8 personas que están salvando al mundo del ecocidio

Compartir
8 personas que están salvando al mundo del ecocidio

El activismo puede estar tan presente en tu vida como tú quieras. No necesitas dejar todo y predicar la palabra del cambio en cada aspecto de tu vida. Un ejemplo de activistas son los actores de Hollywood, de quienes no se puede negar su influencia en los millones de seguidores que tienen en todo el mundo. Sin duda su tarea es importante, pero hay personas que realmente viven del activismo y cuyo trabajo tiene un impacto directo en la tierra que defienden.  




medio ambiente

El asesinato de estos activistas es una muestra de que las grandes corporaciones y los gobiernos buscan eliminar a esa gente pues su trabajo, además de ser eficaz y ético, convence a otras personas a unirse a la causa.

Son los destructores del medio ambiente los que en sólo 2016 asesinaron a más de 200 activistas ambientales y parece que el número sólo crecerá en 2017.  

Estas son algunas de las personas que realmente están salvando al mundo del ecocidio. Algunas han sido asesinadas, pero eso no implica que su lucha haya terminado, pues han dejado una semilla y otros continúan su tarea.

Berta Cáceres

Berta cáceres

Fue co-fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y ganó el premio Medioambiental Goldman, que es considerado el Premio Nobel del Medioambiente. Luchó en contra del proyecto de Agua Zarca que pretendía construirse en el Río Gualcarque, privando de agua a muchas zonas agrícolas, así como terminando con una tradición indígena con siglos de historia. Tristemente el 3 de marzo del 2016 fue asesinada en su casa en La Esperanza.   

[También puedes leer: Berta Cáceres, una mujer que dio la vida por el planeta y su comunidad]

Isidro Baldenegro

Isisdro

Berta Cáceres se convirtió en una mártir del movimiento en pro del medio ambiente, pero el 15 de enero de este año Baldenegro también lo hizo. Durante toda su vida luchó sin violencia por defender el ecosistema en la Sierra Madre. Se opuso a la explotación maderera e incluso se mantuvo firme ante las amenazas de narcotraficantes y empresas siniestras.  

Fue encarcelado en 2003 y Amnistía Intenacional luchó todo el tiempo a su lado, en 2005 ganó el premio Goldman y cuando su influencia era mayor que nunca, recibió aproximadamente seis impactos de bala mientras se encontraba en el norte de Chihuahua. Sólo dos años atrás el total de activistas por el medio ambiente en México ya contaba con la alarmante cifra de 33 personas.  

Premio Goldman 2017  

Los dos activistas asesinados ganaron durante su vida este premio que se da a seis personas al año. Una por cada región continental: África, Asia, Europa, Oceanía, América del Norte, Central y del Sur. Los siguientes son los ganadores del premio entregado el 24 de abril de este año.

Sin duda su trabajo debe ser difundido, pues en cada región del planeta se lleva una batalla en contra de la impunidad y a favor del planeta que nos necesita más que nunca.   

Rodrigue M. Katembo

Katembo

Documentó sobornos y corrupción para extraer petróleo del Parque Nacional Virunga, mismo sitio en el que lleva décadas defendiendo a los gorilas de los cazadores furtivos. Katembo lucha por distintas trincheras, pero todo es en pro del medio ambiente.   

Prafulla Samantara

Prafulla

Líder de movimientos sociales en la India, llevó una batalle legal por 12 años para salvar los derechos de las tierras indígenas de los dongria kondh, así como aseguró la salvaguardia de las Noyamgiri en contra de una mina de aluminio que buscaba ser explotada.  

Uros Maceri

Uros

Es un agricultor orgánico de Eslovenia que impidió que un horno de cemento incinerara coque de petróleo con desechos industriales peligrosos, lo cuál habría resultado en un grave ecocidio.   

Mark! Lopez

Mark! Lopez

Después de una ardua batalla, el californiano convenció a su gobierno de brindar ayuda para el análisis de plomo y limpieza integral en las casas del este de Los Angeles que por décadas habían sido olvidadas por la infraestructura moderna y dejadas al margen de los desechos de una fundidora de baterías.   

Wendy Bowman

Bowman

La australiana evitó que una empresa minera se quedara con la granja de su familia y defendió a toda la comunidad en Hunter Valley de la contaminación y destrucción ambiental.   

Rodrigo Tot

Rodrigo Tot

En Agua Caliente, Guatemala, Tot logró que el gobierno diera títulos de propiedad a su comunidad para evitar que una minera transnacional destruyera sus terrenos y costumbres para sacar el níquel sobre el que viven.  

Cada año seis personas son galardonadas con el premio Goldman, pero no hay que olvidar a las miles de personas que han dado su vida por luchar para tener un mundo más justo en el que los recursos se cuiden y distribuyan de manera equitativa.

Fuentes:
Comentarios