8 preocupaciones comunes que no vale la pena tener, ¡déjalas ir!

Compartir
8 preocupaciones comunes que no vale la pena tener, ¡déjalas ir!

Hay un refrán que dice  "preocuparse es como sentarse en una mecedora, tendrás algo que hacer pero no irás a ningún lado".


Preocuparse por el futuro es una reacción completamente natural a nuestras inseguridades y los momentos difíciles que vivimos día a día, pero lo único que verdaderamente logramos al preocuparnos es paralizarnos.

Estas son 8 de las preocupaciones más comunes, y las razones por las que debes ocupar tu mente en algo mejor.

1. Temor a hablar en público

El temor a hablar en público es muy común, pero la solución es la misma que para todo lo demás: práctica. Si quieres mejorar tu oratoria en público, busca recursos en línea, mira videos de charlas TED sobre el tema, grábate exponiendo un argumento,  y por supuesto, haz un esfuerzo por hablar en pública cuando haya la oportunidad.

Miedo a ser tú mismo

El miedo a la intimidad personal y emocional es muy común, está presente en muchas personas. Algunos sienten que si alguien se acerca demasiado y descubre nuestro “verdadero yo”, lo encontrará desagradable y quedaremos solos. Practicar el amor propio y el auto mejoramiento es la mejor manera de vencer este miedo.

“Nunca tendré mi trabajo soñado”

Muchas creen que es mejor nunca internarlo por miedo al fracaso, pero no ven que el verdadero fracaso es nunca haber dado el primer paso hacia sus sueños. Hacer lo que amamos es una responsabilidad que todos tenemos con nosotros mismos.

Seré juzgado por los demás si…

Dices lo que piensas, decides seguir soltero o terminar una relación, no tener hijos o tenerlos, y mucho más. Lo que los demás piensan sobre tu vida tiene muy poco que ver contigo y casi todo que ver con ellos. No podemos pasar la vida pensando que decepcionamos a los demás con nuestras decisiones. Debemos ser fieles a nosotros mismos y vivir a nuestra manera.

El éxito te intimida

Muchas veces le tenemos temor a un ascenso, a comprar una casa o a recibir un bono de trabajo, no solo por la responsabilidad que todo esto implica sino por la reacciones de los demás. Tememos la envidia y el juicio. No pierdas ni un segundo pensando en este asunto, cualquiera que te juzgue o envidie por tu éxito es alguien que no quiere lo mejor para ti. Mantente humilde y auténtico y tus verdaderos seres queridos te apoyarán.

Miedo a dejar tu relación actual

El verdadero miedo debería ser mantenerte en una relación que no te hace ningún bien. En ocasiones como esta, lo mejor es ser honesto con nuestra pareja y con nosotros mismos, entender que estamos mejor por nuestra cuenta. A largo plazo, te sentirás mejor y más libre.

Ese temido próximo paso…

Casi todos sentimos temor por ese siguiente paso de nuestras vidas, ya sea una oportunidad laboral, convertirse en padre, un nuevo emprendimiento. Lo cierto es que a pesar de nuestra formación y confianza, nunca estamos completamente preparados para las experiencias de la vida. Pero es fácil darse cuenta que siempre debemos seguir adelante y como resultado creceremos emocional, personal y laboralmente.

Fuente:
Etiquetas: relajarse
Comentarios