Amemos a las personas y usemos las cosas, porque al revés nunca funcionan.

Compartir
Amemos a las personas y usemos las cosas, porque al revés nunca funcionan.

Amemos a las personas y usemos las cosas, porque al revés nunca funcionan. 


Existe una forma de hacer el máximo bien que puedas con exactamente sólo lo que necesitás.
Se trata de una forma distinta de vivir. Es vivir de una forma deliberada, es decir, detrás de un propósito, con una intención.

Es la oportunidad de conectarnos con cada acto, con cada decisión presente, que todo tenga un sentido. El resultado de esto, una vida auténtica, conectándonos con quiénes somos, quiénes queremos ser, hacia dónde y cómo vamos, cómo estamos y por qué. 
Es una vida de éxito... pero, ¿qué es una vida de éxito? ¿cuál es la medida del éxito?
El éxito es subjetivo. Cada sujeto puede definir lo que considera éxito para su vida. Sin embargo, probablemente en lo que todxs estaríamos de acuerdo es que éxito es cuando logramos algo, y vivimos ese instante de felicidad antes de que aparezca el deseo por otro algo. 
Bueno, una vida de éxito es vivir cada acción como única, irrepetible, como un objetivo pensado, valorado, planificado. 

Desde un punto de vista material, todo aquello que tengamos, debe tener un propósito bien definido por tenerlo.
Irrumpir el orden inexplicable que invocamos por inercia, teniendo algo por la presión social de que debemos tenerlo, o porque seremos socialmente aceptados si lo tenemos o perteneceremos si y solo si, si lo tenemos, porque sí, por si algún día lo necesito. 

Existe, emerge, y hace tiempo se viene instalando un nuevo paradigma, una filosofía de vida a partir de la cual, tener lo menos posible nos hará más felices, más exitosos, más exclusivos. 
Tener sólo aquello que nos genera placer duradero y sostenido en el tiempo por tenerlo y es, en la misma medida, indispensable en nuestra vida. 
Desprendernos de aquella presión social, del deber tener para alcanzar el estado, soy feliz con lo indispensable. 

El Minimalismo, el Budismo, el Hoponopono se instaurado como invitaciones a vivir una vida de pasión, a que nos demos cuenta de que la vida son instantes y pequeñas cosas. Son lentes que nos permiten ver antes de que nos "pase algo" por lo que debamos darnos cuenta que la vida estaba sucediendo mientras nos estábamos preocupando por una tontería. En este recorrido, las relaciones cobran una nueva importante, porque las relaciones son la prioridad,
Salimos del camino destructivo para caminar por uno donde consumimos pero no excesiva ni compulsivamente, donde amamos en cada instante a cada persona y a cada "cosa". 
Una vida de pasión con lo poco que tenemos.
Y eso sin duda, lleva intrínseca la idea, la implementación y la pasión por la sustentabilidad, en tanto que consumimos sólo aquello que es necesario, reutilizamos lo que tenemos, adquirimos, solo si resultan indispensables, bienes duraderos y que tengan un impacto social y ambiental.

Iniciamos una búsqueda por evitar reproducir las prácticas del paradigma y modo de producción dominante donde las marcas gastan millones en publicidad para que cada uno de nosotros, encasillados en diferentes segmentos, podamos satisfacer el deseo creado a través de las diferentes estrategias de marketing y publicidad, de ser exitosos, lindos, exclusivos y tristemente, felices.


  #compartir y #amarnos






Etiquetas: video, videos
Comentarios