9 señales que has estado usando la talla equivocada de sujetador todo este tiempo

Compartir
9 señales que has estado usando la talla equivocada de sujetador todo este tiempo

Seguramente has creído toda tu vida ser cierta talla, solo para enterarte luego que, de hecho, es una más pequeña, o más. No eres la única que se ha encontrado en este problema, es mucho más común de lo que crees.


Algunos de estos indicadores puede que te sean bastante familiares, y puede que te ayuden a (¡por fin!) usar la talla de sujetador perfecta para ti. Cuando la encuentres, te sentirás más cómoda: menos momentos incómodos, más vida útil para cada sujetador que compras, ¡y tal vez hasta menos dolores de espalda! Tómate el tiempo para leer esta información, realmente vale la pena.

Cuando es más grande

Cuando es más grande, usualmente acudes al último gancho para que ajuste mejor, ¿te ha sucedido con frecuencia? Lo más probable es que estés saliendo todos los días con un bra más grande que tus pechos y no lo sabías.

El espacio entre la copa y tu piel

Si te sientes identificada, es porque la copa es la incorrecta, ¿cómo saber si la copa es la adecuada? Pues ésta debe abrazar por completo tu seno sin dejar espacios entre la piel y la orilla.

Las arrugas a través de la blusa

Sales a la calle y tu blusa se ve arruinada por la forma mal acomodada de tu brasier, esto es porque tu bra es mucho más grande y las copas se deforman justo igual que el relleno, arrugándose y haciéndose fláccido.

Los tirantes resbalan de tus hombros

O tal vez dejen marcas dolorosas al quitártelos. Los tirantes deben ser de tu talla, ya que si son de una medida inadecuada el brasier pierde su forma y maltrata tus senos.

Se resbala sin tirantes

Esto probablemente se debe a que la talla de la espalda es mucho mayor a la del sujetador. Busca un bra que se ajuste bien en tu espalda y no te incomode a la hora de usarlo sin tirantes.

El centro no se ajusta a tu piel

El bra está diseñado para que lo que se encuentra en el medio se ajuste al hueso que se encuentra en el centro de tu pecho. Si esto no sucede, no hay duda, cambia de brasier.

No puedes poner los dedos debajo de la cinta

El mejor modo de saber que el bra te queda es metiendo los dedos por debajo de la cinta trasera y no sentir molestia. Si te lastima o te molesta es porque es demasiado pequeño.

Sube cuando levantas los brazos

Incluso si es un poco, y él sube contigo, no es de tu talla. Cambia rápidamente, es necesario.

El broche se sube constantemente por tu espalda

Y debes bajarlo en todo momento. Definitivamente no es tu talla, necesitas uno más grande.

 Entonces ¿cómo saber qué brasier es el correcto?

Para saber qué brasier debes comprar, asegúrate de medir por debajo de los senos, debes hacerlo en pulgadas. Súmale 5 pulgadas y redondea. Ésa es tu talla.

Mide el busto a la altura de los pezones, también en pulgadas. Réstale lo que te obtuviste midiendo debajo de los senos. El resultado es la copa: 1-A; 2-B; 3-C; 4-D; 5-DD.

Talla + Copa = tu bra ideal.

¡Apúntalo!

Fuentes:
Etiquetas: sujetador
Comentarios