8 síntomas de apendicitis que no debes ignorar: conocerlos salvará tu vida

Compartir
8 síntomas de apendicitis que no debes ignorar: conocerlos salvará tu vida

El apéndice es un órgano con forma alargada que está conectado directamente al intestino grueso. Si bien en algunos animales tiene una función determinada, en los humanos no cumple ninguna función, pero sí puede inflamarse y dar lugar a una condición bastante dolorosa conocida como apendicitis, que si se complica puede llegar a ser fatal.


Uno de los síntomas tempranos más comunes es el dolor alrededor del ombligo, pero existen otros menos conocidos que al detectarlos a tiempo puedes evitar que suceda lo peor: que tu apéndice estalle y ponga en peligro tu vida. Estos 8 síntomas te ayudarán a reconocer esta condición, que en sí misma no es muy peligrosa, pero al complicarse sí puede serlo.

  • Dolor al toser o realizar movimientos
A medida que pasa el tiempo, el dolor alrededor del ombligo o el abdomen se hará más agudo y te afectará cuando haces movimientos cotidianos.

  • Vómitos
La infección puede causar pus y el cuerpo reacciona tratando de expulsarlo. El vómito es un acto reflejo que se manifiesta en situaciones como esta.

El vómito inexplicable puede ser un indicador de infección.

  • Estreñimiento
Poco a poco empieza a afectar tus procesos metabólicos. Los enemas no son recomendables y empeorarán las cosas.

  • Diarrea
También puede ocurrir lo contrario. En caso de diarrea inesperada es necesario mantenerse hidratado y observar si hay o no sangre presente, y acudir a un médico en caso de que la haya.

[Artículo relacionado: Éstos son los órganos y mecanismos de tu cuerpo que en realidad no necesitas]

  • Inapetencia
Tu cuerpo se sentirá enfermo y puede que los otros síntomas te hagan perder el apetito.

  • Fiebre
Es posible que sientas fiebre y en caso de que la condición se complique y ocurra una perforación en tu apéndice, la temperatura aumentará aún más, al igual que tu ritmo cardíaco.

La temperatura aumenta a medida que la apendicitis empeora.

  • Malestar general
Tu cuerpo está enfermo y esto se manifestará como cansancio generalizado. Si es el único síntoma que presentas, no necesariamente es causado apendicitis, pero una combinación de malestar con otros síntomas comunes puede ser definitiva.

  • Retención de gases
Esto suele ir de la mano con el estreñimiento y puede ser un síntoma de obstrucción intestinal. Este es un síntoma bastante serio y un indicador de que las cosas no están bien.

Ninguno de estos síntomas por separado significa automáticamente que sufres de apendicitis, pero si persisten o, peor aún, aparecen otros nuevos, esto es una señal de que tu cuerpo está pasando por un mal momento y debes acudir a un especialista. Evita la automedicación.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuente:
Etiquetas: salud
Comentarios