8 razones para entender por qué tener una mascota mejora la salud

Compartir
8 razones para entender por qué tener una mascota mejora la salud

Todo aquel que tiene una mascota, sabe la felicidad que le genera verla al volver del trabajo o compartir tiempo con ella en momentos libres. Con sus cariños, lamidas o juegos, siempre nos alegra los días o nos levanta el ánimo cuando estamos tristes. Incluso, no solo nos hacen sentir mejor, sino que también mejoran nuestra salud.


¿Quieres saber cómo? A continuación, Protección Animal Mundial te cuenta los beneficios. Las mascotas:  

1. Mejoran nuestro estado de ánimo

Cuando estamos junto a un perro o un gato, en seguida comenzamos a sentirnos más tranquilos. Su presencia genera cambios en el cuerpo que mejoran nuestro estado de ánimo. Ello se debe a que el cortisol (la hormona del estrés) disminuye y a que la serotonina (la de la felicidad) aumenta.

2. Disminuyen la depresión

Compartir tiempo con un perro o gato permite recuperarse de una depresión, ya que podemos hablar horas seguidas con ellos para descargarnos y compartir nuestros sentimientos, lo que nos trae calma y tranquilidad. Al mismo tiempo, cuidar un animal nos exige abandonar la atención en nosotros mismos para dedicarnos a un otro, de modo que el hecho de tener que sacarlo a pasear, jugar o alimentarlo, nos ayuda a mantenernos activos y ocupados.

3. Nos ayudan a trabajar nuestro estado físico

Tener un perro nos permite hacer ejercicio dado que debemos sacarlo a pasear varias veces al día, especialmente si no tenemos un jardín donde pueda hacer sus necesidades. Caminar unos 15 minutos por la mañana y otros 15 por la noche equivale a una caminata diaria de media hora. Si quieres trabajar aún más tu físico, juega con él a correr la pelota o realiza alguna actividad que requiera agilidad.

4. Bajan los niveles de colesterol

Las personas que tienen una mascota presentan mejores niveles de colesterol y triglicéridos en comparación con quienes no la tienen. No hay una razón exacta para explicarlo, pero posiblemente se deba a que estos individuos se encuentran más activos físicamente.

5. Aumentan nuestra inmunidad              

Cuando los niños crecen rodeados de gatos o perros, las probabilidades de desarrollar alergias son menores. Gracias a la convivencia con animales desde pequeños, los altos niveles de químicos del sistema inmunológico muestran un sistema inmune más fuerte, lo que hará que sean saludables a medida que vayan creciendo.

6. Crean espacios amenos

Muchos terapeutas trabajan con animales debido a que pueden hacer sentir más confortable al paciente. Incluso, alguna reacción que éste tenga con el animal puede expresar lo que hay en su mente. Muchas veces, cuando en una sesión de pareja comienzan las discusiones, el perro se retira para expresarle cómo sus peleas afectan a otros, por ejemplo, a sus hijos.

7. Supera las limitaciones del ADHD
 
Se ha demostrado que cuando un niño con ADHD (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad) trabaja con una mascota o posee alguna, encontrará varios beneficios gracias a la responsabilidad y planificación que ella requiere. Además, las mascotas necesitan jugar, de modo que los niños gastarán más energía. Recordemos también que el vínculo que se genera es incondicional, por lo que también aprenderán sobre la autoestima.

8. Nos motivan a elongar y estirar nuestro cuerpo

Si tienes un gato, observarás cuántas veces se estiran por día. Toma su modelo e impleméntalo en tu rutina. Esto te ayudará a aliviar dolores y sentirte más relajado.

Nota por Jezabel Handel
www.proteccionanimalmundial.org 

Fuentes:
Etiquetas: animales, mascotas, salud
Comentarios