Abrazando a la soledad

Compartir
Abrazando a la soledad

Disfrutando de la soledad

¿Por qué me centré en la soledad?

https://buildyouruniverse.wordpress.com/

La soledad, derivada de la palabra “solitude” en Frances antiguo que significa soledad y directamente de la palabra latina “solitudienem” que se refiere al estado de ser o de vivir solo. La soledad es una palabra de ocho letras que asusta a muchas personas y ha sido una de las fuentes más comunes de sufrimiento utilizado como tema principal para películas, canciones de amor y series de drama.

En nuestra sociedad moderna, todo el mundo se esfuerza por huir de la soledad. En la vida cotidiana, estamos constantemente bombardeados con la idea de que estar solo es para los perdedores y lo peor que le puede suceder a cualquiera. La sociedad retrata a la soledad como un sinónimo de tristeza, profunda infelicidad, frustración, un estado incompleto, falta de satisfacción y derrota en la vida. Debido a la enorme exposición a la idea equivocada de lo que es la soledad, crecemos y experimentamos a la vida temiendo a la soledad. Sólo aquellos que se atreven a explorar más allá del concepto de soledad basado en cierto interés pueden abrir sus ojos a una nueva realidad y darse cuenta de lo que realmente es la soledad.Yo fui uno de esos rebeldes que decidieron explorar la soledad a un nivel más profundo. Todo comenzó hace casi 3 años cuando vine a Hong Kong para cursar el doctorado. Antes de venir a tomar el largo viaje desde los Países Bajos a la tierra de Bruce Lee, decidí renunciar al sexo y estar sola mientras estuviera ocupada con mis estudios. Decidí dejar cualquier tipo de relación íntima por 3 simples razones. En primer lugar, quería centrarme completamente en mi desarrollo personal, lo que significa que el sexo y las relaciones, distracciones enormes en mi vida, tuvieron que ser sacados de la ecuación. En segundo lugar, me di cuenta de que nuestra sociedad está rodeada de sexo en todo momento, en todas partes. Parece que todo debe tener algo que ver con el sexo. La vida y las interacciones sociales han sido sexualizadas y objetivadas. Al renunciar al sexo y a las relaciones románticas, quería participar en otra forma de interacción con las personas. No era como si yo tuviera relaciones sexuales con todos los que he interactuado antes. Pero la idea de sexo y amor romántico estaba allí en algún tipo de forma. Noté esta tendencia al prestar atención a mis pensamientos en el momento de la interacción social y quise reajustar mis pensamientos y mi comportamiento para explorar nuevas formas de interacción que no implicaran relaciones sexuales ni románticas a nivel físico, mental o emocional. En tercer lugar, me iba a centrar en mi desarrollo espiritual y la purificación del cuerpo a través de la ausencia de interacción física parecía una buena idea para alcanzar mis metas espirituales.Gracias a mi fuerte compromiso durante casi 3 años, he abrazado a la soledad como una parte esencial de mi vida a través de la cual podría aprender más sobre la esencia de la vida, la verdadera felicidad, la aceptación, el amor propio y las interacciones sociales saludables.

Comprender el fenómeno de la compartimentación de la vida

No hay necesidad de hacer de la vida una serie de compartimentos que todo el mundo debe pasar para tener una vida feliz y plena. Nacimiento, crecimiento, reproducción, muerte. De hecho, no hay forma de escapar del efecto del tiempo. El tiempo que pasa es parte de la ley natural. Sin embargo, nosotros, los seres humanos, hemos hecho de la vida una especie de competencia en la que debemos entrar en todos y cada uno de los compartimientos para ganar. Un compartimento no visitado no sólo significaría falta puntos sino también ser incapaz de ganar la carrera de la vida. Ejemplos de los compartimentos de vida incluyen estar en una relación, casarse siempre que la persona “correcta” haya sido finalmente encontrada y, por supuesto, tener hijos.

