Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

7 hábitos que están dañando tu salud mental sin que lo sepas

Entérate de cuáles son los hábitos cotidianos que puedes modificar para que tu cerebro funcione mejor y te sientas renovado.

Salud

7 hábitos que están dañando tu salud mental sin que lo sepas

Entérate de cuáles son los hábitos cotidianos que puedes modificar para que tu cerebro funcione mejor y te sientas renovado.

Laura Vidal

04/11/2016

Cuando se habla de salud mental, hay que tener en cuenta que se trata de una combinación de factores psicológicos y biológicos

A veces no reparamos en ello, pero el mal humor, la falta de concentración o el agotamiento mental pueden ser el resultado de algo que está sucediendo en nuestro organismo: una mala alimentación, un descanso insuficiente o incorrecto, o el abuso de sustancias que intoxican el cerebro.

Los siguientes malos hábitos pueden tener, a corto o largo plazo, consecuencias negativas en el cerebro que perjudican la salud mental.

Aprende a reconocerlos y modificarlos:

1. No desayunar

desayuno

Cuando comienzas tus actividades sin haber comido nada, o pasas mucho tiempo desde que te levantas hasta la primera comida, tu cuerpo no recibe el nivel de azúcar y proteínas que necesita en las primeras horas del día. Cuando eso sucede, las células del cerebro se degeneran y eso a largo plazo puede causar un Accidente Cerebro-Vascular (ACV), demencia o Alzheimer.

2. Dormir con la cabeza tapada

cabeza tapada

Cubrirse la cabeza al dormir aumenta la concentración del dióxido de carbono en el cerebro. Eso provoca falta de oxígeno y daña al cerebro.

3. Depender del móvil

adicto al telefono movil

Estar constantemente pendiente de lo que sucede en las redes sociales o de conversaciones con personas que no están bloquea la posibilidad de vivir el presente y de disfrutar. Además, a mediano y largo plazo tus nervios te pasarán la factura.

4. Llevar una mala postura

mala postura

Te sorprendería saber cuánto influye la postura en tus emociones y en cómo te predispones a la vida. Puedes leer la historia de esta mujer de 87 años que cambió su postura y su vida por completo gracias al yoga

5. Mantener relaciones tóxicas

relaciones tóxicas

Rodearse de personas con las que se tiene una relación que no es sana y mantenerlas cerca es una de las cosas que más desgasta las emociones. Aprende a reconocer relaciones tóxicas y cómo soltarlas en este artículo.

6. Forzar el cerebro cuando estás enfermo

enfermedad esfuerzo

La OMS recomienda descansar cuando estamos enfermos o recuperándonos de un problema de salud. Muchas personas creen que solo se trata de un esfuerzo físico, pero esto también significa no realizar esfuerzos intelectuales. Trabajar, estudiar o incluso leer con esfuerzo cuando no te sientes bien es un arma de doble filo, porque puede que quieras hacerlo para ganar tiempo, pero lo perderás luego, cuando el cerebro esté resentido.

7. Escapar de la soledad

solitaria

Por supuesto que el contacto con los amigos y seres queridos es saludable y necesario para todas las personas. Sin embargo, huir de los momentos de soledad o tener miedo de quedarse solo con los propios pensamientos puede significar la evasión de reflexiones necesarias que, si se evitan, terminan repercutiendo de forma negativa en nuestra psicología.

Si descubres que tienes alguno de estos hábitos, no te preocupes: ¡ahora que lo sabes, estás a tiempo de comenzar a cambiarlos hoy mismo!


Otros

Salud

3 acciones diarias que puedes hacer para ayudar a combatir el deterioro ambien..

No todo es un gran esfuerzo. Con muy poco ya puedes ayudar a cambiar las cosas.

Salud

8 hábitos \"asquerosos\" que en realidad te hacen bien

Puede que te miren raro cuando te vean, pero en realidad tienes muy buenas razones para hacerlo.

Entretenimiento

¿Por qué a los seres humanos les atraen los traseros? Hay una explicación y quizás no lo sabías

La atención de muchos a veces se centra en partes específicas del cuerpo humano. Y si alguna vez te habías preguntado por qué atraen los traseros grandes, la ciencia tiene la respuesta.

share