7 de diciembre: El propósito del día para transformar tu vida

¿Alguna vez has visto a los acaparadores que salen en televisión? Son personas con el síndrome de acumulación obsesiva que los obliga a guardar o coleccionar muchas cosas. A veces es gente que llena su casa de periódicos, otros que sólo tienen electrónicos, botellas o cosas por el estilo.

Ellos están clínicamente diagnosticados, pero el resto de las personas tiene un problema de acumulación sutil, que poco tiene que ver con la psicología, se trata de un problema de apego a lo material. El propósito de este día es que dones algunas cosas que tienes. Puede ser ropa, calzado e incluso electrónicos que tienes repetidos, ¿en verdad necesitas tres audífonos?

7 de diciembre: Si no lo usas, regálalo

Estas son las razones por las que regalar lo que ya no usas es una excelente idea.

Los objetos tienen nueva vida

Mucha de la ropa que tienes seguramente no la usas. Tal vez ya la ves desgastada o tienes nuevas prendas que prefieres más y las otras sólo están usando espacio en tu ropero. Aprende a vestir con lo que realmente usas y no dejes que el pensamiento de "es para una emergencia" evite que otro aproveche lo que tú no usas y que sigamos acumulando en el planeta elementos repetidos que nadie utiliza.

Es pensar en grande

Los basureros se llenan de cosas en condiciones estables que podrían ser usadas por unos años más. Tal vez no sientes la necesidad de reparar un sofá y de todos modos, ya tenías pensado comprar una sala nueva, pero esa no es excusa para poner en la calle tu sala y que está contamine más en los basureros. 

Las obras de caridad reciben muebles grandes que mucha gente se lleva a casa y repara con sus propias manos. Incluso le dan una vida más larga de la que tuvieron contigo. 

Excusa para una limpieza general

Este día puedes sacar todo lo que no uses, dejar tu casa como si vivieras de forma minimalista y deshacerte de todo lo que realmente no necesites. Te sorprenderán dos cosas: lo mucho que uno puede acumular con poco tiempo y lo poco que realmente necesitas para ser feliz. Además, cada cosa que dones tendrá un nuevo hogar donde te agradecerán más de lo que esperas. 

Te hace ver más allá

La sensación de donar sangre cuando nadie te lo pidió como un favor es increíble. Estás ayudando a alguien en una situación crítica y realmente no toma mucho tiempo (además después de unas horas te sientes como nuevo). Incluso puedes donar dinero para ayudar en alguna caridad, un refugio para niños o alguna organización no gubernamental donde necesiten a alguien con tu conocimiento. Donal cualquier cosa te hace ver lo mucho que podemos hacer, a pesar de lo pequeños que somos.

Cada día publicaremos un nuevo propósito que te enseñará a ser más sustentable. Son acciones que puedes adoptar por un día, unos meses o toda la vida, pero que ayudarán a que vivas de manera sustentable y sobre todo más feliz.

Fuente:
Etiquetas: