¿Aceite Vegetales o Cremas Humectantes?

Compartir
¿Aceite Vegetales o Cremas Humectantes?

La mayoría de las cremas humectantes usan derivados del petroleo en su composición debido a su bajo costo.

El uso de aceites vegetales para el cuidado de la piel ha tomado gran importancia en los últimos años, las personas son cada vez más conscientes de las propiedades nutritivas que poseen estas sustancias versus los escasos beneficios que encontramos en las tradicionales cremas humectantes. El porqué de esta realidad radica en la composición y origen de ambos productos.


Las cremas humectantes son “diseñadas” en un laboratorio, usando como base glicerina o derivados del petróleo: vaselina (vaseline), parafina (Paraffin) o aceites minerales (Mineral oil). Estos últimos poseen baja afinidad por la piel, pudiendo llegar a obstruir los poros como es el caso de la vaselina. Para mejorar esto los fabricantes mezclan con agua estas sustancias produciendo una emulsión (mezcla transitoria de 2 sustancias) en un complejo procedimiento químico. El resultado final es un producto blanquecino de textura muy ligera y fresca debido al agua que contiene, de allí la falsa sensación de hidratación que provoca… versus un aceite vegetal que también hidrata la piel pero no deja esta sensación de frescura. Como esta mezcla carece de propiedades nutritivas para la piel los fabricantes deben agregar otras sustancias para dar valor al producto sintetizado.

Por el contrario los aceites vegetales son elaborados de manera natural por una planta, como parte de un complejo proceso evolutivo que por lo menos ha demorado 1000 años en su diseño… son bastantes años de experiencia. Estas sustancias se obtienen por presión en frío, generalmente de las semillas de la planta; constituyendo una reserva de energía, vitaminas y antioxidantes para mantener saludables a las semillas, que como recordaremos de nuestras clases de ciencias de educación básica, constituyen los embriones (hijos) de los vegetales. Es por esta razón es que los aceites vegetales son altamente nutritivos y beneficiosos para la piel, uñas y cabello (los beneficios internos no son analizados en este artículo). Además debemos saber que los aceites vegetales no poseen colesterol y al ser de origen vegetal poseen una alta afinidad por la piel, penetrando fácilmente sus capas. De esta forma basta con aplicar una pequeña porción de un aceite vegetal sobre la piel para comenzar a disfrutar de sus propiedades.

Al escoger un aceite vegetal para su uso corporal se debe elegir la máxima calidad que ofrezca el mercado. Como dato siempre debemos elegir aceites vegetales que:

• Provengan de la “Primera Presión” lo que asegura su pureza.

• Se han obtenidos por presión “En Frío, lo que asegura que su composición química no se alteró durante su extracción.

• Provengan de un cultivo orgánico; aunque está pendiente este tema en Chile, lentamente han aparecido productores e importadores que están certificando con calidad orgánica sus productos. Evidentemente estos aceites poseen un valor mas alto.

• Contengan solo aceite de una planta y no sean “mezclas de aceites vegetales”; ya que no sabremos a ciencia cierta que estamos aplicando sobre nuestra piel.

Cualquier aceite vegetal puede ser enriquecido con otros extractos vegetales, vitaminas, aceites esenciales o incluso con otros aceites vegetales para crear un producto cosmético de calidad insuperable. Atrévete a cambiar tu crema a base de petróleo por algo que realmente protegerá, nutrirá y renovara tu piel, haciéndote lucir tu belleza natural.

Recuerda siempre que... Sentirse Bien... Es Esencial.


Los aceites vegetales poseen propiedades desmanchadoras, tonificantes, hidratantes y antioxidantes, entre otras.
Comentarios