7 cosas que sucederán de inmediato cuando comiences a comer miel a diario

Compartir
7 cosas que sucederán de inmediato cuando comiences a comer miel a diario

La población de abejas a nivel mundial está disminuyendo peligrosamente. Si no hacemos algo al respecto estaremos en graves problemas, pues aunque a algunos les den miedo, las abejas son necesarias para la producción de polen y para mantener el ecosistema que tanto necesitamos para vivir.  


También son las productoras de la miel que hemos aprovechado desde hace más de siete mil años. Se cree que existen 25 mil especies de abejas y que cada colonia tiene entre 30 y 60 mil abejas que en verano llegan a vivir hasta 45 días. Ellas producen uno de los alimentos que rompen la regla de que lo dulce es dañino, pues con 64 calorías por cucharadas, consumir un poco de miel de abeja diario puede cambiar tu vida inmediatamente.  

Estos son los beneficios que traen a tu cuerpo cuando comienzas a consumirla a diario:

miel

Antioxidantes

Parte de las toxinas del cuerpo pueden limpiarse gracias al consumo de miel, por lo que si lo haces de forma regular pronto sentirás los beneficios en tu piel, tu estado de ánimo y hasta en las fotografías que te tomen.  

Perdida de peso  

Todas las cosas que son light se jactan de no tener calorías, pero ganan mucho en azúcar. Sólo piensa en los tés industriales que si bien son deliciosos, no tienen sentido al venderse como algo sano. La miel de abeja, por otro lado, tiene una composición diferente a la de otros endulzantes, y te puede ayudar a acelerar el metabolismo y hacerte perder peso.  

té

Bajo colesterol

Los antioxidantes que contiene la miel de abeja incluso tienen propiedades que reducen la cantidad de colesterol en el cuerpo. Recuerda que el colesterol hace que las arterias reduzcan el flujo de sangre y oxígeno y los antioxidantes de la miel evitan que esas arterias se estrechen.  

Buena memoria  

Esas dulces cucharadas pueden hacerte sentir bien inmediatamente, pero lo sorprendente es que está comprobado que la miel ayuda a combatir el estrés, mejora la protección antioxidante del cuerpo y mejora la memoria.  

comer

Dormir como se debe

El azúcar de la miel incrementa la insulina en la sangre, misma que libera la serotonina responsable de la producción de melatonina. La última tiene una función que todos agradecemos, quedarnos dormidos rápida y profundamente.  

Limpieza estomacal

Un té con miel para curar la garganta y la gripa y una cucharada para limpiar el estomago. Esos remedios de abuela tienen una razón y es que la miel es un antiséptico, por lo que una cucharada puede ayudar mucho a tu intestino al matar bacterias y curar heridas. Recuerda que lo mejor es tomarla con el estomago vacío.  

Una cucharada al día es suficiente para sentir el cambio en poco tiempo, ya sea con el estomago vacío o en un vaso con agua caliente. Lo importante es que tu dieta incluya azúcar “de la buena” que cambiará tu cuerpo y tu estado de ánimo antes de que te des cuenta.

Fuentes:
Comentarios