8 verdades crudas que solo alguien que te ama te dirá

Compartir
8 verdades crudas que solo alguien que te ama te dirá

En algún punto, todos deseamos vivir en una burbuja. Nos negamos a aceptar ciertas cosas de la vida, porque preferimos creer que todo es color de rosas. 


La ingenuidad puede parecer sinónimo de felicidad, pero la verdad es que la única manera de crecer y evolucionar es aceptar las cosas tal como son y aprender a superarlas. 

Por eso, las personas que más valen la pena son aquellas que tienen el coraje de decirte las cosas como son, y ayudarte a ir para adelante. Estas frases son el tipo de cosas que sólo alguien que de verdad te ama te diría

8 verdades

1. Las personas no piensan tanto en ti

A veces cometemos el error de creer que somos el ombligo del mundo. Decimos "esta  persona hace eso porque me odia", "aquella persona debe estar coqueteando conmigo", "esa otra actúa así porque sabe que me molesta". 

En realidad, la mayoría de la gente sólo actúa por y para sí misma, y no está todos pensando en ti. A veces, decirle a alguien que quieres  que no es tan importante puede doler. Pero es bueno ser consciente de ello, para no seguir detrás de supuestas afrentas personales que no son tales. 

2.  No esperes nada de nadie: todo depende de ti

Depositar en los demás nuestros deseos y decepciones es muy natural. Creemos, ingenuamente, que en algún otro estará una respuesta que estamos buscando. 

Así pues, nos pasamos la vida esperando cosas de los demás, que casi nunca llegan. Pero la verdad es esta: no debes esperar nada de nadie. 

Tu desarrollo personal está en ti, y sólo depende de ti. Aunque parezca duro, entender eso te hará ir por la vida mucho más tranquilo. 

8 verdades

3. Una relación no te va a completar

Ya lo dijimos en el punto anterior: tu felicidad no depende de otro. Esto incluye, también, a la pareja. 

Si tú no logras salir adelante por tus propios medios, y quererte a ti mismo como individuo, ni la pareja más increíble te completará. Es que en realidad, una pareja es una compañía. 

Olvídate de la media naranja. Tú estás completo, sólo debes recordarlo. Entonces podrás disfrutar de la vida de a dos. 

4. Siempre te van a criticar por algo

Deja de intentar quedar bien con todos, pues siempre te van a criticar por algo. No dejes que lo que digan de ti afecte tu comportamiento, ni cambie tus ideales. 

Mantén siempre firmes tus creencias, y haz lo que te haga bien. Mientras no lastimes a nadie, haz lo que te plazca y deja de pensar tanto en "qué dirán". 

Las críticas estarán siempre. Pero puedes elegir si ser feliz o no. 

5. La vida no siempre es justa

La justicia divina, es una cuestión que depende de Dios. Luego, en el mundo, las cosas no siempre son justas. O al menos, no de acuerdo a nuestro criterio. 

No te lamentes, ni intentes buscarle explicación. Mira, mejor, para tu interior y trata de estar en paz con tu propia conciencia. 

8 verdades

6. Lamentarás no pasar más tiempo con tu familia

Las redes sociales, el trabajo, los compromisos... Son muchas de las cosas que consiguen alejarnos de nuestros seres más queridos. Especialmente, solemos dejar a nuestra familia de lado, pensando "ellos siempre van a estar ahí". 

Pero eso no es tan así. El día de mañana tus padres no estarán, tus hijos serán adultos, y habrás lamentado el tiempo que no pasaste a su lado. 

Dedícales más tiempo, usa todo el que tengas para disfrutar a su lado, porque al final, es lo único que te quedará. 

7. No creas ninguna promesa

La confianza es fantástica, y es necesaria. Pero andar creyendo promesas por ahí no te ayudará  a crecer. 

De nuevo, recuerda que la única promesa en la que debes confiar es en la que te hagas a ti mismo. Los demás, pueden cambiar de opinión, pueden traicionarte, y hasta pueden hacerlo sin quererlo. 

No se trata de ser desconfiado; simplemente, de aceptar que los demás tienen su propia manera de ver el mundo, y que tal vez no todos se toman el valor de la palabra, por ejemplo, de la misma manera. 

8. Quejarte no soluciona nada

Tal vez te sientas bien quejándote, pero ¿La verdad? no soluciona nada. 

Al contrario, resulta molesto, y te aleja de tus objetivos. No sólo te verán como un quejica a tu alrededor. Además, eso te quita energía para las cosas que realmente valen la pena. 

Por favor, deja de quejarte y empieza a preocuparte por intentar solucionar algo. Verás cómo tu vida cambia completamente si lo haces. 

Fuente:
Comentarios