La experiencia de vivir en soledad

Es cierto que la naturaleza nos ha proporcionado la oportunidad de encontrar un compañero, reunirse y reproducirse como otras especies en el reino animal. Abrazar la soledad no significa estar en contra de la preservación de la especie porque se ha decidido que estar con un compañero y el acto de reproducción no es una prioridad principal. Aunque la Tierra ya está sobrepoblada, abrazar la soledad no significa que estoy rechazando pasar por esos compartimentos, por ejemplo, tener hijos. Significa que no estoy esperando o buscando desesperadamente un compañero con el objetivo de reproducción tratando de pasar por el compartimento vital que la sociedad ha establecido como parte de la “carrera de la vida”. Piénsalo por un momento. ¿Cómo te sientes al pensar en no pasar por esos compartimentos de vida? ¿Es como si algo faltara en tu vida si no exploras cierto compartimiento? ¿Tu vida estaría completa si no pasas por los compartimientos de vida definidos por la sociedad? ¿Quién nos ha dicho que es un “deber” pasar por esos compartimentos para disfrutar de la vida? ¿Ves mi punto ahora?

El problema no tiene nada que ver con la decisión de pasar por todos los compartimentos o no. La gente tiene el libre albedrío para decidir por sí mismos si quieren encontrar un compañero, casarse y tener hijos. No hay nada de malo en ello. El principal problema es la idea impuesta de que visitar esos compartimentos es una obligación si se quiere tener una experiencia de vida plena. Esa idea impuesta por la sociedad nos deja con miedo de explorar nuevas posibilidades, por ejemplo, la posibilidad de estar solo.Vivir en el miedo es un factor que genera ansiedad y nos limita, es un factor que nos impide disfrutar de la vida y ser felice. Por lo tanto, explorar y abrazar la soledad en su forma más pura puede ser una experiencia liberadora para abrir nuevas puertas para entender y disfrutar la vida, especialmente para entender la necesidad moderna de compartimentar la vida y de cómo liberarse de esa idea.

Presión de familiares y amigos

Estoy a punto de cumplir 35 años de edad y la presión de la familia y amigos para estar con un compañero ha estado allí desde mi que tenía 20 años. En ese momento, parecía tan “natural” estar en busca de un compañero y ponía un gran esfuerzo para no estar sola. A medida que la vida pasaba me enseñado lecciones muy importantes, aprendí sobre el amor propio, la independencia, la libertad y la alegría de la soledad. Aunque comparto mis ideas de estar sola con mi familia y amigos, les cuesta mucho trabajo imaginar una vida sin pareja, sin hijos y aún más, imaginar una vida en soledad. Creo que les es difícil entender la soledad por la fuerte idea impuesta de que la soledad es una etapa negativa en la vida. Fue difícil para mí también y por eso había evitado quedarme sola por mucho tiempo. Sólo cuando decidí estar sola, trabajar en mi desarrollo personal y no entablar ningún tipo de relación romántica fue cuando pude experimentar la soledad y darme cuenta de que la soledad es una parte esencial de la vida. Me di cuenta de que sólo al abrazar la soledad, uno puede experimentar la autoconciencia, el amor, la gratitud, la libertad, la paz y la alegría sin necesidad de algo externo como un compañero. Este fue un gran paso en mi proceso de autodesarrollo. Todo lo que necesitaba para disfrutar de la vida ya estaba allí, dentro de mí y no necesitaba esperar a que nadie viniera a mi vida. No necesitaba esperar a que me propusieran matrimonio, a estar casada o a tener hijos. La necesidad de la búsqueda o la búsqueda eterna de un compañero ya no era esencial. No necesitaba pasar por esos compartimentos de vida para lograr algo en mi vida. Y esto, queridos amigos, ha sido uno de los regalos más hermosos que me dio la vida, y estoy muy agradecida de poder darme cuenta ahora.

