Alimentos enérgicos

1.6K
Alimentos enérgicos
1.6K

Alimentos enérgicos

Muchas veces se asocia el cansancio a causas físicas. Sin embargo, este también puede producirse debido a causas psicológicas: una vida llena de actividades que producen estrés, el no tener el descanso necesario y ser sedentario, sin dudas hacen que el cansancio sea cada vez mayor.

0243

Si a estas situaciones se les suma el hecho de no alimentarte de forma correcta, tu sistema nervioso se verá perjudicado y, sin dudas, no tendrás las energías suficientes para vivir el día a día. Afortunadamente, existe una serie de alimentos que pueden proporcionarte la energía adecuada para sentirte pleno y poder hacer aquellas cosas que últimamente te cuestan tanto.

Alimentos con los que puedes combatir el cansancio

La spirulina: es una excelente fuente de vitaminas, nutrientes, fósforo, magnesio, hierro, etc. Se trata de una microalga que es utilizada por los peces como alimento. Debido a que también brinda proteínas vegetales, es ideal para poder desintoxicar tu organismo, así como también para recuperar tu vitalidad, energía y además para recuperar tu forma física. Si quieres desintoxicar tus riñones, tu hígado y tu intestino, utiliza una cucharadita de café al día de spirulina, con yogur, con tu jugo favorito o simplemente con un vaso de agua. +info

batido-de-spirulina-600x284

La maca: es una muy buena fuente de nutrición. Se trata de una papa andina que posee proteínas y fue utilizada por los nativos de Perú. Estos la empleaban para solucionar problemas relativos a la impotencia y a la esterilidad, aunque también se puede emplear para lograr el fortalecimiento de ancianos y niños.¿Cómo utilizarla? Basta emplear una cucharadita al día y puede consumirse sola, con tu jugo favorito, con yogur y también con sopas.

El germen de trigo: si necesitas consumir más vitamina E, el germen de trigo es ideal. El germen forma parte del grano de trigo que origina una nueva planta, por lo cual posee en sí mismo toda la vitalidad que necesitas. Basta con ingerir una cucharada al día con el yogur que prefieres, en la masa de un rico pan, en un delicioso postre o en sopas.

Levadura_de_Cerveza

La levadura de cerveza alimenticia: es una fuente del complejo vitamínico B, además de otras vitaminas, así como de minerales. Si eres estudiante o tu trabajo requiere la realización de muchas tareas intelectuales, o sufres de ansiedad, depresión o algún trastorno anímico, su consumo te será más que beneficioso. Vale aclarar que este tipo de levadura no es la que se compra en panaderías y supermercados. La tienes que comprar en tiendas dietéticas o en farmacias. Se debe consumir una cucharadita por día en jugos o con la sopa que más te guste.

Los jugos naturales: poseen vitaminas naturales, por lo que son una fuente de nutrientes que se absorben de forma rápida por su estado líquido. Además, al tener muy pocas calorías constituyen una bebida perfecta. Una buena idea es que los puedas incorporar a tus desayunos. Es muy recomendable que los niños se acostumbren a consumirlos desde temprana edad, en lugar de bebidas y refrescos artificiales.

Buffet-de-zumos-naturales-para-una-boda-veraniega

El polen de abejas: es un energizante que posee oligoelementos, vitaminas y aminoácidos. Por lo tanto, además de proporcionarte energía, te ayuda a aumentar tus defensas. También se utiliza para retrasar el envejecimiento, ¡y qué mejor que hacerlo de forma natural! Se debe consumir una cucharadita diaria con yogur, jugos, con miel o, si lo prefieres, sin acompañamiento.

polen2

Otros consejos para sentir más energía:

  • Bebe agua, ya que tus funciones vitales la necesitan.
  • Reduce la cantidad de golosinas y dulces que consumes y remplázalos por frutas de estación, frutos secas, miel y semillas. Verás que con el correr del tiempo te sentirás tan bien que no sentirás la falta de consumir esos productos antinaturales.
  • Consume alimentos con mayor cantidad de fibras como las galletas, fideos y panes integrales te será muy beneficioso.
  • Prefiere la comida casera y natural a los alimentos procesados.
  • Realiza una rutina de ejercicios. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.
  • Intenta llevar una dieta balanceada.

Comentarios