades físicas y motoras permítele participar en actividades lúdicas con el uso de su cuerpo, practicar un deporte, asistir a clases de teatro, explorar.

3.-En la escuela trata de participar en el aula, planifica actividades con el grupo a donde asiste tu hijo, involúcrate en el cambio crea conciencia no pierdas el interés, socializa esta nueva perspectiva. Nada mejor que ser el cambio que desearías sucediera.

4. Haz uso consiente de los medios tecnológicos admite el hecho que ellos han venido a nuestra vida para quedarse y acepta que debemos aprender a usarlos, imparte normas, utilízalos para llegar a los intereses de tus propios hijos.

5. Finalmente siempre responde preguntas, usa ejemplos de la vida real, utiliza objetos planifica experimentos.
Siguiendo estos consejos es posible que vayamos cambiando nuestra manera de mirar los problemas que tienen los niños actuales en las escuelas y obtengamos por seguro mucho mejores resultados. Sobre todo no desesperes recuerda la infancia es un corto periodo de tiempo en el que debemos disfrutar y que como padres solo tendremos pequeños niños por un corto periodo, entonces no te los pierdas disfrútalos mucho.

Volviendo al tema de la naturaleza y recordando que este es un sitio de conciencia con el medio ambiente, queremos invitar a que los niños tengan contacto con la naturaleza desde pequeños 

El contacto directo con la naturaleza en la infancia es realmente importante para el desarrollo de la personalidad de los niños, puesto que les ayuda a convertirse en adultos saludables y conscientes del entorno que les rodea.Actividades lúdicas, deportivas, o de descubrimiento, cualquier actividad en un entorno natural resulta muy estimulante para ellos.La naturaleza saca lo mejor de los niños: en entornos naturales, de montaña o marítimos, están relajados, son felices y se sienten libres para dar rienda suelta a su imaginación y probar mil y un juegos… mientras, los padres también disfrutan.Las experiencias con la naturaleza en la primera infancia aportan además numerosos beneficios. Desde el respeto por el entorno, hasta el incremento de la actividad física o una mejor salud mental y emocional, entender mejor el mundo en el que viven y, sobre todo, afrontar el día a día de una manera más positiva.Las experiencias al aire libre no sólo entretienen a los más pequeños, sino que también les permite hacer ejercicio y socializar con otros niños. Respeto por la naturalezaEl cuidado del entorno y el respeto por la naturaleza y los animales es algo que debe empezar a inculcarse en la más tierna infancia. Esto redundará en adultos más responsables en el futuro y con una mayor conciencia ecológica.Se trata de hablarles del respeto por la vida animal y vegetal, y de demostrarles las grandes sorpresas que se esconden en entornos naturales, como el bosque o el fondo del mar.


El contacto directo con la naturaleza en la infancia es realmente importante para el desarrollo de la personalidad de los niños, puesto que les ayuda a convertirse en adultos saludables y conscientes del entorno que les rodea
Etiquetas: padres, padres e hijos
Comentarios