El entendimiento que se logra al abrazar la soledad sólo puede lograrse cuando la persona está abierta a ella y está dispuesta a asumir el desafío, dispuesta a atreverse, dispuesta a experimentar. De lo contrario, no hay atajo para la comprensión de la soledad. Incluso hoy, recibo comentarios de familiares y amigos sobre mi decisión de quedarme sola y mi decisión de renuncias al sexo. Algunas personas incluso me han preguntado si soy lesbiana, o feminista, ya que parece que “no necesito un hombre en mi vida”. Pero no es así, para nada. La gente trata de encontrar lo que está mal en mí porque elegí caminar en otra dirección diferente a la que todos están siguiendo. Debe haber algo mal con ella, pueden pensar, y toman algún tiempo para encontrar razones para mi loca idea de estar sola. Alguien muy cercano de mí me dijo “No quieres tener hijos, pero ¿quién va a cuidar de ti cuando seas vieja?”. Yo le respondí: “Yo me ocuparé de mí misma o tomar las medidas apropiadas, para que me puedan cuidar”. Algunas personas incluso me miran, como sintiendo lástima por mí porque estoy “sola”, no tengo un hombre a mi lado. O se sienten mal por mí porque no soy una mujer “completa” ya que no tengo hijos y tal vez no tenga ninguna en el futuro. ¿No se supone que una mujer debe tiene hijos? Claro, como una mujer, estoy biológicamente diseñada para tener hijos. Pero estoy completa, feliz y satisfecha incluso sin tener hijos. Entiendo que la presión de la sociedad y la familia hacia las mujeres para tener hijos puede ser enorme, especialmente en algunas partes del mundo. La presión externa para tener hijos hace que las mujeres tengan miedo de mirar más allá y explorar la soledad. Soy muy afortunada por mudarme fuera de México y vivir en Holanda donde esa presión se mantuvo mínima, para poder explorar más allá.Contrario a esos comentarios, miradas y pensamientos de familiares y amigos hacia mi situación actual, solo puedo decir que nunca he sido más feliz en mi vida. Lágrimas de alegría aparecen en mis ojos simplemente al escribir estas palabras. ¡Nunca he sido más feliz en mi vida! ¡Joder sí!

¿Qué significa realmente abrazar la soledad?

Abrazar la soledad no significa que me niego a compartir mi vida con otra persona. Significa que disfruto completamente de la vida sin la necesidad de un compañero. Significa que soy consciente de mi integridad. No me presiono para esperar a “el compañero perfecto”.

Abrazar la soledad ha cambiado la forma en que interactúo con la gente. Por ejemplo, cada vez que conozco a un chico, no lo veo como un compañero potencial, lo veo como un ser al que me gustaría conocer en un nivel más profundo. También me presento tan honesta y real como sea posible porque no tengo la necesidad de impresionar o atraer a nadie. No necesito conocer gente y explorar a todos en la sala buscando a alguien con quien pudiera compartir mi vida. Al dejar la búsqueda de un compañero fuera de la ecuación en las interacciones sociales, se abre una nueva dimensión. Una dimensión en la cual puedes experimentar la esencia de la otra persona de una manera desinteresada porque no estás buscando obtener algo de esa persona. Estas ahí como testigo, observando y descubriendo el milagro de la vida a través del ser que tienes delante de ti. ¡Es un fenómeno tan hermoso! Experimentar la esencia del otro. Mirarlo a los ojos, escuchar sus palabras y ser capaz de compartir honestamente tus pensamientos con él/ella. Desde que abrazo la soledad, me atrevo a ser abierta con los chicos con los que hablo y decir cosas como “eres un tipo magnífico”, “me encantan tus tatuajes”, “tienes un buen culo” y no me preocupa que el chico pueda pensar que estoy buscando tener sexo o una relación con él. De ningún modo. Por supuesto, parecen un poco confundidos al principio después de escuchar mis palabras, pero eso es normal. No están acostumbrados a esa honestidad desinteresada. Con el tiempo, me conocen un poco más y entienden que mis palabras son honestas y no hay intención oculta detrás de ellas. Puedo decirles que esta forma de interacción social es muy liberadora. ¡¡¡Simplemente me encanta!!!

