8 usos para las cáscaras de huevo

Lu B. por
0
149.8K
8 usos para las cáscaras de huevo
149.8K

Todos sabemos que los huevos están llenos de proteína, vitaminas y minerales, pero son pocos los que conocen todos los usos que se le puede dar a sus cáscaras. Éstas suelen ser arrojadas a la basura al cocinar, lo cual es un desperdicio, porque las cáscaras de huevos tienen muchas aplicaciones en el hogar, especialmente en el jardín.


1. Úsalas como fertilizante

Por su alto contenido de calcio y minerales, las cáscaras de huevo son perfectas para ser utilizadas como fertilizante. Aplástalas y rocíalas dentro de los orificios donde colocarás las semillas. Dos veces al mes, puedes repetir el proceso y colocar algunos trozos más de cáscaras de huevo por encima de la tierra.

También puedes usarlas para fertilizar tus plantas de interiores. Para ello, colócalas en un recipiente con agua y usa este líquido para el riego.

2. Úsalas para plantar tus semillas

Las cáscaras de huevo son excelentes para plantar las semillas hasta que estén listas para ser trasplantadas. No sólo funcionan como una pequeña maceta, sino que también liberan gradualmente calcio y otros nutrientes que ayudan a que la planta se desarrolle.

Toma una cáscara de huevo y enjuágala bien. Hazle un pequeño orificio en la parte de abajo para que el agua pueda drenar. Llénala con tierra y agrega una o dos semillas. Cuando estén listas para ser trasplantadas, rompe la parte de abajo de la cáscara y plántalas junto con ella. 

3. Controla las plagas

Colocar cáscaras de huevo machacadas alrededor de las plantas no sólo sirve para fertilizarlas, sino que también es un ingenioso truco para mantener alejados a los caracoles, los gusanos y las babosas. Esto también ayudará a que los gatos no se acerquen a tus cultivos.

4. Limpia los platos

Las cáscaras de huevo funcionan muy bien como un suave abrasivo. Simplemente debes machacarlas y mezclarlas con un poco de agua jabonosa. Puedes usar esta preparación para limpiar aquellas ollas y sartenes que te dan trabajo lavar.

5. Quita las manchas de té y café de las tazas

Si tus tazas ya no se ven tan blancas, coloca dentro de ellas cáscaras de huevo machacadas y llénalas con agua tibia. Déjalas reposar durante la noche. Al dia siguiente, la mancha debería haber desaparecido.

6. Prepara tu propio suplemento de calcio

Por ser tan ricas en calcio, las cáscaras de huevo pueden ser una alternativa a los suplementos que se venden en las farmacias. Lávalas con agua tibia, hiérvelas para matar las bacterias y muélelas con un molinillo de café o una licuadora hasta hacerlas polvo. Agrega tu suplemento natural en tus comidas y bebidas todos los días.

7. Haz tizas

Este es un proyecto excelente para realizar con niños. Antes de comenzar, lava cinco cáscaras de huevos. Luego, machácalas hasta obtener un polvo. En otro recipiente, mezcla una cucharada de harina con una cucharada de agua bien caliente. Agrega una cucharada del polvo que creaste con las cáscaras de huevo y mezcla hasta obtener una pasta espesa. Para colorear tus tizas, agrega una o dos gotas de colorante. Al terminar, forma bastoncitos con la pasta y deja que se sequen por tres días.

8. Úsalas como un apósito

La membrana que se encuentra dentro de las cáscaras de huevo es perfecta para usar como apósito. Toma un poco de ella, colócala sobre la herida y deja que se endurezca. Además de evitar infecciones, acelerará la cicatrización.

Fuentes:
Comentarios