Por ahora, está claro que abrazo la soledad y no significa que voy a huir una oportunidad de compartir mi vida con un chico. Abrazar la soledad significa que estoy disfrutando de la vida día a día sin esperar ni buscar a un hombre. El enfoque es totalmente diferente. Por un lado, esperar y buscar a un hombre implica estar incompleto, algo falta. Abrazar la soledad significa que estoy perfectamente bien sola, completa y disfrutando de la vida. Si conozco a alguien interesante, un amoroso ser compasivo, que abraza la soledad, que es consciente de sí mismo y entiende la idea del amor verdadero, pueden estar seguros de que considerare compartir mi vida con él. Si la vida pone a un tipo así delante de mí, prestaré atención a eso. Pero si nunca aparece, seguiré disfrutando de mi vida. ¿Ves la diferencia ahora?

La vida es mucho más fácil al abrazar la soledad

Disfrutando sola de una bebida en el cafe de Super Heroes en Kuala Lumpur, Malasia
Muchos problemas en la sociedad surgen debido a la búsqueda de un compañero (infelicidad, frustración, ansiedad, etc.). La gente está deseosa de atraer a “el compañero(a) ideal” para lo cual se visten “bien”, usan maquillaje, muestran lo que tienen, lo que hacen o intentan cualquier cosa en su poder para llamar la atención del sexo opuesto. Una gran cantidad de energía se pone en impresionar y atraer a la gente por lo que no queda mucha energía para disfrutar de la vida. Por el contrario, estamos preocupados por lo que llevamos puesto, lo que decimos y cómo nos comportamos porque no queremos estropear la oportunidad de conseguir un compañero(a). Nos llenamos de pensamientos y fantasías en nuestras cabezas al interactuar con otras personas. Vivimos en una sociedad tan disfuncional en la que queremos encontrar un compañero(a) a toda costa para no quedarnos atrás en la vida, no estar solos, olvidándonos totalmente de nuestra propia esencia. Nos olvidamos de descubrir y experimentar lo que realmente somos. No somos capaces de vivir solos, estar en silencio. Siempre que estamos solos y sentimos nuestra propia presencia, nos asustamos porque no estamos acostumbrados a sentirnos y a escucharnos a nosotros mismos. Nuestras vidas están llenas de distracciones, ideas y comportamientos impuestos por la sociedad que necesitamos poner un montón de esfuerzos para alejarnos de eso y empezar a trabajar en nosotros mismos. Cuando reorientamos la energía que gastamos en perseguir a una persona o en buscar un compañero(a) hacia nosotros mismos, un nuevo mundo será descubierto. El mundo del yo. El mundo de nuestra esencia. El mundo de la ilimitada felicidad, la libertad y la paz.

Cada vez que no logramos llamar la atención de alguien, nos sentimos tristes, frustrados, incluso lloramos. No queremos estar solos. En lugar de disfrutar de nuestra plenitud, pasamos tanto tiempo reafirmando la idea de que no estamos completos, y ese pensamiento trae mucha miseria a nuestras vidas. Presta atención a tus pensamientos y comportamiento. Observa cómo interactúas con la gente. Obsérvate a ti mismo. ¿Qué te motivó a decir algo en una conversación? ¿Qué te hace comportarte de cierta manera? ¿Qué quieres “obtener” de esa persona? ¿Por qué te sientes incompleto?

Te invito a hacer algo de auto-reflexión. Te invito a experimentar la soledad. Busca orientación y ayuda si es necesario, pero darle una oportunidad. ¡No perderás nada, sino ganarás mucho! No tengas miedo. No haga que el miedo te limite a disfrutar de la vida. Eres el amo de tu propia felicidad y tienes amor ilimitado para ser experimentado dentro de ti. Siempre que te asustes por estar en soledad, recuerda que estas condicionado por la sociedad a sentirte así y estás tratando de liberarte, así que es normal tener miedo. Pero no dejes que el miedo te detenga. Enfréntate y extiende tu mano para alcanzar la soledad. Puede tomarte algún tiempo para entender la experiencia. Se paciente. Abrazar la soledad lleva tiempo, pero la experiencia de aprendizaje cambiará tu vida.

No estoy esperando, estoy viviendo
https://buildyouruniverse.wordpress.com/
Escrito por Dalinda Sánchez

Disfrutando sola de una bebida en el Cafe de Super Heroes en Kuala Lumpur, Malasia
Comentarios